Imagen: Archivo.Angola redujo en 2023 los fallecidos por malaria y tuberculosis, según informó hoy la ministra de Salud Silvia Lutucuta durante la reunión de la Comisión Nacional de Combate al VIH/Sida y principales enfermedades endémicas.

En el encuentro, presidido por la vicepresidenta, Esperança da Costa, la titular precisó que aun cuando el número de casos de malaria fue superior al año 2022, la mortalidad disminuyó de 12 000 a 9 000.

En esto incidió un mayor acceso de la población a los cuidados de salud, lo cual facilitó el diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno, afirmó la titular.

Lutucuta igualmente actualizó sobre la tuberculosis, que en 2023 redujo tanto el número de personas enfermas como de fallecidos (503) en comparación con el periodo precedente (1 010).

Sobre este particular, destacó la expansión de la red de servicios como parte del Programa Nacional de Control de la Tuberculosis, los cuales actualmente están disponibles en 36 hospitales del país, mientras las 18 provincias tienen capacidad para diagnosticar casos de tuberculosis farmacorresistente.

Angola tiene actualmente 164 municipios y de ellos 155 cuentan con servicios relacionados con la atención a esta enfermedad.

En cuanto a la situación del VIH/Sida, el país tiene una prevalencia del 2,2 por ciento, entre las más bajas del África Austral, ratificó la ministra, que comentó que actualmente unas 310 000 personas conviven con la dolencia.

De forma general, indicadores como la incidencia de nuevos casos, las muertes y las infecciones de madre a hijo disminuyeron en la última década, si bien actualmente se detectan unas 15 000 nuevas infecciones por año.

La titular remarcó que del total de angoleños que viven con VIH/Sida 35 000 son niños entre cero y 14 años de edad, y 190 000 son mujeres.

La Comisión Nacional de Combate al VIH/Sida y principales enfermedades endémicas analizó este lunes la situación epidemiológica de Angola, sus avances, acciones, desafíos y perspectivas.

15 abril 2024|Fuente: Prensa Latina |Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2023. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.|Noticia

abril 17, 2024 | Carlos Alberto Santamaría González | Filed under: Enfermedades Respiratorias, Neumología | Etiquetas: , , |

tuberculosis1Expertos internacionales propusieron incrementar la claridad y coherencia en la clasificación de la tuberculosis para mejorar en la práctica clínica y las políticas sanitarias aplicadas a dicha patología, publicó The Lancet Respiratory Medicine.

Actualmente, la tuberculosis (TB) es la enfermedad infecciosa más mortal del mundo, al generar más de mil millones de muertes en los últimos 200 años, en tanto se estima que cada año se notifican a los sistemas de salud tres millones de casos y más de la mitad de ellos son asintomáticos. Con el fin de lograr un mejor diagnóstico y tratamiento en las primeras etapas de la enfermedad, un equipo internacional, de 64 expertos de 19 países, presentó una nueva forma de clasificar la tuberculosis.

La propuesta, bajo el título Estrategia Fin a la Tuberculosis persigue reemplazar la clasificación vigente en el último medio siglo: tuberculosis activa (que causa enfermedad y potencialmente infecciosa para otros) y latente (infección con la bacteria que causa la tuberculosis M. tuberculosis, sin contagiar a otras personas).

El paradigma binario de esa patología activa versus infección latente ha dado como resultado un tratamiento antibiótico único para todas las enfermedades, pero diseñado, sobre todo, para aquellos con la forma más grave de la enfermedad, lo cual conduce a un sobre tratamiento en personas con tuberculosis subclínica.

De acuerdo con el doctor Hanif Esmail, coautor principal del Instituto de Salud Global de la University College London) y de la Unidad de Ensayos Clínicos del MRC de esa entidad, la propuesta reemplaza el antiguo concepto y ayuda a mejorar el procedimiento para aquellos con tuberculosis en etapa temprana e impulsar los esfuerzos para erradicar la enfermedad, precisó el especialista.

El profesor Rein Houben, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, aseguró que, con la nueva clasificación, habría cuatro estados patológicos: clínico (con síntomas) y subclínico (sin síntomas), y cada uno de ellos se clasifica como infeccioso o no infeccioso.

El quinto estado es la infección por M. tuberculosis que no ha progresado hasta convertirse en una enfermedad, es decir, M. tuberculosis puede estar presente en el cuerpo y vivo, pero no hay signos que sean visibles a simple vista, por ejemplo, mediante imágenes.

Los investigadores observaron que el proceso de la enfermedad no es lineal, sino que las personas pueden fluctuar entre estados infecciosos y no infecciosos, y entre la presencia y ausencia de síntomas.

Argumentaron que actualmente, no existe ninguna prueba para detectar una infección viable por M. tuberculosis, a diferencia de una infección no viable o una infección reciente que ha desaparecido.

Ver artículo:  Coussens AN, Zaidi SM, Allwood BW, Dewan PK, Gray G, Kohli M, et al. Classification of early tuberculosis states to guide research for improved care and prevention: an international Delphi consensus exercise. The Lancet Respiratory Medicine DOI:https://doi.org/10.1016/S2213-2600(24)00028-6

Londres, 27 marzo 2024|Fuente: Prensa Latina| Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Bacteria de la TuberculosisLa tuberculosis constituye hoy la tercera causa de morbilidad y mortalidad en Angola, donde en el año 2023 se registraron más de 68 mil 260 casos de la dolencia, según fuentes delMinisterio de Salud.

La cifra representa una disminución de 984 pacientes en comparación con el 2022, dijo el Secretario de Estado de Salud Pública, Carlos Pinto de Sousa, quien destacó los esfuerzos del Ejecutivo para combatir la epidemia, un importante problema sanitario para el país y el mundo.

En declaraciones la víspera, a propósito de la conmemoración del Día Mundial de la Tuberculosis este 24 de marzo, el directivo remarcó que controlar y eliminar la enfermedad de aquí a 2035 son las principales
prioridades del Gobierno, reseñó el Jornal de Angola.

La lucha contra la tuberculosis es un reto, apuntó y agregó que controlarla es una oportunidad para el desarrollo económico y social, ya que requiere actuar contra la pobreza y las desigualdades sociales. Pinto de Sousa resaltó la labor emprendida en cuanto a la construcción de instituciones de salud, que
permitió el aumento de hospitales de 13 en 2018 a 36 en 2023, y la creación de 289 unidades sanitarias para tratar los casos de tuberculosis, así como laboratorios de baciloscopia en 14 provincias.

Este proceso de ampliación de la red de tratamiento de casos de tuberculosis, que comenzó en 2019, ha
posibilitado la mejoría de los indicadores, señaló, y comentó que las inversiones en infraestructuras y recursos humanos acercaron la atención, potenciaron el diagnóstico precoz y el seguimiento. Uno de los principals problemas que enfrentan actualmente es el abandono del tratamiento por los pacientes, debido a su larga duración, por lo que en los planes del Ministerio se incluye la adopción de un régimen más corto.

El 24 de marzo se celebra el Día Mundial de la Tuberculosis, para recordar el descubrimiento del bacilo llamado mycobacterium tuberculosis por el doctor Robert Koch, en 1882.  ¡Este año para conmemorar la fecha la Organización Mundial de la Salud (OMS) escogió el lema áSí!  áPodemos poner fin a la TB!, con el cual espera transmitir un mensaje de esperanza y que es posible invertir la tendencia de la epidemia mediante un liderazgo de alto nivel, el aumento de las inversiones y una aplicación más rápida de las nuevas recomendaciones de la OMS.

Luanda, 24 marzo 2024|Fuente: Prensa Latina | Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

tuberculosis64Vietnam es uno de los siete países seleccionados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para realizar investigaciones sobre la vacuna contra la tuberculosis (TB) M72, por tener una alta carga de esa enfermedad. La información fue dada a conocer el 21 de marzo por el profesor asociado Nguyen Binh Hoa, director adjunto del Hospital Central del Pulmón y jefe adjunto de la Junta Ejecutiva del Programa Nacional de Tuberculosis.

La OMS ha emitido recomendaciones para promover la vacunación contra esta enfermedad. Hasta la fecha, hay 16 tipos de vacunas contra la tuberculosis que se han estudiado en ensayos clínicos, de los cuales el resultado de la investigación de la vacuna M72 muestra que, con al menos una inyección, este tipo de vacuna ha superado el nivel recomendado por la OMS con alrededor del
50% de protección.

Según el informe de 2023 de la OMS, la tuberculosis sigue siendo la segunda causa de muerte en el mundo entre las enfermedades infecciosas, sólo por detrás de la COVID-19. Vale la pena mencionar que los objetivos globales actuales en el control de la tuberculosis están retrasados. Vietnam ocupa actualmente el puesto 11 entre 30 países del mundo con la mayor carga de tuberculosis y tuberculosis multirresistente.

El país detectó 106 mil 086 pacientes con tuberculosis y registró alrededor de 13 mil muertes relacionadas en 2023.La tasa de tratamiento exitoso se mantiene en un alto nivel de más del 90%. Sin embargo, Binh Hoa señaló que todavía más del 40% de los pacientes con tuberculosis en la comunidad no han sido detectados ni tratados.

Hanoi, 22 marzo 2024|Fuente: VNA | Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

marzo 25, 2024 | gleidishurtado | Filed under: Avances en la Ciencia, infecciones, Investigaciones, Riesgo a la Salud, Salud, Vacuna | Etiquetas: , , , , |

tuberculosis64La directora del Programa Global de Tuberculosis de la OMS, Tereza Kasaeva, ha manifestado que los próximos años son cruciales en la lucha para acabar con esta enfermedad.

La  lucha contra la tuberculosis es una carrera de fondo en la que, aunque parezca paradójico en pleno siglo XXI, queda mucho por hacer”, reivindica el neumólogo Julio Ancochea,  presidente del Comité Científico de la Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad (Red TBS-Stop Epidemias). “Es mejor si la visualizamos como una carrera de relevos: somos un equipo y todos juntos, con nuestro compromiso y solidaridad, lograremos un avance real”, declara el también responsable del Servicio de Neumología del Hospital de La Princesa, en Madrid.

Esa unión de esfuerzos para una acción coordinada y continuada es la que hoy jueves ha reclamado la directora del Programa Global de Tuberculosis de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tereza Kasaeva, en el mensaje dirigido a los miembros de la Red, emitido esta mañana en su 12ª Jornada de Actualización, que se ha celebrado en Madrid.

“La lucha contra la tuberculosis es una carrera de fondo en la que, aunque parezca paradójico en pleno siglo XXI, queda mucho por hacer”, reivindica el neumólogo Julio Ancochea,  presidente del Comité Científico de la Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad (Red TBS-Stop Epidemias). “Es mejor si la visualizamos como una carrera de relevos: somos un equipo y todos juntos, con nuestro compromiso y solidaridad, lograremos un avance real”, declara el también responsable del Servicio de Neumología del Hospital de La Princesa, en Madrid.

Esa unión de esfuerzos para una acción coordinada y continuada es la que hoy jueves ha reclamado la directora del Programa Global de Tuberculosis de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tereza Kasaeva, en el mensaje dirigido a los miembros de la Red, emitido esta mañana en su 12ª Jornada de Actualización, que se ha celebrado en Madrid.

La Red TBS se fundó hace once años por la Organización Médica Colegial, junto a la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR); la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), y la Cruz Roja.

La tuberculosis mata cada día a más de 3.500 personas y enferma a otras 30.000. En 2023, siguiendo con los datos aportados en el encuentro por los miembros de la OMS, la enfermedad recuperó el liderazgo en el nefasto ranking de patología infecciosa más letal, desbancando a la covid-19. También el año pasado, ha explicado Tereza Kasaeva, se registró el mayor número anual de diagnósticos desde que la OMS inició su registro en 1995.

Este es un momento crucial de la lucha para acabar con la tuberculosis: tenemos los compromisos firmes con objetivos específicos identificados por los líderes mundiales en la declaración política de la segunda Reunión de Alto Nivel de Naciones Unidas sobre TB en septiembre de 2023, que han supuesto grandes impulsos para acelerar la respuesta a la tuberculosis”, ha afirmado Tereza Kasaeva, “2024 es un año de acción para asegurar el cumplimiento de estos compromisos y que millones de personas se beneficien de los servicios de atención y prevención de la TB, que pueden salvar vidas”.

Los avances en las técnicas moleculares que ayudan a un diagnóstico más rápido, tanto de la enfermedad, como del perfil de resistencias, y los nuevos fármacos para las multifármacorresistencias que permiten tratamientos orales y más cortos nos dan bastante esperanza a corto plazo para intentar frenar la tuberculosis”, ha reconocido Javier García Pérez, secretario general del Comité Científico de la Red TBS-Stop Epidemias y presidente de NeumoMadrid.

5 claves para que el plan 2023-2027 de laOMS culmine en éxito:

  1. Convertir los compromisos en acciones tangibles. Por ejemplo, llegar al 90% de las personas que necesiten atención y prevención de la TB, usando una prueba rápida recomendada por la OMS como primer método para diagnosticar la TB.
  2. Inversión significativa en recursos, algo “especialmente crítico para salvar brechas y asegurar un acceso equitativo a la atención y prevención, en línea con el objetivo de la OMS de lograr la cobertura sanitaria universal”, ha afirmado Tereza Kasaeva, quien considera necesario invertir en la implementación de opciones de tratamiento preventivo; tratamientos más cortos; diagnóstico molecular rápido; pruebas para la infección por TB y herramientas digitales.
  3. Hacer frente a las desigualdades sanitarias. Las personas con TB se encuentran entre las más marginadas y vulnerables, y tienen dificultades para obtener atención.
  4. Ampliar el acceso a los servicios de cribado y tratamiento preventivo. La directora ha anunciado que el próximo Día Mundial de la Tuberculosis, el 24 de marzo, la OMS hará pública una nueva inversión para ampliar el despliegue en el tratamiento preventivo.
  5. Acciones coordinadas por parte de todos los sectores, también de la comunidad y la sociedad civil. Algo en lo que la Red TBS-Stop Epidemias lleva trabajando desde su creación.

Inseguridad alimentaria

El responsable de la OMS ha argumentado que será la seguridad alimentaria la que marque la clave en el cambio: “La inseguridad alimentaria hace que las personas y las comunidades sean más vulnerables a las enfermedades y a los malos resultados en materia de tratamiento y salud de la tuberculosis, y desencadena fácilmente desplazamientos masivos, lo que hace que las personas sean más vulnerables al desarrollo y la transmisión de la enfermedad, al tiempo que interrumpe el acceso a los servicios de atención de la salud”

Ernesto Jaramillo que apoyan esa argumentación, destaca que “en 2022, uno de cada cinco casos incidentes estimados de tuberculosis podía atribuirse a la desnutrición”.

21 marzo 2024| Fuente: Diario Médico| Tomado de | Medicina| Neumología

Bacteria de la TuberculosisLa Sociedad Española de Epidemiología (SEE)y la Fundación de la Unidad de Investigación en Tuberculosis han alertado este martes de una tendencia al alza en los casos de tuberculosis tras el descenso sostenido de los últimos años. Según ha informado a EFE el epidemiólogo y miembro de la directiva de la SEE, Eduardo Briones, los datos provisionales de 2023 reflejan una subida del 2-3 % respecto a 2022, con una tasa de notificación en España superior a los 8 casos por 100.000 habitantes. ‘No es una tendencia alarmante, pero sí preocupante ya que se trata de una enfermedad que estaba en vías de control y ahora vuelve a remontar’ ha señalado. Briones ha explicado que esta tendencia alcista está ocurriendo con muchas enfermedades infecciosas de transmisión respiratoria: ‘La tuberculosis es una enfermedad con periodos de incubación muy largo, y el parón que se produjo en pandemia hace que ahora haya mayor transmisión’.

Ha añadido que, al tratarse de pocos casos, ya que su incidencia global es baja, ‘la administración sanitaria se olvida del diagnóstico y del control y hay pocos recursos específicos dedicados a esta enfermedad’. En la semana en la que se celebra el Día Mundial contra la Tuberculosis (24 de marzo), la OMS ha presentado este lunes un informe en el que pide más esfuerzos para rebajar la incidencia de una enfermedad que, a nivel mundial, registró en 2022 más de diez millones de casos, y 1,3 millones de muertes. Briones ha informado de que la tuberculosis se transmite ‘igual que la Covid, por vía aérea y, además, es una microbacteria que se queda en el aire durante bastante tiempo por lo que es muy transmisible cuando se comparte un espacio aéreo, un domicilio o zonas cerradas sin ventilación’. Aunque la afectación en niños es pequeña, Briones ha advertido de que la incidencia en menores de 15 años también ha empezado a subir, pese a que llevaba años en un marcado descenso. Y en el caso de los niños, ha explicado que cuando aparecen más casos significa que está habiendo más transmisión.

Este cambio de tendencia, en su opinión, es una llamada de atención a la sociedad para que implemente más recursos para el diagnóstico precoz y el control de los contactos. Sobre la vacuna, Briones ha dicho que solo se usa en situaciones epidémicas y con una incidencia muy alta ya que ‘es poco efectiva y en España no está incluida en el calendario vacunal’. Respecto al tratamiento, Briones ha comentado que muchos de los afectados son personas en situación social de marginalidad (afecta a mucha a gente sin hogar) por lo que se requiere que para los tratamientos que son muy largos (mínimo seis meses) haya una colaboración son los servicios sociales. Y ha recordado que si el paciente abandona el tratamiento puede contagiar e incluso volverse resistente. Por ello hace falta programas de tuberculosis bien engranados y de carácter multidisciplinar, implicando a profesionales de diferentes áreas.
Madrid, 19 marzo 2024|Fuente: EFE | Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

  • Noticias por fecha

    mayo 2024
    L M X J V S D
    « abr    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración