medula1El tratamiento de las lesiones de la médula espinal se ha limitado, durante mucho tiempo, a cirugía, cuidados de apoyo, y fisioterapia. Ahora, novedosas investigaciones comienzan a constatar el potencial que la terapia celular puede aportar a los pacientes afectados.

La médula espinal tiene una capacidad limitada para reparar sus células o producir otras nuevas. Los pacientes que sufren lesiones de la medula espinal suelen experimentar la mayor parte de su recuperación en los primeros seis a 12 meses después de que ocurren las lesiones, sin embargo, en muchos casos, la mejoría se detiene entre 12 y 24 meses después de la lesión.

Ahora, un estudio de la Clínica Mayo de Rochester (EEUU) ha demostrado que las células madre derivadas de la propia grasa de los pacientes son seguras y pueden mejorar la sensación y el movimiento después de lesiones traumáticas de la médula espinal. Los hallazgos de este trabajo han sido publicados en ´Nature Communications´.

Los participantes en la investigación, con edades comprendidas entre 18 y 65 años tenían lesiones de la médula espinal por accidentes automovilísticos, caídas y otras causas. Seis sufrieron lesiones en el cuello; cuatro tenían lesiones en la espalda.

En el ensayo clínico en fase uno, el equipo de investigación observó que siete de los diez participantes demostraron mejoras según la escala de deterioro de la Asociación Estadounidense de Lesiones Espinal (ASIA). Las mejoras incluyeron una mayor sensación cuando se probó con un pinchazo y un toque ligero, una mayor fuerza en los grupos motores de los músculos y la recuperación de la contracción anal voluntaria, lo que ayuda a la función intestinal.

Este estudio documenta la seguridad y el beneficio potencial de las células madre y la medicina regenerativa», afirmó el Dr. Mohamad Bydon, neurocirujano de Mayo Clinic y primer autor del estudio. «La lesión de la médula espinal es una afección compleja. Investigaciones futuras pueden mostrar si las células madre en combinación con otras terapias podrían ser parte de un nuevo paradigma de tratamiento para mejorar los resultados de los pacientes».

Además de evaluar la seguridad, este ensayo clínico de fase 1 tuvo como resultado secundario evaluar los cambios en la función motora y sensorial. Los autores advirtieron que los resultados motores y sensoriales deben interpretarse con precaución dadas las limitaciones de los ensayos de fase 1. Se están realizando investigaciones adicionales entre un grupo más grande de participantes para evaluar más a fondo los riesgos y beneficios.

En EE. UU., las células madre se utilizan principalmente en investigaciones y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) considera experimental el tratamiento con células madre derivadas de grasa para las lesiones de la médula espinal.

Un próximo paso importante, según los autores de este trabajo es evaluar la efectividad de las terapias con células madre y los subconjuntos de pacientes que se beneficiarían más. La investigación prosigue con un ensayo controlado más amplio que asignará aleatoriamente a los pacientes para recibir el tratamiento con células madre o un placebo sin células madre.

Ver artículo: Bydon M, Qu W, Moinuddin FM, Hunt C, Garlanger KL, Reeves RK, et al. Intrathecal delivery of adipose-derived mesenchymal stem cells in traumatic spinal cord injury: Phase I trial. Nat Commun[Internet].2024[citado 01 abr 2024]. https://doi.org/10.1038/s41467-024-46259-y

01 abril 2024|IMMédico| Tomado de | Noticia

abril 2, 2024 | gleidishurtado | Filed under: Problemas de Salud, Salud | Etiquetas: , , |

celulas madreUn equipo de investigadores de la Universidad de Lausana (Suiza) rastreó el origen de una enigmática población de células TCM de memoria central (TCM, por sus siglas en inglés), que posee propiedades que confieren memoria inmunológica en un modelo animal, resolviendo así un largo debate científico de 18 años.

Estas células TCM, similares a células madre, son fundamentales para la capacidad del sistema inmunológico adaptativo (no innato) de crear recuerdos inmunológicos duraderos. Esta capacidad es crítica para controlar los patógenos en episodios de infección o reexposición, y para desencadenar una rápida movilización de la defensa vital del hospedero.

Aunque son esenciales para la respuesta inmune general, desde su descubrimiento en 2005 estas TCM han estado profundamente envueltas en debates y controversia sobre quiénes son sus precursoras.

El equipo del estudio, que fue publicado recientemente en Science Immunology, constató que las TCM emergieron rápidamente al exponer a los animales de laboratorio a una infección con el virus de la coriomeningitis linfocítica y descubrió, finalmente, que derivaban de las células T CD8 +, conocidas como citotóxicas o asesinas. Estas son fundamentales en la defensa contra patógenos y células cancerosas.

“En respuesta a la infección, las células T CD8 + vírgenes producen un gran conjunto de células efectoras terminales de vida corta que eliminan las células huésped infectadas”, escribieron los autores de la investigación.

“Paralelamente, se forma una población menor de células de memoria central, similares a las células madre, que tienen la capacidad de mantener la inmunidad después de la eliminación del patógeno”, añadieron.

Ver más información: Gomes Silva J, Pais Ferreira D, Dumez A, Wyss T, Veber R, Danilo M,et al. Emergence and fate of stem cell–like Tcf7+ CD8+ T cells during a primary immune response to viral infection.Sci. Immunol[Internet].2023[citado 3 ene 2024].DOI:10.1126/sciimmunol.adh3113

4 ene 2024|Fuente: Cubadebate| Tomado de| Ciencia y Tecnología

enero 4, 2024 | gleidishurtado | Filed under: Ciencia | Etiquetas: , , , , , |

Una investigación revela un prometedor enfoque basado en células madre para corregir la degeneración de las células fotorreceptoras, que subyace a varias formas de deterioro visual y ceguera.

Un estudio preclínico en el que se utilizaron células madre para producir células fotorreceptoras progenitoras -células que detectan la luz en el ojo- y trasplantarlas a modelos experimentales de retina dañada ha dado como resultado una recuperación significativa de la visión. Este hallazgo, realizado por científicos de la Facultad de Medicina Duke-NUS, el Instituto de Investigación Ocular de Singapur y el Instituto Karolinska de Suecia, supone un primer paso hacia la posible recuperación de la visión en enfermedades oculares caracterizadas por la pérdida de fotorreceptores.

«Nuestro laboratorio ha desarrollado un método novedoso que permite producir células progenitoras de fotorreceptores similares a las de los embriones humanos», explica el profesor Tay Hwee Goon, primer autor del estudio del Centro de Investigación de la Visión de la Duke-NUS. «El trasplante de estas células en modelos experimentales ha producido una restauración parcial de la función retiniana».

La degeneración de los fotorreceptores del ojo es una causa importante de disminución de la visión que puede acabar provocando ceguera y para la que actualmente no existe ningún tratamiento eficaz. La degeneración de los fotorreceptores se produce en diversas enfermedades hereditarias de la retina, como la retinosis pigmentaria -una rara enfermedad ocular que descompone las células de la retina con el tiempo y acaba provocando pérdida de visión- y la degeneración macular asociada a la edad, una de las principales causas de discapacidad visual en todo el mundo.

La profesora Tay y su equipo desarrollaron un procedimiento para cultivar células madre embrionarias humanas en presencia de proteínas lamininas purificadas que intervienen en el desarrollo normal de la retina humana. En presencia de lamininas, las células madre podían diferenciarse en células progenitoras fotorreceptoras encargadas de convertir la luz en señales que se envían al cerebro.

Cuando estas células se trasplantaron a retinas dañadas, los modelos preclínicos mostraron una recuperación significativa de la visión. Una prueba diagnóstica llamada electrorretinograma también identificó una recuperación significativa en las retinas a través de la actividad eléctrica de la retina en respuesta a un estímulo luminoso. Las células trasplantadas establecieron conexiones con las células retinianas circundantes y los nervios de la retina interna. Además, sobrevivieron y funcionaron durante muchas semanas tras el trasplante.

Cuando estas células se trasplantaron a retinas dañadas, los modelos preclínicos mostraron una recuperación significativa de la visión. Una prueba diagnóstica llamada electrorretinograma también identificó una recuperación significativa en las retinas a través de la actividad eléctrica de la retina en respuesta a un estímulo luminoso. Las células trasplantadas establecieron conexiones con las células retinianas circundantes y los nervios de la retina interna. Además, sobrevivieron y funcionaron durante muchas semanas tras el trasplante.

De cara al futuro, el equipo espera perfeccionar su método para hacerlo más sencillo y lograr resultados más consistentes que en intentos anteriores de explorar la terapia con células madre para la sustitución de células fotorreceptoras.

«Es emocionante encontrar estos resultados, que sugieren una vía prometedora hacia el uso de células madre para tratar las formas de deterioro visual y ceguera causadas por la pérdida de fotorreceptores», afirma el Dr. Helder Andre, Jefe de Investigación Molecular y Celular del Departamento de Neurociencia Clínica del Instituto Karolinska y autor principal del estudio.

El profesor asociado Enrico Petretto, director del Centro de Biología Computacional de Duke-NUS y responsable del análisis bioinformático del estudio, añadió: «Nuestro método también puede ser útil para comprender las vías moleculares y celulares que impulsan la progresión de la degeneración macular, lo que quizá conduzca al desarrollo de otros enfoques terapéuticos».

El próximo reto para los investigadores es explorar la eficacia de su método en modelos de degeneración de fotorreceptores que se asemejen más a la condición humana.

«Si obtenemos resultados prometedores en nuestros futuros estudios, esperamos pasar a ensayos clínicos con pacientes», afirma el profesor Karl Tryggvason, del Programa de Trastornos Cardiovasculares y Metabólicos de Duke-NUS y autor correspondiente del estudio. «Eso sería un paso importante para poder revertir el daño de la retina y restaurar la visión».

 

Abril 14/2023 (Asia Research News) – Tomado de NewsRoom. Copyright 2004 – 2023 Asia Research News. Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator.

Un grupo de científicos de la Estación Biológica de Doñana-CSIC han aplicado una nueva metodología en quirópteros que abre la puerta a estudiar cómo se comportan las infecciones virales. Los resultados, publicados en la revista Cell, podrían esclarecer las propiedades únicas de estos animales gracias a su respuesta contra el envejecimiento y el cáncer.  Read more

Un estudio científico confirma que no hay rastros de partículas virales en el ‘paciente de Düsseldorf’, un hombre que, tras recibir un trasplante de células madre para tratar una leucemia, interrumpió de forma supervisada el tratamiento antirretroviral contra el VIH y, cuatro años después, se mantiene sin virus en el organismo, según publica Nature Medicine. Read more

El análisis de los telómeros, marcadores de envejecimiento, demuestra que el proceso de deterioro ocurre de forma desigual en distintas partes del cuerpo. según un estudio liderado por la Estación Biológica de Doñana. Read more

febrero 10, 2023 | Dra. María Elena Reyes González | Filed under: Geriatría, Investigaciones, Medicina | Etiquetas: , , |

  • Noticias por fecha

    mayo 2024
    L M X J V S D
    « abr    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración