Analisis-de-sangre_0Un equipo de investigadores del Hospital del Mar de Barcelona ha confirmado la utilidad de una prueba de sangre para detectar el cáncer de colon, con un rendimiento comparable a las opciones actuales de detección, una nueva forma de detección más sencilla que podría aumentar los cribajes. El estudio, que ha publicado la revista Annals of Oncology, ha analizado 623 muestras de sangre, 318 de personas que se sometieron entre los años 2017 y 2018 a una colonoscopia en el Hospital del Mar después que la prueba de sangre oculta en heces -el test tradicional utilizado en el programa de cribado de cáncer de colon- diese positivo. La prueba de sangre busca ADN procedente del tumor en el colon, analizando tanto las mutaciones del ADN tumoral como las modificaciones de ADN vinculadas con los tumores.

El trabajo revela que su eficiencia es similar a la prueba utilizada en Cataluña en el cribado de cáncer de colon, el test de sangre oculta en heces para el diagnóstico del cáncer colorrectal. Las dos pruebas tienen sensibilidades altas, detectan más del 80% de los casos, algo que los autores del trabajo confían que permitirá incrementar la participación de la población en el programa de cribado de cáncer de colon. ‘Uno de los pilares básicos de cualquier programa de cribado poblacional es lograr una máxima participación’, ha apuntado el jefe del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital del Mar, Xavier Bessa. En estos momentos, el programa de cribado poblacional de cáncer de colon en Cataluña no ha superado el 50% de participación de la población llamada a participar en él. Es la primera vez que se utiliza la técnica de biopsia líquida en este contexto. ‘Queremos ir más allá, queremos ir a buscar el cáncer antes que dé la cara’, ha añadido la autora del estudio y médica adjunta del Hospital del Mar, Joana Vidal.
24 enero 2024| Fuente: EFE| Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A

diureticoAdultos bajo tratamiento con diuréticos tiazídicos para la hipertensión tuvieron más probabilidades de presentar hiponatremia en los 2 años siguientes al inicio del tratamiento que aquellos sin estos fármacos, según informó un nuevo estudio con más de 180 000 personas. Read more

leucemiaLa célula leucémica corrompe la función normal de la cromatina, lo que bloquea la evolución hacia tipos celulares sanos y facilita el crecimiento tumoral, según ‘Nature Genetics’.

Un equipo internacional investigadores del CIMA Universidad de Navarra y de la Universidad de Cambridge ha descrito, por primera vez, los mecanismos de regulación genética que favorecen la evolución de la leucemia.

En este estudio multicéntrico, el más exhaustivo hasta el momento y que publicado en el último Nature Genetics, se han analizado las diferencias que existen en la generación de las células sanguíneas sanas frente a las células sanguíneas leucémicas.

En concreto, han caracterizado los mecanismos de regulación génica que utilizan las células para decidir cuándo y en qué medida un gen se activa o desactiva (expresión génica). Estudiar este proceso es muy importante ya que la regulación génica determina si la identidad que tomarán las células es de célula sana o de célula leucémica.

Usando tecnologías de última generación, los investigadores han desvelado que las células leucémicas corrompen mecanismos clave de regulación génica que determinan la identidad de las células sanas, lo cual bloquea su evolución hacia células sanas maduras y facilita el crecimiento del tumor.

Según el último informe de la Red Española de Registros de Cáncer (Redecan), en 2023 España contará con 6 411 nuevos casos de personas diagnosticadas de leucemia, el segundo cáncer de la sangre más prevalente. Así, este hallazgo abre la puerta al desarrollo de nuevos tratamientos para estos pacientes oncológicos.

Desregulación en el origen de la formación celular

La hematopoyesis comienza en las células madre hematopoyéticas, capaces de generar los distintos tipos de células sanguíneas (glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas). En concreto, es en la cromatina -la mezcla de ADN y proteínas que forman los cromosomas- donde se dan los procesos de regulación genética que dan lugar a la gran variedad de tipos celulares presentes en la sangre. En estos procesos intervienen dos grupos de proteínas llamados factores de la cromatina y factores de transcripción.

Los factores de transcripción marcan los genes específicos que se van a activar en cada tipo celular y los factores de la cromatina regulan la expresión de estos genes mediante cambios en la estructura bioquímica de la cromatina. De esta forma, se determina la identidad de las células sanguíneas. La desregulación de estos procesos desencadena distintos canceres sanguíneos, siendo la leucemia el segundo más frecuente.

Hasta el momento no estaba claro el papel que jugaban los factores de la cromatina en la determinación de la identidad celular. Sin embargo, este equipo de investigación ha demostrado que los factores de cromatina son un elemento crucial en la regulación de la identidad celular.

Para desmembrar esta función, han utilizado tecnologías de última generación de CRISPR y célula única.

A través del uso de tecnología que permite estudiar células individuales, hemos demostrado la complejidad de los procesos que regulan las células, revelando una gran diversidad en la función de factores de cromatina, así como otras funciones compartidas con los factores de transcripción», explican Julen Mendieta y Ainhoa Goñi, primeros autores de estudio e investigadores del Programa de Hemato-Oncología del CIMA, integrado en el Cancer Center Clínica Universidad de Navarra.

Diana ideal y específica

Estudiando los procesos que regulan la identidad celular en la leucemia, este equipo internacional ha revelado cómo las células leucémicas corrompen las funciones normales de los factores de cromatina para bloquear la evolución hacia tipos celulares sanos y facilitar el crecimiento tumoral.

En su análisis han observado que en esta alteración se formaron nuevos complejos de factores de transcripción y factores de cromatina exclusivos de las células leucémicas.

Según señala David Lara Astiaso, investigador del Departamento de Hematología de la Universidad de Cambridge y autor principal de estudio, como estos complejos son específicos de la leucemia y no son necesarios para la hematopoyesis normal, «son una diana ideal para una terapia que pueda desactivarlos sin causar ningún otro daño al paciente, a diferencia de tratamientos actuales como la quimioterapia, con altos niveles de toxicidad».

“Los fármacos epigenéticos están siendo muy útiles en ciertos linfomas y leucemias”

Una leucemia de ‘novo’ es un modelo de leucemogénesis

Nueva técnica para pronosticar la recaída en pacientes con leucemia mieloide aguda

Para el profesor Brian Huntly, director del Departamento de Hematología de la Universidad de Cambridge y codirector del estudio, identificar una nueva vía terapéutica potencial para la leucemia es especialmente importante. «Por ejemplo, en la leucemia mieloide aguda, que es la más común en adultos y muy agresiva, sólo el 15% de las personas diagnosticadas de esta enfermedad sobreviven más de cinco años».

En el desarrollo este estudio multicéntrico también ha colaborado investigadores la Universidad de Salzburgo (Austria) y de la compañía biotecnológica Relation Therapeutics (Reino Unido).

Varios de sus investigadores en España pertenecen al Centro de Investigación Biomédica en Red en Cáncer (CiberONC) y al Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IdiSNA). El proyecto ha contado con la financiación de la Fundación Bancaria «la Caixa», de la Comisión Europea (Marie Skłodowska-Curie Actions) y del Cancer Research UK, Wellcome Trust, entre otras instituciones.

Ver más información:  Lara-Astiaso D, Goñi-Salaverri A, Mendieta-Esteban J, Narayan N, Del Valle C, Gross T, et al. In vivo screening characterizes chromatin factor functions during normal and malignant hematopoiesis. Nat Genet [Internet].2023[citado 10 dic 2023];55, 1542:1554. https://doi.org/10.1038/s41588-023-01471-2

11 diciembre 2023 | Fuente: Diario Médico| Tomado de | Oncología

diciembre 11, 2023 | gleidishurtado | Filed under: cáncer, Genética, Investigaciones, sangre | Etiquetas: , , , , , |

cateterLa incorporación de un equipo de enfermería especializado que asista en la inserción de vías centrales puede reducir el riesgo de los pacientes de desarrollar infecciones del torrente circulatorio debido a la colocación de esas vías.

El informe publicado en la revista American Journal of infection Control, órgano oficial de la Association for Professionals in Infection Control and Epidemiology de EE.UU., describe la exitosa contribución de un equipo de enfermería especializado que ayudó a reducir en un 47 % la proporción de infecciones del torrente circulatorio asociadas a las vías centrales. Las infecciones de los pacientes incluidos en el programa, por lo general, se producían dentro de los siete días siguientes de colocación de las vías.

Las vías centrales, o catéter de acceso venoso central, son alternativas a las vías intravenosas estándar (IVE) utilizadas para pacientes hospitalizados en estado crítico o que precisan de tratamiento a largo plazo. Son procedimientos más invasivos que las vías IVE y se asocian a un riesgo mayor de infecciones en el torrente circulatorio.

Este tipo de infecciones ocasionan solo en Estados Unidos más de 28 000 muertes.

Pese a que las directrices clínicas ofrecen protocolos específicos para asegurar la inserción correcta de una vía central, un estudio de los prestadores de la UNC Health con sede en Chapel Hill, Carolina del Norte, reveló que más del 80% de las inserciones no seguían la totalidad de las prácticas recomendadas.

Decisiones clavesLos especialistas de UNC Health en prevención de infecciones y los directivos del hospital se propusieron mejorar los resultados de los pacientes con la implementación de un equipo de enfermería dedicado a la asistencia en la colocación de vías centrales.

Al equipo profesional se le solicitó corroborar el cumplimiento de una lista de comprobación clínica, observar y habilitar las técnicas de prevención de infecciones, así como también garantizar la disponibilidad de los suministros necesarios para el procedimiento.

Objetivos previstos

Con el propósito de evaluar los resultados, la atención se focalizó en las infecciones del torrente circulatorio que surgieron en la semana subsiguiente a la colocación de la vía, por ser el período que presenta mayor probabilidad de infecciones relacionadas al proceso de inserción.

En los primeros tres años del programa, la proporción de infecciones asociadas a las vías centrales durante el período de una semana, descendió un 47% entre los pacientes que recibieron asistencia en la colocación de las vías por el equipo de enfermería especializado.

Según los autores, a pesar de que estudios anteriores demostraron la eficacia de contar con equipos específicos para llevar a cabo la colocación de las vías centrales, existía escasa información disponible respecto al empleo de equipos de soporte especializados para este procedimiento crucial. Además, aseguraron que la disminución del 47% de las infecciones vinculadas, durante los primeros tres años del equipo, fue notable y ofreció una clara validación para el enfoque.

El estudio de la UNC Health se llevó a cabo entre febrero del 2019 y marzo del 2022. El equipo especializado de 4,5 enfermeras/os  a tiempo completo proporcionó apoyo las 24 horas del día para las vías insertadas junto a las camas de los pacientes adultos hospitalizados.

Los resultados mostraron:

  • Luego de un período de incremento progresivo en el primer año de la iniciativa, el equipo de enfermería asistió de manera rutinaria de 110 a 120 aplicaciones de vías centrales por mes en el segundo y tercer año del programa.
  • Al inicio del programa, un promedio de 60 vías centrales se colocaban cada mes sin que se solicitara asistencia para el equipo especializado. Para el tercer año del programa, ese número había descendido a 44 colocaciones por mes.
  • Durante el período de tres años, la proporción general de infecciones del torrente sanguíneo asociadas a las vías centrales se mantuvo estable en el hospital. Dentro de este contexto, la proporción de tales infecciones entre pacientes cuyas inserciones fueron asistidas por el equipo de enfermería, descendió del 19 % previo a la implementación del programa al 10 % en el tercer año; estas diferencias representan una reducción general del 47 %.
  • El equipo llevó a cabo auditorías de más de 100 vías centrales cada mes y ofreció entrenamiento para el personal de primera línea en el 90% de los casos.

Los investigadores afirman en su artículo que la reducción de las infecciones del torrente circulatorio asociadas a las vías centrales mejora la calidad del cuidado sanitario y salva vidas. Aseguran también que el enfoque innovador descrito revela que la incorporación de personal capacitado para asistir en la colocación de las vías centrales tiene un inmenso potencial para reducir infecciones y prevenir daños.

Ver más información:   Summerlin-Long S, DiBiase L, Padgett M, Mack J, Clark C, Teal L, et al.  A helping hand: The impact of a central line insertion support team. Am J Infect Control[Internet].2023[citado 6 dic 2023]; 51(12): 1438-1440. https://doi.org/10.1016/j.ajic.2023.09.004

7 diciembre 2023| Fuente: SIIC Salud| Tomado de| Noticias biomédicas

glucosa en sangre1Tubos de extracción de sangre de pequeño volumen para reducir las transfusiones en cuidados intensivos.

El ensayo clínico aleatorizado STRATUS

Pregunta 

¿La transición de tubos de extracción de sangre de volumen estándar a tubos de volumen pequeño para pruebas de laboratorio en unidades de cuidados intensivos (UCI) reduce la transfusión de glóbulos rojos (RBC)?

Hallazgos 

Después de la transición a tubos de pequeño volumen en este ensayo aleatorio grupal escalonado, la transfusión de glóbulos rojos no fue significativamente diferente en el análisis primario de 21 201 pacientes, excluyendo 6 210 ingresados ​​durante la pandemia de COVID-19 (riesgo relativo, 0,91), pero sí fue significativamente menor en el análisis secundario de los 27 411 pacientes (RR, 0,88; disminución absoluta, 9,84 unidades de eritrocitos/100 pacientes). La frecuencia de muestras insuficientes no fue diferente (≤0,03 %).

Significado 

Los tubos de extracción de sangre de pequeño volumen en la UCI pueden disminuir las transfusiones de glóbulos rojos sin afectar los análisis de laboratorio.

Importancia 

La extracción de sangre para pruebas de laboratorio en pacientes de la unidad de cuidados intensivos (UCI) contribuye de forma modificable a la anemia y a la transfusión de glóbulos rojos (RBC). La mayor parte de la sangre extraída no es necesaria para el análisis y se desecha.

Objetivo 

Determinar si la transición de tubos de vacío de volumen estándar a tubos de vacío de volumen pequeño para la recolección de sangre en las UCI reduce la transfusión de glóbulos rojos sin comprometer los procedimientos de pruebas de laboratorio.

Diseño, entorno y participantes 

Ensayo aleatorizado por grupos escalonados en 25 UCI médico-quirúrgicas para adultos en Canadá (del 5 de febrero de 2019 al 21 de enero de 2021).

Las UCI de intervención se asignaron al azar para realizar la transición de tubos de volumen estándar (n = 10 940) a tubos de volumen pequeño (n = 10 261) para pruebas de laboratorio.

Principales resultados y medidas 

El resultado primario fue la transfusión de glóbulos rojos (unidades por paciente por estancia en la UCI). Los resultados secundarios fueron pacientes que recibieron al menos una transfusión de glóbulos rojos, disminución de la hemoglobina durante la estancia en la UCI (ajustada para la transfusión de glóbulos rojos), muestras con volumen insuficiente para las pruebas, duración de la estancia en la UCI y el hospital, y mortalidad en la UCI y el hospital.

El análisis primario incluyó a pacientes ingresados ​​durante 48 horas o más, excluyendo a los ingresados ​​durante una pausa de 5,5 meses en el ensayo relacionado con la COVID-19.

Resultados 

En el análisis primario de 21 201 pacientes (edad media, 63,5 años; 39,9 % mujeres), que excluyó a 6 210 pacientes ingresados ​​durante la pandemia temprana de COVID-19, no hubo diferencias significativas en las unidades de glóbulos rojos por paciente por estancia en la UCI (riesgo relativo [RR], 0,91 [IC del 95 %, 0,79 a 1,05]; P = 0,19; reducción absoluta de 7,24 unidades de eritrocitos/100 pacientes por estancia en la UCI [IC del 95 %, −3,28 a 19,44]).

En un análisis secundario preespecificado (n = 27 411 pacientes), las unidades de eritrocitos por paciente y estancia en la UCI disminuyeron después de la transición de tubos de volumen estándar a tubos de volumen pequeño (RR, 0,88 [IC del 95 %, 0,77 a 1,00]; P = 0,04; reducción absoluta de 9,84 unidades de eritrocitos/100 pacientes por estancia en la UCI [IC del 95 %, 0,24 a 20,76]).

La disminución mediana de la hemoglobina ajustada por transfusión no fue estadísticamente diferente en la población primaria (diferencia de medias, 0,10 g/dl [IC del 95 %, −0,04 a 0,23]) y menor en la población secundaria (diferencia de medias, 0,17 g/dl [95 % IC, 0,05 a 0,29]).

Las muestras con cantidad insuficiente para el análisis fueron raras (≤0,03%) antes y después de la transición.

Conclusiones y relevancia 

El uso de tubos de extracción de sangre de pequeño volumen en la UCI puede disminuir las transfusiones de glóbulos rojos sin afectar los análisis de laboratorio.

Referencia

Siegal DM, Belley-Côté EP, Lee SF, Hill S, Aragon FD, Zarychanski R, et al. Small-Volume Blood Collection Tubes to Reduce Transfusions in Intensive Care: The STRATUS Randomized Clinical Trial. JAMA[Internet]. 2023[citado 31 oct 2023]: e2320820. doi: 10.1001/jama.2023.20820.

2noviembre 2023| Fuente: IntraMed |Tomado de  Noticias biomédicas

noviembre 1, 2023 | gleidishurtado | Filed under: sangre | Etiquetas: , |

torrente sanguineo1La disminución de las infecciones del torrente sanguíneo asociadas a las vías centrales mejora la calidad de la atención y salva vidas.

Un nuevo informe publicado en el American Journal of Infection Control (AJIC) demuestra que implementar un equipo dedicado de enfermeras para ayudar con las inserciones de vías centrales puede reducir el riesgo de que los pacientes desarrollen infecciones del torrente sanguíneo debido a esas vías centrales. En este informe, los especialistas en prevención de infecciones de UNC Health descubrieron que contar con este equipo dedicado redujo la proporción de infecciones del torrente sanguíneo asociadas a la vía central que ocurren dentro de los siete días posteriores a la colocación de la vía en un 47 % entre los pacientes incluidos en este programa.

Las vías centrales, o dispositivos de acceso venoso central, son alternativas a las vías intravenosas estándar que se utilizan para pacientes hospitalizados que están en estado crítico o que necesitan tratamiento a largo plazo. Son más invasivas que las vías intravenosas y se asocian con un mayor riesgo de infecciones del torrente sanguíneo; en los EE. UU., más de 28 000 muertes al año se atribuyen a este tipo de infecciones. Las pautas clínicas ofrecen protocolos específicos para garantizar la inserción adecuada de una vía central, pero un estudio interno de los proveedores de UNC Health encontró que más del 80 por ciento de las inserciones no siguieron todas las normas prácticas recomendadas.

En UNC Health en Chapel Hill, Carolina del Norte, los especialistas en prevención de infecciones y los líderes hospitalarios se propusieron mejorar los resultados de los pacientes mediante el establecimiento de un equipo de enfermería especializado dedicado a ayudar con las inserciones de la vía central. El equipo tuvo la tarea de confirmar el cumplimiento de una lista de verificación clínica, observar y habilitar técnicas de prevención de infecciones y garantizar la disponibilidad de los suministros necesarios para el procedimiento.

Para medir los resultados, se centraron en las infecciones del torrente sanguíneo que ocurrían dentro de una semana de la colocación de la vía, ya que este es el período de tiempo en el que las infecciones tienen más probabilidades de estar relacionadas con el proceso de inserción. En los primeros tres años del programa, la proporción de infecciones del torrente sanguíneo asociadas con vías centrales en este período de una semana disminuyó en un 47 % entre los pacientes cuyas inserciones de vías fueron apoyadas por el equipo de enfermería especializado.

«Si bien estudios anteriores demostraron la eficacia de contar con equipos dedicados para realizar inserciones de vías centrales, sorprendentemente había poca información disponible sobre el uso de equipos de apoyo especializados para este importante procedimiento», dijo Shelley Summerlin-Long, MPH, MSW, BSN, RN, líder senior de mejora de la calidad en el Departamento de Prevención de Infecciones de UNC Health y autor principal de este estudio. “Estábamos ansiosos por evaluar si tener un equipo de enfermería dedicado a observar y ayudar marcaría una diferencia en los resultados de los pacientes en nuestro hospital. La disminución de las infecciones relacionadas en un 47 % durante los primeros tres años del equipo es notable y ofrece una validación clara de este enfoque”.

El estudio de UNC Health se llevó a cabo entre febrero de 2019 y marzo de 2022. El equipo especializado de 4,5 enfermeras de tiempo completo brindó apoyo las 24 horas del día para las vías centrales insertadas al lado de la cama de pacientes adultos hospitalizados.

Los resultados muestran:

Después de un período de aceleración durante el primer año de la iniciativa, el equipo de enfermería ayudó habitualmente con 110 a 120 inserciones de vías centrales por mes en el segundo y tercer año del programa.

Cuando comenzó el programa, se colocaban un promedio de 60 vías centrales cada mes sin solicitud de asistencia del equipo especializado. Para el tercer año del programa, ese número había disminuido a 44 inserciones por mes.

Durante el período de tres años, la proporción general de infecciones del torrente sanguíneo asociadas a vías centrales se mantuvo estable en el hospital. Dentro de eso, la proporción de dichas infecciones entre los pacientes cuyas inserciones fueron asistidas por el equipo de enfermería disminuyó del 19 % antes de la implementación del programa al 10% en el tercer año, para una reducción general del 47 %.

El equipo también realizó auditorías de más de 100 líneas centrales cada mes y ofreció capacitación al personal de primera línea en el 90 % de los casos.

“La disminución de las infecciones del torrente sanguíneo asociadas a las vías centrales mejora la calidad de la atención y salva vidas”, dijo Patricia Jackson, RN, BSN, MA, CIC, FAPIC, presidenta de APIC 2023. «El enfoque innovador descrito en este estudio muestra que agregar observadores capacitados para ayudar con la colocación de vías centrales tiene un enorme potencial para reducir las infecciones y prevenir daños».

Referencia

Summerlin-Long S, DiBiase LM, Padgett M, Mack J, Clark C, Teal L, et al. A Helping Hand: The Impact of a Central Line Insertion Support Team.  Am J Infect Control [Internet]. 2023[citado 31 oct 2023] S0196-6553(23)00609-0. Disponible en:  https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/37865892/

1 noviembre 2023| Fuente: IntraMed | Tomado de Noticias biomédicas

noviembre 1, 2023 | gleidishurtado | Filed under: sangre | Etiquetas: , , , |

  • Noticias por fecha

    febrero 2024
    L M X J V S D
    « ene    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    26272829  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración