Algunos de los beneficios que la práctica de la lactancia materna trae para el bebé son el desarrollo del sistema inmunológico, la prevención de la obesidad, diabetes, hipertensión, así como un mayor coeficiente intelectual.

La responsable de la Clínica de Lactancia Materna del Hospital Regional de Alta Especialidad de la Mujer, Rocío Gutiérrez Illán, añadió que en tanto para la madre los beneficios son la reducción del sangrado, pérdida de peso y prevención del cáncer de mama y ovario.

A aseguró que la lactancia materna establece un vínculo entre madre e hijo y a partir de ese contacto se desarrolla una infinidad de beneficios.

“Gracias a los componentes de la leche materna y al calostro, el bebé recibe su primer vacuna, con la cual prevendrá enfermedades respiratorias, gastrointestinales, obesidad, diabetes, hipertensión y otras más”.

Aparte, continuó, será un niño sano, nutrido, seguro de sí mismo e inteligente porque la leche materna tiene sustancias que ayudan a que el cerebro se madure de manera adecuada.

Refirió que desde su apertura en 2007, el Hospital de la Mujer se sumó a la iniciativa “Hospital Amigo del Niño y la Niña”, esfuerzo mundial lanzado en 1991 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la UNICEF para implementar prácticas que protejan, promuevan y apoyen la lactancia materna.

Reiteró que los beneficios que la madre obtiene al amamantar a sus hijos también son muchos, como la prevención del cáncer de mama y de ovario, ayuda a prevenir la depresión postparto, a disminuir el sangrado posterior al alumbramiento y contribuye a bajar de peso.

La especialista señaló que otro de los beneficios es que esta práctica ayuda en la economía familiar, puesto que no cuesta, “la madre produce leche con el solo hecho de que el bebé estimule la glándula mamaria mientras que la mamá solo necesita tomar muchos líquidos”.

Señaló que existen contadas causas en las que sí se debe suspender la lactancia, como en los casos en los que se reciben tratamientos de quimioterapia o la madre es portadora de VIH, para evitar el contagio a su bebé.

Aunque los niños necesitan recibir otros alimentos adicionales después de los seis primeros meses de vida, la leche materna sigue constituyendo una importante fuente de energía, de proteínas y de otros nutrientes, como la vitamina A y el hierro, resaltó.

Desde los seis meses hasta el primer año de edad el niño debe recibir leche materna antes que cualquier otro alimento, puntualizó.

mayo 17/ 2015 (Notimex).-

Tomado del Boletín de Prensa Latina Copyright 2015 “Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

 

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración