Tedros Adhanom Director OMSEl director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha reconocido que le preocupa ‘gravemente’ que los países no cumplan su compromiso de llegar a un acuerdo para abordar futuras pandemias. En 2023, los líderes mundiales en la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas acordaron una fuerte declaración política, incluido el compromiso de concluir las negociaciones sobre el acuerdo sobre la pandemia y las enmiendas al Reglamento Sanitario Internacional para mayo de este año. Sin embargo, ‘el tiempo es muy corto y quedan varias cuestiones pendientes que aún deben resolverse’, ha lamentado Tedros, en el marco de la 154ª reunión del Consejo Ejecutivo. ‘No lograr el acuerdo sobre la pandemia y las enmiendas al RSI será una oportunidad perdida que las generaciones futuras tal vez no nos perdonen’, ha lamentado, para agregar que ‘se necesitará valentía y compromiso’, ya que ‘no se llegará a un consenso si todos permanecen atrincherados en sus posiciones’.

Así las cosas, durante su discurso, Tedros ha repasado los hitos de 2023, y lo ha definido como un año de ‘emociones encontradas’ para la OMS. Entre los logros se incluyen el fin de la Covid-19 y mpox como emergencias sanitarias globales.

Sin embargo, también fue un año ‘de luto’, al estar marcado por conflictos, desastres y enfermedades y muertes evitables. También fue un año ‘de duelo’ por el fallecimiento de la doctora Carissa Etienne, ex directora regional para las Américas, y su colega Dima Alhaj, que fue asesinada en Gaza junto con toda su familia. ‘2023 fue un recordatorio de por qué el trabajo que hacemos es tan importante y por qué el mundo necesita una OMS fuerte, sostenible, eficaz, eficiente y empoderada’, ha remachado Tedros.

ALGUNOS LOGROS DE 2023 RELACIONADOS CON LA PROMOCIÓN DE LA SALUD Uno de los logros claves del año pasado, relacionado con la promoción de la salud, es la disminución del consumo de tabaco en 150 países. Ahora hay 19 millones de fumadores menos en todo el mundo que hace dos años. En el caso de las grasas trans, el año pasado se aprobaron prohibiciones o límites en seis países, que entraron en vigor en otros siete. Asimismo, la OMS cada año apoya a más y más países para que aborden la emaciación y la obesidad infantil; fomentar la lactancia materna; aumentar los impuestos al alcohol, al tabaco o a las bebidas azucaradas; regular la comercialización de productos no saludables dirigidos a niños, incluidos los cigarrillos electrónicos, y promover la actividad física. En ese mismo año, la OMS también ha apoyado a más de 50 países para construir sistemas de salud resilientes y respetuosos con el clima. También han ayudado a muchos países a desarrollar planes de acción de ‘One Health’, reconociendo que la salud de los seres humanos, los animales y el medio ambiente están estrechamente vinculados. Por otro lado, la OMS ha ofrecido soporte a los países en su camino hacia la cobertura sanitaria universal, basada en una atención primaria de salud sólida. Esta área incluye su trabajo para fortalecer los sistemas de salud y los servicios que brindan para la salud materno infantil y las enfermedades transmisibles y no transmisibles. Por otro lado, el 2023 también fue un año productivo en la labor de apoyo del acceso a medicamentos y otros productos sanitarios. Precalificaron 136 medicamentos, vacunas, diagnósticos y otros productos; agregaron nuevos medicamentos para la esclerosis múltiple, el cáncer y las enfermedades cardiovasculares a la Lista de Medicamentos Esenciales, y emitieron ocho alertas sobre productos médicos falsificados o de calidad inferior. En materia de salud sexual y reproductiva, se apoyó a 23 países prioritarios para facilitar el acceso a servicios de calidad y centrados en los sobrevivientes de violencia sexual. De hecho, 11 países más introdujeron la vacuna contra el VPH para el cáncer de cuello uterino el año pasado. Por otro lado, una de las mayores perturbaciones causadas por la pandemia de Covid-19 fue la de los programas de vacunación rutinarios en muchos países, lo que provocó brotes de sarampión, difteria, polio y fiebre amarilla. En abril del año pasado, lanzaron ‘The Big Catch Up’ con UNICEF y Gavi, para ayudar a los países a detener los brotes y restaurar los programas de inmunización al menos a los niveles previos a la pandemia. Mientras tanto, el Grupo Asesor Estratégico de Expertos en Inmunización, SAGE, recomendó el año pasado nuevas vacunas contra el dengue, la meningitis y una segunda vacuna contra la malaria, la vacuna ‘R21-Matrix M’.

‘Disponer de dos vacunas contra la malaria ayudará a cerrar la enorme brecha entre la oferta y la demanda y podría salvar decenas de miles de vidas jóvenes, especialmente en África’, ha señalado Tedros.

Al menos 29 países tienen la intención de introducir la vacuna y 20 ya han sido aprobados para recibir el apoyo de Gavi y planean implementarla este año. Así las cosas, actualmente están empezando a ver un camino hacia la meta de los ODS de poner fin a la epidemia del VIH. Australia se ha convertido en el primer país en anunciar que está cerca de la eliminación virtual de la transmisión del VIH, en el interior de Sydney.

Y en Zimbabwe, la integración de los servicios para el VIH y la salud sexual y reproductiva hizo que siete veces más mujeres se sometieran a pruebas de detección del VIH y de infecciones de transmisión sexual.

Mientras tanto, en lo que respecta a la hepatitis, Egipto se convirtió en el primer país en alcanzar el estatus de ‘nivel oro’ en el camino hacia la eliminación de la hepatitis C, alcanzando un hito histórico. Por otro lado, más de dos tercios de la población mundial han recibido ya una serie primaria completa de la vacuna contra la Covid-19. COVAX, que cerró a finales del año pasado, desempeñó un papel ‘fundamental’, ya que entregó casi dos mil millones de dosis y salvó aproximadamente 2,7 millones de vidas en países de bajos ingresos.

enero 22|2024 (Europa Press) – Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

OMS-OPSLa Organización Mundial de la Salud ha acogido hoy con satisfacción el compromiso histórico manifestado por los líderes mundiales ante la Asamblea General de las Naciones Unidas de reforzar la cooperación, la coordinación, la gobernanza y la inversión internacionales necesarias para evitar que se repitan las devastadoras repercusiones sanitarias y socioeconómicas causadas por la COVID-19, lograr que el mundo esté mejor preparado frente a futuras pandemias y retomar el camino hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

«La primera cumbre de Jefes de Estado sobre prevención, preparación y respuesta frente a pandemias es un hito histórico en el empeño urgente por lograr que todas las personas del mundo estén más seguras y mejor protegidas frente a los efectos devastadores de las pandemias,» ha dicho el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS. «Acojo con satisfacción este compromiso de los líderes mundiales de proporcionar el apoyo político y la orientación necesarios para que la OMS, los gobiernos y todas las partes implicadas puedan proteger la salud de las personas y tomen medidas concretas para invertir en las capacidades locales, garantizar la equidad y apoyar la arquitectura sanitaria mundial para emergencias que el mundo necesita.»

La declaración política, aprobada por el Sr. Dennis Francis, Presidente del septuagésimo octavo periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, y resultado de las negociaciones llevadas a cabo bajo la hábil dirección de los Embajadores Gilad Erdan, de Israel, y Omar Hilale, de Marruecos, subrayaron el papel fundamental que desempeña la OMS como «autoridad directiva y coordinadora en asuntos de sanidad internacional» y la necesidad de «comprometerse aún más con una financiación sostenible que proporcione a la Organización Mundial de la Salud una financiación adecuada y previsible con la que disponer de los recursos necesarios para cumplir sus funciones básicas.»

«La experiencia vivida por las personas que sufrieron la pandemia de la COVID-19 debe estar en el foco de nuestras mentes de cara al futuro para hacer realidad la clara orientación proporcionada por los líderes mundiales,» afirmó el Dr. Tedros. «Debemos aprender a proteger mejor a nuestras comunidades y a implicarlas, informarlas y empoderarlas para que formen parte de la solución. Tenemos que construir sistemas de atención clínica más sólidos que puedan salvar vidas. Para ello se requieren acciones concretas que garanticen un acceso equitativo a las contramedidas médicas, una financiación sostenible y adecuada, unas comunidades empoderadas y comprometidas y unos trabajadores de la salud competentes, capacitados y equipados.»

«Los devastadores efectos de la COVID-19 demostraron por qué el mundo necesita un enfoque más colaborativo, cohesivo y equitativo para prevenir, prepararse y responder ante pandemias,» afirmó el Dr. Tedros.

El Dr. Tedros señaló que los gobiernos y los asociados multilaterales ya han empezado a sentar las bases de un mundo más seguro con la creación del Fondo contra Pandemias, el Centro de Información de la OMS sobre Pandemias y Epidemias, el BioHub de la OMS para compartir voluntariamente nuevos materiales biológicos y el centro de transferencia de tecnología para las vacunas de ARNm.

Sin embargo, el Dr. Tedros añadió que en la declaración política aprobada el miércoles se pedía un mayor refuerzo de la arquitectura mundial para emergencias sanitarias con miras a proteger mejor al mundo frente a una reaparición de la COVID-19.

Entre las numerosas medidas requeridas, en la declaración política se reconocía la necesidad de que los Estados Miembros tuvieran a bien:

  • Concluir las negociaciones sobre un convenio, acuerdo u otro instrumento internacional de la OMS sobre prevención, preparación y respuesta frente a pandemias, también conocido como Acuerdo sobre Pandemias, y proseguir su labor para introducir modificaciones específicas en el Reglamento Sanitario Internacional (2005) para mayo de 2024.
  • En consonancia con el proceso del Acuerdo sobre Pandemias, garantizar el acceso sostenible, asequible, justo, equitativo, eficaz, eficiente y oportuno a las contramedidas médicas, incluidas las vacunas, las pruebas diagnósticas, los tratamientos y otros productos de salud.
  • Adoptar medidas para contrarrestar y abordar los efectos negativos en la salud física y mental de las personas de la información errónea, la desinformación, los discursos de odio y la estigmatización en relación con la salud, especialmente en las plataformas de las redes sociales, incluida la lucha contra la reticencia a vacunarse en el contexto de la prevención, preparación y respuesta ante pandemias, y fomentar la confianza en los sistemas y las autoridades de salud pública, entre otras cosas aumentando la educación, la adquisición de conocimientos y la sensibilización en materia de salud pública, reconociendo al mismo tiempo que la participación efectiva de las partes interesadas requiere el acceso a información oportuna, precisa y basada en pruebas, así como la sensibilización, en particular mediante el uso de herramientas de salud digital.
  • Proteger a nuestras comunidades invirtiendo en la atención primaria de salud y otras medidas relativas al sistema de salud, como parte de un compromiso con la cobertura sanitaria universal, con el fin de garantizar la existencia de sistemas de salud nacionales sólidos para responder a futuras pandemias.
  • Invertir para garantizar que la OMS se refuerce al nivel necesario para desempeñar su papel en la respuesta a las amenazas pandémicas. La financiación sostenible de la OMS y de los sistemas nacionales de salud es esencial para lograr que el mundo sea más seguro.
  • Reforzar el personal de salud y las capacidades de respuesta rápida, los sistemas de vigilancia y suministro, y las capacidades de fabricación local para empoderar a todos los países y permitir que tengan la capacidad de satisfacer sus propias necesidades de prevención, preparación y respuesta frente a pandemias.
  • Aumentar la capacidad de los sistemas de salud para hacer frente a las amenazas pandémicas en los países de ingreso bajo y mediano bajo, especialmente en África.
  • Contrarrestar y abordar los efectos negativos en la salud física y mental de las personas de la información errónea, la desinformación, los discursos de odio y la estigmatización en relación con la salud, especialmente en las plataformas de las redes sociales, con el fin de fortalecer la prevención, preparación y respuesta ante pandemias, y fomentar la confianza en los sistemas y las autoridades de salud pública.
  • Aprovechar el potencial del sistema multilateral y ampliar el enfoque multisectorial necesario para mejorar la prevención, preparación y respuesta ante pandemias, debido a las muy diversas causas y consecuencias de las pandemias, en apoyo de la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Tras la aprobación en el día de hoy de la declaración política por el Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, los líderes de los Estados Miembros de las Naciones Unidas hicieron declaraciones sobre la importancia crítica de la prevención, preparación y respuesta ante pandemias y la necesidad de una arquitectura mundial para emergencias sanitarias sólida, coordinada y de gran alcance.

Fuente: OMS. Tomado de Centro de prensa Comunicado de prensa

El secretario general de la ONU, António Guterres, expresó agradecimiento a todos los trabajadores de la salud por su compromiso, solidaridad y humanidad en el complejo escenario actual. Read more

  • Noticias por fecha

    febrero 2024
    L M X J V S D
    « ene    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    26272829  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración