La bacteria Acinetobacter baumannii suele ser muy resistente a los antibióticos y ocasiona infecciones intrahospitalarias. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) la caracterizó en 2017 como uno de los patógenos hospitalarios más críticos. Ahora, un equipo de científicos de Rosario sugiere que, como en el mito cinematográfico de Drácula, la luz podría funcionar como un arma efectiva para controlarla. Read more

La resistencia a los antibióticos causa 25 000 muertes y pérdidas de 1500 millones de euros (2029 millones de dólares) cada año en Europa, dijeron expertos que participan en Barcelona en el congreso internacional sobre resistencias a tratamientos con antibióticos. Read more

noviembre 18, 2013 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Farmacología, Problemas de Salud | Etiquetas: , , |

Un estudio liderado por la Escuela de Salud Pública de Harvard (HSPH) ofrece una nueva explicación de por qué algunas células de tuberculosis son más difíciles de tratar con antibióticos.

El descubrimiento, que aparece en la última edición de la revista Science (DOI:10.1126/science.1216166), muestra que la manera en que las células de micobacteria se dividen y crecen determina su susceptibilidad al tratamiento con fármacos. Los resultados podrían conducir a nuevas vías de desarrollo de fármacos contra la tuberculosis.

“Hemos encontrado una relación entre los patrones simples e inesperados de crecimiento de las micobacterias, así como su división, y el hecho de que algunas células bacterianas tengan la capacidad de sobrevivir frente a los antibióticos”, explica Bree Aldridge, coautor del estudio.

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa que mata a más de un millón y medio de personas cada año. Es una enfermedad difícil de tratar, a las personas se les receta una combinación de antibióticos que toman diariamente durante nueve meses, un régimen difícil de seguir para los pacientes y de administrar para las enfermeras y los médicos. Incluso después de haber comenzado el tratamiento, parece que algunas de las células infecciosas sobreviven durante largos periodos de tiempo.

Los investigadores de la HSPH, encabezados por Aldridge y la científico visitante Marta Fernández-Suárez, se dispusieron a determinar lo que diferencia a una célula que vive de uno que muere. Diseñaron una cámara única de microfluidos en el que crecieron células de Mycobacterium smegmatis (que se comportan de manera similar a las células de tuberculosis) y filmaron su crecimiento con un sistema de imágenes de células vivas.

Los investigadores pensaron que las células de M. smegmatis se dividen de forma regular en las células hijas de tamaño similar, como hacen otras bacterias como la E. coli. En su lugar, se sorprendieron al encontrar que las células hijas de M. smegmatis fueron increíblemente diversas, con un tamaño y tasas de crecimiento muy variables. Encontraron que esta diversidad se debe a que M. smegmatis crece de una manera inusual, alargando un solo extremo. Cuando una célula madre asimétrica se divide, crea células hijas que son muy diferentes una de otra en aspectos fundamentales, incluidas las propiedades de su crecimiento.

Los investigadores especularon que estas subpoblaciones fisiológicamente distintas de las células se traducen en diferencias en la susceptibilidad a los antibióticos, que apuntan a procesos esenciales para el crecimiento y la división. Para probar esta hipótesis, se trataron las células con diferentes tipos de antibióticos y observaron cómo respondieron las subpoblaciones de células hija.

Los resultados mostraron que células hijas diferentes exhiben diferentes susceptibilidades a los tratamientos, una fuerte evidencia de que las poblaciones de células micobacterianas contienen células inherentemente tolerantes a los antibióticos, y proporciona una importante pieza del rompecabezas de por qué la tuberculosis es una enfermedad tan difícil de tratar.

“Es sorprendente descubrir que las micobacterias difieren de manera tan fundamental de otras bacterias tales como E. coli”, dijo Fortune. “Es fácil suponer que la mayoría de las bacterias trabajan de manera similar. Si bien es cierto a veces, este estudio muestra que especies bacterianas, como la tuberculosis, pueden ser totalmente diferentes la una de la otra y por lo tanto requieren diferentes métodos de tratamiento.”

Los investigadores esperan que estos hallazgos conducen al desarrollo de regímenes de tratamiento en el que los antibióticos se combinan para dirigirse específicamente a las subpoblaciones de células tolerantes.
Diciembre 15/2011 (JANO)

Nota: Los lectores del dominio *sld.cu acceden al texto completo a través de Hinari.

Bree B. Aldridge,Marta Fernandez-Suarez,Danielle Heller,Vijay Ambravaneswaran,Daniel Irimia,Mehmet Toner.Asymmetry and Aging of Mycobacterial Cells Lead to Variable Growth and Antibiotic Susceptibility. Publicado en Science 1216166. 15 Diciembre 2011

diciembre 17, 2011 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Microbiología | Etiquetas: , , |

  • Noticias por fecha

    octubre 2019
    L M X J V S D
    « sep    
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración