Los hallazgos pueden contribuir a una mejor estratificación de los pacientes de mayor riesgo y a evitar intervenciones innecesarias.

biomarcadoresUn estudio internacional, en el que también ha participado el Instituto de Oncología Vall d´Hebron de Barcelona, ha establecido que niveles circulantes elevados de la metaloproteasa MMP12 constituyen un factor de mal pronóstico en el cáncer urotelial de vejiga, independientemente de otros datos clínicos del paciente. En el examen de muestras de plasma y suero, la MMP12 resultó ser el analito de mayor impacto sobre la supervivencia global (SG), aumentando el riesgo de muerte un 80 %, valor que fue incluso mayor en una cohorte de validación. En el análisis de expresión génica en biopsias, los científicos hallaron que los niveles de MMP12 y MMP7 son significativamente más elevados en los tumores que invaden el músculo, en comparación con los no invasivos, asociándose la MMP7 en el tejido a peor SG. El estudio también determinó que este diagnóstico diferencial puede ser establecido con relativa fiabilidad mediante los niveles combinados de CD27 y CD40 en orina, los cuales son más bajos en los pacientes con tumores invasivos.

Sara Mangsbo, científica de la Universidad de Uppsala y co-directora del estudio, afirma que el cáncer urotelial de vejiga es el cuarto más frecuente entre los hombres en todo el mundo, caracterizándose por el elevado coste asociado a su monitorización a largo plazo, necesaria para la determinación de recurrencia o progresión. Todos los medios de clasificación actuales están basados en variables clínico-patológicas, las cuales son insuficientes para predecir la trayectoria de la enfermedad o la respuesta al tratamiento, asegura la investigadora. Los ensayos de extensión de proximidad, que es el nombre que recibe la técnica utilizada por los autores del estudio, todavía no habían sido utilizados en profundidad en este tipo de cáncer, a pesar de ser herramientas de reconocido valor en el descubrimiento de biomarcadores, concluye Mangsbo.

Referencia.

Kerzeli IK, Kostakis A, Türker P, Malmström PU, Hemdan T, Mezheyeuski A, Ward DG, Bryan RT, Segersten U, Lord M, Mangsbo SM. Elevated levels of MMP12 sourced from macrophages are associated with poor prognosis in urothelial bladder cancer. BMC Cancer. 2023 Jun 30;23(1):605. doi: 10.1186/s12885-023-11100-0. PMID: 37391708; PMCID: PMC10311740.

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/37391708/

04/09/2023(IMMedico) Tomado- oncología

 

septiembre 7, 2023 | gleidishurtado | Filed under: Biomarcadores, cáncer, Investigaciones | Etiquetas: , , , , , , |

Investigadores del Instituto Weizmann identifican un biomarcador que podría permitir a un subgrupo de pacientes con cáncer de pulmón beneficiarse de un tratamiento sin recaídas.

CANCER-DE-PULMONLas personas no fumadoras que desarrollan cáncer de pulmón pueden ser tratadas eficazmente con nuevos fármacos, pero sus tumores se niegan a rendirse sin luchar. Los fármacos dejan de funcionar a largo plazo porque los tumores adquieren mutaciones secundarias que les permiten eludir el efecto terapéutico de los medicamentos.

Una investigación publicada en la revista Cell Reports Medicine y realizada por investigadores del Instituto Weizmann de Ciencias proporciona resultados que podrían llevar a un tratamiento sin recaídas para un subgrupo considerable de pacientes con cáncer de pulmón. En un estudio realizado en ratones, los científicos han identificado un biomarcador que podría ayudar a los médicos a seleccionar a los pacientes con cáncer de pulmón que pueden ser tratados con un único fármaco basado en anticuerpos, el cual posiblemente derive en una remisión completa, sin recaída del cáncer.

 “Hemos hallado un biomarcador potencial que podría cambiar la forma en que se trata a los pacientes con cáncer de pulmón en todo el mundo”, afirma el profesor Yosef Yarden, del Departamento de Inmunología y Biología Regenerativa de Weizmann, director del estudio. “De forma similar a cómo la presencia de mutaciones en genes BRCA predice cómo responderán los pacientes con cáncer de mama y ovario a los fármacos, el nuevo biomarcador podría hacer posible emparejar a algunos pacientes con cáncer de pulmón con la medicación específica con más probabilidades de ayudarles.”

Centrarse en las mutaciones que importan

La mayoría de los cánceres de pulmón se deben al tabaquismo, pero la segunda mayor fracción de casos afecta a no fumadores y se caracteriza por mutaciones en un gen llamado EGFR. El estudio comenzó cuando la Dra. Ilaria Marrocco, entonces investigadora postdoctoral en el laboratorio de Yarden, revisó la bibliografía de ensayos clínicos y se dio cuenta de que todos los pacientes con cáncer de pulmón EGFR-positivo recibían el mismo tratamiento multimedicamentoso, independientemente de cuál de las 30 mutaciones conocidas del EGFR se encontrara en sus tumores. Eventualmente, estos pacientes acababan desarrollando una resistencia a los fármacos que provocaba la recaída del cáncer. Marrocco se preguntó si, clasificando los tumores de pulmón en función de las mutaciones específicas del gen EGFR, sería posible crear un protocolo farmacológico más personalizado y lograr mejores resultados.

“La observación del Dr. Marrocco nos inspiró para buscar un biomarcador que predijera qué pacientes responderían bien a la terapia, según las mutaciones específicas que portaran”, señala Yarden. Los científicos decidieron centrarse en una de las dos variantes genéticas más comunes asociadas al gen EGFR en el cáncer de pulmón: la mutación L858R, en la que un solo aminoácido, de entre varios cientos, se sustituye por otro, en la posición 858 de la proteína EGFR. Esta mutación se produce en aproximadamente el 40 por ciento de los pacientes con cáncer de pulmón cuyos tumores se caracterizan por mutaciones en el gen EGFR.

Los científicos eligieron estudiar el cambio L858R porque, a diferencia de otras mutaciones que afectan a EGFR, tiene un impacto único en su función. “A diferencia de las demás mutaciones, esta mutación requiere que los receptores se emparejen en la membrana de la célula cancerosa, tras lo cual se envían al núcleo señales que ordenan a la célula iniciar la replicación”, explica Yarden. “Utilizando un modelo de ratón de cáncer de pulmón con la mutación L858R, descubrimos que, si no se produce este emparejamiento, es como un cortocircuito: la señal para iniciar la replicación celular no puede enviarse al núcleo y el tumor no crece”.

A continuación, los investigadores bloquearon la unión tratando a los ratones con un fármaco anticuerpo llamado cetuximab, conocido por su nombre comercial Erbitux, desarrollado a partir de las investigaciones de Yarden y el difunto profesor Michael Sela. Erbitux ha sido aprobado por la FDA para el tratamiento del cáncer de colon y de cabeza y cuello.

“Tras el tratamiento con Erbitux, los tumores de pulmón de los ratones se redujeron y no volvieron a aparecer, ni siquiera después de mucho tiempo”, afirma Yarden. “Estos resultados indican que, para el gran número de pacientes humanos con cáncer de pulmón que presentan la mutación L858R, un único fármaco podría ofrecer una vía hacia la recuperación total, sin el devastador fenómeno de la recaída del cáncer”.

El nuevo estudio también explica por qué los intentos anteriores de tratar con Erbitux el cáncer de pulmón con mutaciones en EGFR habían fracasado o, en el mejor de los casos, habían producido resultados contradictorios. “Desde que se aprobaron los nuevos inhibidores del EGFR como fármacos contra el cáncer de pulmón hace casi 10 años, todos los pacientes reciben estos medicamentos anti-EGFR, independientemente de la identidad y el número de sus mutaciones en EGFR. Son muy eficaces durante un tiempo, pero permiten la aparición de mutaciones secundarias que aceleran la recaída del cáncer”, explica Yarden. “En el momento en que se administra Erbitux, suele ser ineficaz porque sólo puede actuar contra determinadas mutaciones en EGFR. Nuestro estudio demuestra la importancia de preseleccionar desde el principio a los pacientes con cáncer de pulmón que pueden ser tratados eficazmente con Erbitux, en función de su perfil de mutaciones.”

Los científicos afirman que el siguiente paso sería poner en marcha un ensayo clínico para establecer la eficacia de este tratamiento en pacientes humanos con cáncer de pulmón, algo que se verá facilitado por el hecho de que Erbitux ya ha sido aprobado para tratar otros tipos de cáncer. Mientras tanto, Yarden y Marrocco están entusiasmados con la posibilidad de que su investigación acabe repercutiendo en la práctica clínica. “El biomarcador L858R podría ayudar a salvar vidas al ofrecer a los médicos una forma de proporcionar un tratamiento farmacológico personalizado a los pacientes con cáncer de pulmón portadores de la mutación pertinente”, señala Marrocco.

Artículo científico: Marrocco I, Giri S, SimonI et al. L858R emerges as a potential biomarker predicting response of lung cancer models to anti-EGFR antibodies: Comparison of osimertinib vs. cetuximab. Cell Rep Med. 2023 Aug 3:101142. doi: http://dx.doi.org/10.1016/j.xcrm.2023.101142

Referencia

Marrocco I, Giri S, Simoni-Nieves A, Gupta N, Rudnitsky A, Haga Y, et al.  L858R emerges as a potential biomarker predicting response of lung cancer models to anti-EGFR antibodies: Comparison of osimertinib vs. cetuximab. Cell Reports Medicine.  2023, 4(8).  https://doi.org/10.1016/j.xcrm.2023.101142.

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2666379123002951?via%3Dihub  

28/08/2023(genotipia.com) Tomado- Noticias de investigación   Copyright 2023 © Genotipia

septiembre 2, 2023 | gleidishurtado | Filed under: Biomarcadores, cáncer, Genética, Oncología | Etiquetas: , , , , |

biomarcadoresLos investigadores han encontrado un nuevo biomarcador en la orina, distinto de la albúmina, que podría ayudar a diagnosticar la insuficiencia renal entre 5 y 10 años antes.

Un fármaco que bloqueó la producción del biomarcador en ratones protegió contra el daño renal.

Los investigadores esperan que sus hallazgos conduzcan a nuevas herramientas de diagnóstico y tratamientos para la insuficiencia renal.

Los riñones filtran toda la sangre del cuerpo en busca de desechos, toxinas y exceso de líquido cada 30 minutos.

La enfermedad renal crónica (ERC) ocurre cuando los riñones están dañados y ya no filtran la sangre tan bien como antes. Esto significa que los desechos y el exceso de líquido pueden acumularse en el cuerpo, donde pueden contribuir a enfermedades como enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Alrededor del 15 % de los adultos en los EE. UU. tienen ERC, aunque la mayoría no está diagnosticada. A medida que avanza la ERC, los riñones pierden cada vez más función hasta que dejan de funcionar, etapa conocida como insuficiencia renal. Para sobrevivir, los pacientes con insuficiencia renal necesitan trasplantes de riñón o diálisis, cuando una máquina externa limpia la sangre.

Actualmente, la albúmina, una proteína producida por el hígado, se considera un importante marcador de diagnóstico de la enfermedad renal. Sin embargo, hasta el 50% de los pacientes con diabetes con alto riesgo de ERC e insuficiencia renal tienen niveles bajos de albúmina en la orina.

Los nuevos biomarcadores de insuficiencia renal podrían ayudar a los médicos a diagnosticar y tratar la ERC antes de que avance a etapas posteriores.

Recientemente, los investigadores investigaron si los niveles de adenina en la orina, un metabolito producido por el riñón, podrían predecir la enfermedad renal en personas con diabetes.

Descubrieron que los niveles más altos de adenina estaban relacionados con tasas más altas de insuficiencia renal.

El Dr. Donald A. Molony, profesor distinguido del Sistema de la Universidad de Texas en la Facultad de Medicina McGovern de la Universidad de Texas, que no participó en el estudio, dijo a Medical News Today:

«La implicación más importante de este estudio es que ahora tenemos un potente biomarcador que podría permitirnos identificar a las personas con ERC temprana en riesgo de progresión de la enfermedad».

El estudio fue publicado en The Journal of Clinical Investigation.
(https://www.jci.org/articles/view/170341)

Referencia. Kumar Sharma, Guanshi Zhang, Jens Hansen, Petter Bjornstad, Hak Joo Lee, Rajasree Menon, et al.  Endogenous adenine mediates kidney injury in diabetic models and predicts diabetic kidney disease in patients. J Clin Invest. Agosto 2023. https://doi.org/10.1172/JCI170341.

https://www.jci.org/articles/view/170341
Fuente: tomado-  Medical News Today

 

Dos puntuaciones, una simple y otra exhaustiva, pueden predecir la artritis inflamatoria en personas que ya presentan un riesgo elevado de padecer estas afecciones relacionadas con el sistema inmunitario, según una nueva investigación realizada en Inglaterra.[1]

Si se valida en otros estudios, una nueva puntuación sencilla que utilice biomarcadores comunes podría ayudar a identificar a las personas que pueden tratarse en atención primaria, así como a los pacientes de mayor riesgo que deben derivarse a un reumatólogo.

artrosis-artritis

Los investigadores diseñaron una segunda puntuación global que añadía la genética y la ecografía como herramienta para identificar a los pacientes con mayor riesgo de artritis inflamatoria para estudios de intervención y para guiar el seguimiento clínico y la atención por parte de los especialistas.

Si bien se dispone de marcadores sanguíneos y síntomas tempranos en los pacientes que pueden indicar un mayor riesgo de artritis inflamatoria, «aún no sabemos qué hacer con esas personas», afirmó el Dr. Kevin Deane, profesor asociado de medicina y jefe de investigación reumatológica en el Campus Médico Anschutz de la Universidad de Colorado, en Aurora.

«Comprender cómo evaluar a estas personas y predecir quién va a desarrollar una artritis inflamatoria generalizada que deberíamos tratar es muy beneficioso para este campo», afirmó el Dr. Deane, quien no participó en la investigación, pero revisó un primer borrador del artículo.

 Un estudio busca estratificar a la población en riesgo

Para el estudio, los investigadores reclutaron a 455 participantes entre junio de 2008 y noviembre de 2021, principalmente a través de la Red de Investigación Clínica de Atención Primaria del Reino Unido. Todos los individuos presentaban nuevos síntomas musculoesqueléticos, una prueba positiva de anticuerpos contra la proteína anticitrulinada (anti-CCP) y no tenían sinovitis sintomática.

Los investigadores seleccionaron la positividad de anticuerpos contra la proteína anticitrulinada porque estos se asocian a un fenotipo de artritis más agresivo. En los ensayos de intervención también se ha observado que los individuos con estos anticuerpos son los que mejor responden al tratamiento antirreumático modificador de la enfermedad antes de la aparición de la artritis inflamatoria. Se realizó un seguimiento de los pacientes durante al menos 48 semanas o hasta el diagnóstico de artritis inflamatoria.

8 agosto 2023 (Medscape)

agosto 9, 2023 | borrell | Filed under: Artritis, Biomarcadores, Problemas de Salud | Etiquetas: , |

  • Noticias por fecha

    febrero 2024
    L M X J V S D
    « ene    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    26272829  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración