Imagen: Archivo.En el enfrentamiento contra el hambre en Mesoamérica, la FAO instó desde Panamá a cambiar el concepto de llenar estómagos por nutrir, señala hoy un comunicado de ese organismo internacional.

De acuerdo con el texto, ese fue el objetivo de la visita al istmo de la directora de la División de Alimentación y Nutrición de FAO, Lynnette Neufeld, quien se reunió con diversos equipos de los sectores salud, academia, agencias de Naciones Unidas y profesionales, entre otros.

«No necesitamos llenar estómagos, necesitamos nutrir cuerpos, porque sabemos que hay un costo económico para el país si la gente no está nutrida y eso no se trata solo de un estómago lleno de calorías, eso implica una dieta saludable», remarcó la experta.

La estadía de Neufeld sirvió además para intercambiar conocimientos y fortalecer la discusión en torno a las leyes relacionadas con la seguridad alimentaria y nutricional en la región.

Durante esos encuentros identificaron estrategias intersectoriales y multidisciplinarias para la actualización e implementación efectiva de estas políticas, y se sentaron las bases para que los expertos y tomadores de decisiones de las instituciones especializadas del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) impulsen mejores prácticas y normativas conjuntas.

Neufeld destacó que muchas de las políticas que se necesitan para mejorar los sistemas agroalimentarios para la nutrición coinciden con las que se requieren para detener y mitigar los efectos del cambio climático.

Alabó además que en el pais es prioridad la importancia de mejorar la atención de salud, y eso representa una oportunidad para asegurar que los sistemas agroalimentarios realmente permitan que la gente acceda a una dieta saludable.

Entre otras acciones, muchas de ellas de carácter urgente, según explicaron, sobresalen la promoción y conservación de la biodiversidad, la reducción de las pérdidas y los desperdicios de alimentos, y el fortalecimiento de las políticas de protección de los sistemas alimentarios indígenas.

También alertaron que la región enfrenta un incremento acelerado de sobrepeso, obesidad y de enfermedades no transmisibles asociadas con malos hábitos alimentarios.

13 mayo 2024|Fuente: Prensa Latina |Tomado de |Noticia

mayo 14, 2024 | Carlos Alberto Santamaría González | Filed under: Enfermedades Nutricionales, Nutrición, Pediatría | Etiquetas: , , |

Fuente: Archivo. Los alimentos con vitamina C, ácido fólico y nutrientes con propiedades antiinflamatorias «ayudan a aliviar las reacciones alérgicas», según explica la experta en Medicina General del centro médico MGC Mutua, la doctora Nuria Paredes, con motivo de la llegada de la primavera, y consigo, las etapas de mayor polinización.

Según la doctora Paredes, «las alergias ocurren cuando el sistema inmunitario reacciona de manera exagerada ante una sustancia extraña, como puede ser el polvo, el polen, el veneno de las abejas o el pelo de las mascotas», así como «al ingerir ciertos alimentos, como los cacahuetes, el melocotón, el huevo, etc.».

En concreto, la manzana (con quercetina, un flavonoide que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico), el ajo y la cebolla (con propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y vitaminas que ayudan a prevenir el envejecimiento celular), o el jengibre, son algunos de los alimentos aconsejables para la prevención de alergias.

En este sentido, la experta subraya que «una de las medidas más importantes es cuidar el sistema inmunológico y esto se consigue siguiendo una dieta saludable y equilibrada, rica en alimentos que cuiden, protejan y lo fortalezcan».

«Además, es muy importante realizar ejercicio físico frecuentemente, controlar el nivel de estrés diario y evitar fumar y beber alcohol», añade la doctora Paredes, quien distingue tres tipos de prevención.

PREVENCIÓN PRIMARIA, SECUNDARIA Y TERCIARIA

La experta en Medicina General determina, en primer lugar, la prevención primaria, recomendada a personas sin síntomas alérgicos pero con riesgo para desarrollar alergias, entre los que se encuentran familiares de pacientes con antecedentes de alergia, niños con alguna enfermedad congénita o adquirida, u otros que tienen síntomas de dermatitis atópica, asma y rinoconjuntivitis con estudio de alergia negativo. Al tratarse de pacientes difíciles de identificar, las medidas de prevención serán diferentes para cada caso.

La prevención secundaria, por otro lado, se lleva a cabo en personas con pruebas de alergia positivas, pero que no han experimentado síntomas. Se realiza para evitar que los síntomas se desarrollen y, en el caso de alergia a ciertos alimentos, por ejemplo, es habitual recomendar que el paciente, a pesar de la sensibilización, consuma el alimento si lo está tolerando bien y no le genera ningún síntoma o malestar.

Sin embargo, en materiales como el látex, a pesar de que el paciente lo tolere, no se recomienda exponerse a este material, puesto que es probable que termine desarrollando síntomas.

Por último, la prevención terciaria se realiza en aquellas personas que ya han tenido síntomas alérgicos para evitar que vuelvan a tenerlos o para intentar que sean más leves. Este grupo es el más fácilmente identificable y puede llevarse a cabo evitando el alérgeno y, cuando sea necesario, con un tratamiento farmacológico (medicación preventiva y/o inmunoterapia).

15 abril 2024|Fuente: Europa Press |Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2023. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.|Noticia

abril 16, 2024 | Carlos Alberto Santamaría González | Filed under: Alergia, alergia, Enfermedades Dermatológicas, Enfermedades Inmunológicas, Pediatría | Etiquetas: , , , |

lactancia maternaPuede ser un potencial preventivo de la leucemia linfoblástica aguda (LLA). No obstante, se debe profundizar en los mecanismos biológicos subyacentes.

Se asocia una mayor duración de la lactancia materna exclusiva con un menor riesgo de cáncer infantil, incluida la leucemia linfoblástica aguda (LLA), ¿el cáncer más común en la infancia? La respuesta parece ser sí, según los datos de un último estudio que recoge JAMA.

Trabajos anteriores ya han sugerido que la lactancia materna protege contra los cánceres infantiles, en particular la leucemia linfoblástica aguda (LLA). Sin embargo, la evidencia proviene únicamente de estudios de casos y controles.

En este estudio de cohorte, la duración más prolongada de la lactancia materna exclusiva se ha asociado con un riesgo reducido de LLA-BCP infantil, (leucemia precursora de células B infantiles), «lo que corrobora los resultados de investigaciones previas de casos y controles en este campo. Sin embargo, para informar sobre futuras intervenciones preventivas, las siguientes investigaciones deberían centrarse en los posibles mecanismos biológicos subyacentes a la asociación observada», según la coordinadora del estudio, Signe Holst Søegaard, de la Sociedad Danesa del Cáncer en Copenhague, Dinamarca, y especialista en cáncer infantil y enfermedades infecciosas pediátricas.

Este trabajo ha investigado si la duración de la lactancia materna exclusiva se asocia con el riesgo de desarrollar leucemia linfoblástica aguda y otros cánceres infantiles.  En concreto, los resultados de esta cohorte para LLA-BCP «se alinean con la reducción de aproximadamente un 30% del riesgo de LLA en niños amamantados exclusivamente durante al menos 4 meses frente a los que nunca fueron amamantados, en análisis conjuntos recientes de estudios internacionales de casos y controles que incluyeron a más de 10.000 niños con LLA», explica la coordinadora.

Datos del registro infantil de salud 

En este estudio de cohorte poblacional que incluyó a 309.473 niños daneses, la lactancia materna exclusiva durante al menos 3 meses o más se asoció con un menor riesgo de cánceres hematológicos infantiles, particularmente LLA de precursores de células B, pero no con riesgo de tumores sólidos o del Sistema Nervioso Central (SNC), hecho que, según los autores, sugiere que «una duración más prolongada de la lactancia materna puede ser un factor potencial en la prevención de la LLA de precursores de células B infantil».

Para el análisis se incluyeron todos los niños nacidos en Dinamarca entre enero de 2005 y diciembre de 2018 con información disponible -del Registro Nacional de Salud Infantil de Dinamarca- sobre la duración de la lactancia materna exclusiva.

Se excluyeron niños en los que faltaba información sobre el peso al nacer, edad gestacional, edad y nivel educativo. Tampoco se incluyen niños con síndrome de Down debido a su mayor riesgo de leucemia con una biología distinta.

De los 309.473 niños analizados, 332 niños (el 0,1%) fueron diagnosticados con cáncer en edades comprendidas entre el año y los 14 años, con una edad media de 4 años en el momento del diagnóstico. De estos, 124 (un 37,3%) fueron diagnosticados con cánceres hematológicos (un 65,3% fueron LLA, de los cuales un 91,4% fueron LLA de precursores de células B). Un 13,3% presentaron tumores del SNC, un 24,1% tumores sólidos y un 25,3% presentó otras neoplasias no especificadas.

En comparación con la duración de la lactancia materna exclusiva de menos de 3 meses, la lactancia materna exclusiva durante 3 meses o más se asoció con un menor riesgo de cánceres hematológicos, lo que se atribuyó en gran medida a un menor riesgo de LLA-BCP, pero no con riesgo de tumores del SNC o tumores sólidos.

Mecanismos implicados 

Sobre los mecanismos que establecen la potencial relación entre lactancia materna exclusiva y duradera y LLA infantil, la investigación detalla que los modelos actuales postulan que el desarrollo infantil de LLA-BCP comienza, a menudo, antes del nacimiento, cuando -y por razones desconocidas- un evento genético inicial da lugar a un clon preleucémico (como ETV6-RUNX1 ).

La prevalencia de la preleucemia en los recién nacidos es un aspecto que aún se debate, pero lo más probable es que la LLA-BCP se desarrolle solo en una pequeña proporción de niños nacidos con preleucemia”, explica Holst Søegaard, quien recuerda que durante mucho tiempo se ha especulado que, en estos niños, la transformación maligna de un clon preleucémico en LLA es desencadenada por una respuesta inmune desregulada a las infecciones.

Ver artículo:  Bailey HD. Exploring Exclusive Breastfeeding and Childhood Cancer Using Linked Data. JAMA Netw Open[Internet]. 2024[citado 02 abr 2024];7(3): e243075. doi:10.1001/jamanetworkopen.2024.3075

02 abril 2024| Fuente: Diario Médico| Tomado de | Medicina| Ginecología y Obstetricia

calcio y vitamina dUn análisis de seguimiento de un ensayo clínico aleatorizado, se encontró que el uso de suplementos de calcio y vitamina D entre las mujeres posmenopáusicas se asoció con una disminución del riesgo de mortalidad por cáncer, pero aumentó el riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular (ECV). Este análisis fue publicado en Annals of Internal Medicine.

El mayor ensayo aleatorizado de la suplementación CaD, completado por la Iniciativa de Salud de la Mujer (WHI), examinó los efectos de la suplementación diaria de CaD en los resultados de salud en mujeres posmenopáusicas. Los resultados fueron en gran medida nulos. Sin embargo, la adjudicación de 20 años de eventos y mortalidad en salud en el ensayo WHI CaD, complementada con datos del índice nacional de muerte, proporcionó la oportunidad de actualizar los hallazgos originales y evaluar los riesgos para la salud a más largo plazo.

Investigadores de la Universidad de Arizona llevaron a cabo un análisis post-hoc seguimiento postintervenvention a largo plazo del ensayo WHI de intervención aleatorizada de 7 años de CaD versus placebo para evaluar los resultados de salud a largo plazo entre las mujeres posmenopáusicas. Los investigadores buscaron la incidencia de cáncer, mortalidad específica por enfermedad y de todas las causas, ECV y fractura de cadera por asignación de aleatorización. Los análisis también fueron estratificados en el uso de suplementos personales. Descubrieron que para las mujeres que estaban asignadas al azar para tomar suplementos de CaD tenían un riesgo un 7% menor de morir de cáncer durante un período de unos 22 años en comparación con aquellos que tomaban placebo. Sin embargo, también hubo un riesgo 6% mayor de morir de ECV entre los que tomaron los suplementos. El estudio no encontró ningún efecto general significativo en otras medidas, incluyendo la mortalidad por todas las causas. Los autores señalaron que la incidencia del cáncer parecía depender de si las mujeres ya estaban tomando suplementos antes de que comenzara el estudio y la mortalidad por ECV fuera mayor entre quienes tomaban los suplementos.

Ver artículo: Thomson CA, Aragaki AK, Prentice RL, Stefanick ML, Mansan JE, Wactawski Wende J, et al.  Long-Term Effect of Randomization to Calcium and Vitamin D Supplementation on Health in Older Women. Annals Internal Medicine [Internet]. 2024[citado 12 mar 2024]. https://doi.org/10.7326/M23-2598

11 marzo 2024| Fuente: EurekAlert |Tomado de| Comunicados de prensa

bebisas azucaradas1Las ingestas variaron ampliamente según la región del mundo.

Los datos de las encuestas dietéticas muestran diferencias según la región y la edad, dicen investigadores de la Escuela Friedman de Ciencias y Políticas de Nutrición de la Universidad de Tufts.

Resumen

Las bebidas azucaradas (SSB) están asociadas con enfermedades cardiometabólicas y desigualdades sociales. Para la mayoría de los países, no se dispone de estimaciones ni tendencias de ingesta recientes; ni variación por educación o urbanicidad. Investigamos la ingesta de bebidas azucaradas entre adultos entre 1990 y 2018 en 185 países, estratificada a nivel subnacional por edad, sexo, educación y residencia rural/urbana, utilizando datos de la Base de datos dietética global.

En 2018, la ingesta media mundial de SSB fue de 2,7 (8 oz = 248 gramos) porciones/semana (95 % UI 2,5-2,9) (rango: 0,7 (0,5-1,1) en el sur de Asia a 7,8 (7,1-8,6) en América Latina/ Caribe). La ingesta fue mayor en hombres que en mujeres, en jóvenes frente a mayores, con mayor nivel de educación que en los menos educados y en adultos urbanos frente a rurales. Las variaciones por educación y urbanidad fueron mayores en el África subsahariana. Entre 1990 y 2018, la ingesta de SSB aumentó en +0,37 (+0,29, +0,47), con el mayor aumento en África subsahariana.

Estos hallazgos informan la intervención, la vigilancia y las acciones políticas en todo el mundo, destacando el creciente problema de las bebidas azucaradas para la salud pública en el África subsahariana.

Comentarios

La decisión de consumir una bebida azucarada está fuertemente influenciada por el lugar donde vive, informan los investigadores de la Escuela Friedman de Ciencias y Políticas de Nutrición en un nuevo estudio publicado el 3 de octubre en la revista Nature Communications. Si bien un análisis de la Base de datos dietética global para los años 1990, 2005 y 2018 encontró que el consumo general de bebidas azucaradas aumentó (casi un 16 % en todo el mundo durante el período de 28 años estudiado), la ingesta regional varió ampliamente.

Las bebidas azucaradas son un problema de salud pública porque se han asociado ampliamente con la obesidad y las enfermedades cardiometabólicas, que se encuentran entre las principales causas de muerte y años perdidos por discapacidad a nivel mundial. Muchas directrices nacionales recomiendan limitar los azúcares añadidos a menos del 5 al 10 % de las calorías diarias y, como los refrescos no añaden valor nutricional, algunos países gravan su consumo para ayudar a sus residentes a alcanzar este objetivo.

El estudio es la última instantánea de cómo los adultos en 185 países consumen bebidas azucaradas, específicamente: refrescos, bebidas energéticas, jugos de frutas, ponches, limonadas y aguas frescas que contienen más de 50 calorías por porción (8 onzas). Las ingestas variaron ampliamente según la región del mundo. Por ejemplo, en 2018, la persona promedio consumía 2,7 porciones de bebidas azucaradas por semana, pero esto oscilaba entre 0,7 porciones por semana en el sur de Asia y 7,8 porciones por semana en América Latina y el Caribe.

Se observó que la ingesta global era mayor en hombres que en mujeres y en personas más jóvenes que en personas mayores, pero el papel de la educación y la residencia rural/urbana estuvo más influenciado por la región de origen. El consumo de bebidas azucaradas fue más probable entre los adultos con mayor educación que con menor educación en África subsahariana, el sur de Asia y América Latina y el Caribe, mientras que se observó lo contrario en Medio Oriente y África del Norte. En general, algunas de las ingestas más altas de bebidas azucaradas en el mundo se dieron entre adultos urbanos con alto nivel educativo en África subsahariana (12,4 porciones por semana) y en América Latina y el Caribe (8,5 porciones por semana).

A nivel nacional, los países donde las personas consumieron el mayor número de porciones de bebidas azucaradas por semana fueron México (8,9), Etiopía (7,1), Estados Unidos (4,9) y Nigeria (4,9), en comparación con India, China y Bangladesh (0,2 cada uno).

“Nos sorprendieron las amplias variaciones por regiones del mundo en 2018; que América Latina y el Caribe tuvieron las mayores ingestas en todos los momentos a pesar de una disminución general con el tiempo; y que el África subsahariana tuvo los mayores aumentos en todos los momentos”, dice la primera autora Laura Lara-Castor, candidata a doctorado en el programa de Epidemiología de Nutrición y Ciencia de Datos de la Escuela Friedman. «Estos resultados sugieren que se necesita más trabajo, especialmente en torno a intervenciones exitosas como regulaciones de comercialización, etiquetado de alimentos e impuestos a los refrescos».

La información de la Base de datos dietética global, que agrega cientos de resultados de encuestas sobre lo que come y bebe la gente, también reveló una relación entre las bebidas azucaradas y el estatus socioeconómico. Entre 1990 y 2018, el mayor aumento del consumo se produjo en África subsahariana (+2,99; +81,9 %). Las ingestas aumentaron, luego disminuyeron en los países de altos ingresos y disminuyeron y luego aumentaron en América Latina y el Caribe, y en 2018 ambos regresaron a niveles cercanos a los de 1990. Otras regiones del mundo tuvieron aumentos más modestos y constantes a lo largo del tiempo. Se observaron patrones similares por sexo, edad, educación y área de residencia.

Si bien el estudio no identificó las razones de estas tendencias, los investigadores plantean la hipótesis de que los cambios podrían estar relacionados con la efectividad de las tácticas de marketing dirigidas de la industria alimentaria y de los refrescos, la asociación de las dietas occidentales con un alto estatus, así como el acceso al agua. «Los refrescos pueden llegar a los lugares más lejanos, y en países donde el agua potable es menos accesible, estas bebidas pueden ser a veces lo único disponible para beber», dice Lara-Castor.

«El consumo de bebidas azucaradas ha aumentado en las últimas décadas a pesar de los esfuerzos por disminuir su atractivo», dice Dariush Mozaffarian, cardiólogo y profesor Jean Mayer de Nutrición en la Escuela Friedman. «Algunas poblaciones son especialmente vulnerables y nuestros hallazgos proporcionan evidencia para informar la necesidad y el diseño de políticas nacionales y más específicas para reducir su ingesta en todo el mundo».

Los investigadores dicen que se necesita más trabajo para evaluar la ingesta de bebidas azucaradas en niños y adolescentes, medir el impacto de los impuestos a los refrescos a nivel mundial y comprender mejor las diferencias entre las subpoblaciones de cada país. El equipo también quiere explorar cómo otras bebidas dulces, como la leche, el café y el té, influyen en los hábitos de consumo.

La investigación reportada en este artículo fue apoyada por la Fundación Gates, la Asociación Estadounidense del Corazón y el Consejo Nacional para la Ciencia y la Tecnología en México. La información completa sobre autores, financiadores, metodología y conflictos de intereses está disponible en el artículo publicado.

Mensaje final

En conclusión, nuestras estimaciones de la ingesta de bebidas azucaradas revelan que la ingesta global aumentó un 16 % entre 1990 y 2018, con una gran heterogeneidad por región del mundo y características de la población. Nuestros hallazgos también proporcionan evidencia sobre la ingesta de bebidas azucaradas a nivel nacional y subnacional, las tendencias a lo largo del tiempo y las desigualdades nutricionales relacionadas, lo que ayuda a informar la necesidad y el diseño de políticas y enfoques nacionales y más específicos para reducir la ingesta de bebidas azucaradas en todo el mundo, destacando el creciente problema de las bebidas azucaradas para el público. Salud en el África subsahariana.

Referencia

Lara-Castor L, Micha R, Cudhea F, Miller V, Zhang J, Sharib JR, et al. Sugar-sweetened beverage intakes among adults between 1990 and 2018 in 185 countries. Nat Commun[Internet]. 2023[citado 31 oct 2023]; 14(5957). https://doi.org/10.1038/s41467-023-41269-8

2 noviembre 2023| Fuente: IntraMed |Tomado de Noticias biomédicas

noviembre 1, 2023 | gleidishurtado | Filed under: Edulcorantes | Etiquetas: , , , , |

Un equipo de investigadores de la Universidad de Santiago de Compostela ha descubierto cómo las ceramidas pueden afectar a ciertas áreas del hipotálamo interfiriendo en los mecanismos que regulan la actividad del tejido adiposo pardo. Read more

enero 12, 2023 | Dra. María Elena Reyes González | Filed under: Endocrinología, Endocrinopatías | Etiquetas: , , , , , , |

  • Noticias por fecha

    mayo 2024
    L M X J V S D
    « abr    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración