diente de lecheLos ‘dientes de leche’ como fábrica de células neuronales para el diseño de terapias personalizadas dirigidas a niños que sufren enfermedades raras relacionadas con el sistema nervioso, como pueden ser el autismo, las leucodistrofias o el síndrome de Rett.

Este es uno de los últimos descubrimientos de un grupo de científicos liderados por Salvador Martínez, del Instituto de Neurociencias de Alicante (IN), centro mixto del CSIC y de la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH), que ha observado las posibilidades para la generación de neuronas a partir de las células madre la cresta neural que se hallan dentro de la pulpa dental de los ‘dientes de leche’.

‘El diente de leche nos permite extraer fácilmente células que pueden convertirse en neuronas de los niños que tienen una enfermedad rara.

Es un modelo celular que sirve para conocer mejor los mecanismos de la alteración en un modelo humano, y determinar qué fármacos o tratamientos que pueden mejorar el funcionamiento de estas células, y por lo tanto mejorar la función cerebral en estas enfermedades’, ha explicado a EFE Martínez.

Una de las grandes ventajas de los dientes de leche es que estos llegan a los investigadores cuando son desechados por la naturaleza de forma natural, en el cambio de las piezas antes de la adolescencia, es decir mediante un proceso ‘nada invasivo’.

Las células se extraen de forma sencilla y son utilizables ‘in vitro’ (en cultivos celulares) evitando la penosa opción alternativa de una biopsia de tejido subcutáneo en pacientes muy jóvenes, según el científico, que lleva unos cinco años en esta investigación y quien ha incidido en que ‘los dientes de leche son una fuente para un modelo celular de neuronas fácilmente obtenible y manejable’.

De esta forma, los científicos pueden trabajar y crear neuronas humanas con la enfermedad para estudiar y operar con ellas en placas de cultivo y, de una forma relativamente fácil y barata, avanzar en una terapia celular específica para cada caso.

El objetivo es descubrir los mecanismos que subyacen a estas enfermedades genéticas que van asociadas a un gran proceso de neurodegeneración y que están asociadas a la discapacidad intelectual para, a continuación, probar nuevas soluciones. En este trabajo han participado un grupo amplio de investigadores, entre ellos el neuropediatra del hospital de San Juan de Alicante Francisco Carratalá, así como Marta Martínez y Carlos Bueno del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB); y Claudia Pérez, del Instituto de Neurociencias (IN-UMH-CSIC).

Los investigadores se han planteado llevar adelante un proyecto que, con el nombre de ‘Ratoncito Pérez de las enfermedades raras’, consistiría en la creación de un banco de células de dientes de leche con enfermedades raras para facilitar la adquisición de muestras a los investigadores interesados en avanzar en las posibles terapias.

Los ‘dientes de leche’ suelen caerse entre los 5 y 11 años de edad mediante una extracción espontánea y natural, pero para que puedan ser aprovechados para la ciencia es necesario que la familia del menor ya diagnosticado de una enfermedad rara esté prevenido y actúe con rapidez.

De esta forma, deben tratar de evitar que la pieza se seque, para lo cual hay que recogerla en poco tiempo para o bien llevarla al laboratorio en pocas horas o bien conservarla en frío (en la nevera) hasta tres días en una bolsita con la propia saliva del menor.

11 de febrero 2024| Fuente: EFE| Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A

salud bucalLa salud bucal de un paciente puede ser un indicador de su salud y bienestar general. Las investigaciones demuestran que la inflamación crónica de las encías puede estar asociada con otras enfermedades crónicas, como enfermedades coronarias y la diabetes.[1] Además, ciertas bacterias que viven en la boca pueden viajar a través del torrente sanguíneo a otras partes del cuerpo, incluidos el corazón y los pulmones. Las bacterias bucales, incluidos los estreptococos del grupo viridans (viridans group streptococcal, VGS), pueden causar endocarditis infecciosa, una infección del revestimiento interno del corazón o de las válvulas cardíacas.[2] La nueva iniciativa Healthy Smiles, Healthy HeartsTM de la American Heart Association (Asociación Americana del Corazón), desarrollada en colaboración con Delta Dental, tiene como objetivo mejorar la salud integral de los pacientes en todo el país, al ampliar el acceso a una atención médica equitativa e integrada y educando a los pacientes y médicos sobre la conexión entre la salud cardíaca y la salud bucal.

Según la American Heart Association (Asociación Americana del Corazón), la organización sin fines de lucro líder en el mundo dedicada a la salud del corazón y el cerebro para todos, la prevención o detección temprana de enfermedades cardíacas puede generar resultados de salud significativamente mejores. A través de la iniciativa Healthy Smiles, Healthy HeartsTM, la Asociación y Delta Dental involucrarán a médicos de la salud bucal para crear e implementar un nuevo estándar de atención para los exámenes de salud del corazón en el consultorio del dentista, mediante la realización de exámenes de presión arterial y derivaciones a atención primaria si fuera necesario. La iniciativa también educará a los profesionales de la salud y a los pacientes sobre la relación entre la salud del corazón y la salud bucal, al tiempo que enfatizará en la importancia del equipo de atención integrada del paciente para mejorar su salud y bienestar totales.

«Los profesionales de la salud bucal pueden desempeñar un papel fundamental como parte de un equipo de atención de todo el cuerpo para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares», dijeron Joseph C. Wu, M.D., Ph.D., FAHA, Presidente voluntario de la American Heart Association (Asociación Americana del Corazón), Director del Stanford Cardiovascular Institute y Simon H. Stertzer Profesor de Medicina y Radiología en Stanford School of Medicine.»Cuando los dentistas y los médicos de atención primaria trabajan juntos, podemos crear muchos más puntos de acceso para una atención médica integrada y de calidad y educar a nuestros pacientes sobre el impacto de una buena higiene bucal en la salud y el bienestar total».

«Las enfermedades bucales pueden afectar significativamente la salud sistémica, y las rutinas de cuidado bucal preventivo son fundamentales para reducir los riesgos de salud asociados, incluidas las afecciones cardiovasculares», dijo Daniel W. Croley, DMD, Director Dental de Delta Dental.»Nuestra colaboración con la American Heart Association (Asociación Americana del Corazón) marca un paso fundamental hacia el fortalecimiento del acceso a una atención integrada y de calidad y enfatiza el papel de las visitas al dentista como parte de un control de salud holístico que puede ofrecer una detección temprana de enfermedades cardiovasculares y otras afecciones».

Hay más de 134,000 consultorios de dentistas en los Estados Unidos, y aproximadamente 27 millones de pacientes visitan a su dentista cada año, pero no necesariamente a otro médico, como un proveedor de atención primaria.[3] Los dentistas pueden ser un recurso importante para asesorar y examinar a los pacientes para detectar muchas enfermedades crónicas, incluidas la hipertensión y el cáncer bucal, creando una valiosa oportunidad para impulsar la prevención y la detección más temprana en el ámbito de la salud bucal.

Para obtener más información sobre la nueva iniciativa Healthy Smiles, Healthy Hearts TMde la American Heart Association (Asociación Americana del Corazón), desarrollada en colaboración con Delta Dental, visite: Salud bucal | American Heart Association.

Un inquietante hallazgo relacionó la mala higiene dental con la disminución del volumen cerebral y el deterioro cognitivo.

higiene bucalA pesar de limitaciones, el estudio aporta pruebas convincentes de que mantener una buena higiene bucal podría protegernos de enfermedades cerebrales.

Son variadas las razones por las que siempre se nos ha instado a mantener una rutina constante de higiene dental. Ejemplos de esto son la eliminación del aliento matutino desagradable o la prevención de la pérdida de dientes con el paso de los años. Sin embargo, resulta sorprendente considerar que existen motivos aún más serios para mantener una higiene bucal rigurosa. Y es que un reciente estudio ha llegado a la conclusión de que no solamente se trata de cuidar nuestras encías, sino que también el estado de nuestro cerebro podría estar en juego debido a una mala higiene dental.

Así, investigadores japoneses detrás de este estudio, publicado en la revista Neurology, afiliada a la Academia Americana de Neurología, han establecido una correlación entre las enfermedades de las encías y la pérdida de dientes con una disminución en el volumen del hipocampo, una región cerebral fundamental para la memoria y que tiende a deteriorarse en personas que padecen Alzheimer.

Perder dientes sería más beneficioso

Sorprendentemente, los resultados plantean la posibilidad de que, en determinados casos, podría ser más beneficioso perder dientes afectados por enfermedades que amenazan la salud de las encías, con el fin de proteger tanto la integridad de las encías como la del cerebro.

Aun así, los investigadores subrayan que el estudio no establece una conexión directa entre las enfermedades periodontales o la pérdida de dientes y el desarrollo del Alzheimer, sino que ha identificado una asociación entre ellos.

Los científicos encontraron que los cambios en el hipocampo izquierdo del cerebro estaban relacionados con el número de dientes y la extensión de las enfermedades periodontales. Los científicos encontraron que los cambios en el hipocampo izquierdo del cerebro estaban relacionados con el número de dientes y la extensión de las enfermedades periodontales.

«Estos resultados ponen de relieve la importancia de preservar la salud de los dientes y no solo conservarlos», afirma el dentista geriátrico Satoshi Yamaguchi, de la Universidad de Tohoku, en Sendai, Japón.

«La pérdida de dientes y la enfermedad de las encías, que es una inflamación del tejido que rodea los dientes que puede causar la contracción de las encías y el aflojamiento de los dientes, son muy comunes, por lo que la evaluación de un posible vínculo con la demencia es increíblemente importante», agregó Yamaguchi.

De acuerdo con declaraciones de Yamaguchi a Newsweek, estudios anteriores han demostrado que la inflamación periférica crónica puede aumentar el riesgo de demencia y progresar la atrofia del hipocampo, es decir, lo que se traduce en un encogimiento del cerebro. Además, agrega el investigador, se ha planteado la posibilidad de que los microorganismos involucrados en las enfermedades periodontales puedan acceder al cerebro y dañar el tejido nervioso.

El estudio se realizó en una región específica de Japón y contó con la participación de 172 individuos, con un promedio de edad de 67 años y sin problemas de memoria al inicio del estudio. Los participantes fueron sometidos a exámenes dentales, pruebas de memoria y escáneres cerebrales tanto al inicio del estudio como cuatro años después.

Los investigadores evaluaron el número de dientes de cada participante y la presencia de enfermedades de las encías mediante mediciones de la profundidad de sondaje periodontal.

Cambios en el hipocampo izquierdo del cerebro

En resumen, un menor número de dientes y una mayor enfermedad periodontal se asociaron con un encogimiento más rápido del hipocampo izquierdo. Esta relación se manifestó tanto en casos de enfermedad periodontal leve como grave, lo que sugiere que controlar y tratar estas afecciones podría tener un impacto positivo en la salud cerebral.

«Los hallazgos sugieren que conservar los dientes con enfermedad grave de las encías está asociado con la atrofia cerebral. Es crucial controlar la progresión de la enfermedad de las encías mediante visitas periódicas al dentista, y puede ser necesario extraer los dientes con enfermedad grave de las encías y sustituirlos por prótesis adecuadas», aseguró Yamaguchi.

Fuente: DW

Referencia: Satoshi Yamaguchi, Takahisa Murakami, Michihiro Satoh, Takamasa Komiyama, Takashi Ohi, Yoshitada Miyoshi, Kosei Endo, Takako Hiratsuka, Azusa Hara, Yukako Tatsumi, Tomoko Totsune, Kei Asayama, Masahiro Kikuya, Kyoko Nomura, Atsushi Hozawa, Hirohito Metoki, Yutaka Imai, Makoto Watanabe, Takayoshi Ohkubo, Yoshinori Hattori. Associations of Dental Health With the Progression of Hippocampal Atrophy in Community-Dwelling Individuals: The Ohasama Study. Neurology Jul 2023, 10.1212/WNL.0000000000207579; DOI: 10.1212/WNL.0000000000207579

https://n.neurology.org/content/early/2023/07/05/WNL.0000000000207579

 

La bateria «Streptococcus mutans», principal causante de las caries, cambia su material genético según las variaciones dietéticas correspondiente a la historia de la humanidad. Read more

marzo 7, 2023 | admin | Filed under: Estomatología | Etiquetas: , , |

Los organismos requieren de energía para poder desarrollar sus actividades cotidianas, esta energía la consiguen de los alimentos que pueden ser procesados gracias a las herramientas que se encuentran en la boca. Read more

febrero 15, 2023 | Dra. María Elena Reyes González | Filed under: Antropología, Biología, Estomatología, Fisiología, Morfología, Sociología | Etiquetas: , |

En el marco de una investigación que se llevó a cabo en Brasil mediante un seguimiento de 800 niños, se constató que la alimentación prolongada con leche materna se erige como un factor de protección de los dientes. Read more

febrero 11, 2023 | Dra. María Elena Reyes González | Filed under: Epidemiología, Estomatología | Etiquetas: , , |

  • Noticias por fecha

    febrero 2024
    L M X J V S D
    « ene    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    26272829  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración