Imagen: Archivo.

Imagen: Archivo.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) anunció este viernes que las pruebas disponibles no permiten vincular un riesgo de pensamientos suicidas y autolesión con el uso de medicamentos análogos del GLP1, incluidos Ozempic, Saxenda y Wegovy, que son usados para bajar de peso y tratar la diabetes tipo 2.

El comité de seguridad (PRAC) ha concluido que la evidencia disponible no respalda una asociación causal entre pensamientos y acciones suicidas y autolesivas, y el uso de fármacos análogos del GLP1, usados para tratar la diabetes y disponibles en algunos medicamentos para el manejo del peso bajo ciertas condiciones en adultos con obesidad o sobrepeso.

En julio del año pasado, la EMA inició esta revisión de los datos disponibles sobre esta cuestión, después de que se informara de pensamientos suicidas en unos 150 personas en Islandia que habían usado fármacos análogos del GLP1, incluidos medicamentos disponibles en la UE como Ozempic (semaglutida), Saxenda (liraglutida) y Wegovy (semaglutida).

Saxenda y Wegovy están autorizados en la UE para el control de peso, junto con una dieta y la actividad física en personas obesas o con sobrepeso en presencia de al menos un problema de salud relacionado con el peso. Ozempic está autorizado para el tratamiento de adultos con diabetes tipo 2, también como complemento de una dieta y del ejercicio, pero la EMA advierte de que se ha utilizado de forma no autorizada para perder peso.

El comité PRAC analizó varios estudios, incluidos los resultados de uno basado en una gran base de datos de registros electrónicos de salud, que investigó la incidencia de pensamientos suicidas en pacientes con sobrepeso y diabetes tipo 2 tratados con semaglutida u otros fármacos no agonistas del GLP-1 para la diabetes o el sobrepeso.

El estudio no encontró una asociación causal entre el uso de semaglutida y los pensamientos suicidas. A pesar de no haber encontrado ninguna evidencia de la asociación causal, las farmacéuticas continuarán vigilando esta cuestión de cerca, incluido cualquier nueva publicación, como parte de sus actividades de farmacovigilancia, e informarán de cualquier nueva evidencia sobre este tema.

12 abril 2024|Fuente: EFE|Tomado de|Noticia

abril 13, 2024 | Carlos Alberto Santamaría González | Filed under: Medicamentos, reacciones secundarias, suicidio | Etiquetas: , , , |
Imagen: Archivo.

Imagen: Archivo.

Investigaciones llevadas a cabo por especialistas en diabetes y enfermedades metabólicas asociadas han permitido identificar potenciales biomarcadores tempranos del riesgo de aparición de diabetes tipo 2 y de alteraciones asociadas a esta afección.

Así se ha puesto de manifiesto en el XXXV Congreso Nacional de la Sociedad Española de Diabetes (Sed), que reúne desde el miércoles pasado en Granada a más de 1 200 profesionales con la medicina personalizada como protagonista.

La investigación obedece a las dimensiones que está adquiriendo la diabetes tipo 2 en España y sus consecuencias, que hace prioritaria la identificación precoz de personas en riesgo de desarrollar esta enfermedad, lo que facilitaría el manejo temprano de los síntomas.

Eva García, investigadora del centro de investigación biomédica de diabetes y enfermedades metabólicas asociadas en el Hospital Universitario de Málaga, ha resaltado las proporciones epidémicas a nivel mundial que está alcanzando la diabetes tipo 2, la forma más frecuente de ellas.

Pese a la mejora en los tratamientos, ha dicho, la diabetes tipo 2 representa «un serio problema de salud con importantes costes para los sistemas sanitarios, por lo que la detección precoz de personas en riesgo, así como el abordaje temprano de sus síntomas, resultan fundamentales para retrasar su aparición y evitar el desarrollo de futuras complicaciones».

Las investigaciones realizadas en el seno de este estudio, un ensayo de cohortes prospectivo de base poblacional con 7,5 años de seguimiento realizado en todo el territorio nacional, han contribuido a la identificación de potenciales biomarcadores tempranos asociados al riesgo de aparición de esta enfermedad y alteraciones asociadas en España.

Entre ellos se incluyen perfiles metabolómicos, que recogen la contribución de los procesos inflamatorios y el papel del músculo, y proteínas del suero. También se identifican como posibles indicadores del desarrollo de estas afecciones metabólicas factores epigenéticos, dietéticos, de estilos de vida o, incluso, medioambientales (partículas contaminantes).

En concreto, sobre el patrón nutricional, detalla la experta, «parece que una dieta rica en vegetales y baja en grasas animales podría no sólo disminuir el riesgo de desarrollo de diabetes sino que también podría empeorar la regulación de los niveles de glucosa en estadios previos a la diabetes».

Estos indicadores tempranos, a juicio de la investigadora, son de utilidad en la evaluación del riesgo de desarrollo de la diabetes tipo 2 y abren la posibilidad a nuevas estrategias de prevención y como dianas terapéuticas.

Sin embargo, según reconoce, son necesarias investigaciones orientadas a su validación clínica y analítica antes de que puedan llegar a ser utilizados en la práctica clínica.

Por otra parte, el congreso ha puesto de manifiesto la importancia del ejercicio físico en la regulación de la glicemia (niveles de glucosa en sangre).

La evidencia científica indica que los efectos beneficiosos del ejercicio sobre la glicemia se extienden a lo largo de todas las etapas de la vida, adaptándose a las necesidades y condiciones específicas de cada periodo.

12 abril 2024|Fuente: EFE|Tomado de|Noticia

abril 13, 2024 | Carlos Alberto Santamaría González | Filed under: Diabetes Mellitus Tipo 2, ejercicio físico, Endocrinología, Endocrinopatías | Etiquetas: , , |

dieta en ayuno1El ayuno intermitente puede ser una mejor manera para que las personas con diabetes tipo 2 pierdan peso que contar calorías, sugiere un nuevo estudio.

Los investigadores encontraron que las personas que solo comían entre las 12 p.m. y las 8 p.m. todos los días perdieron más peso que aquellos que redujeron sus calorías en un 25 %. Sin embargo, ambos grupos tuvieron reducciones similares en los niveles de azúcar en sangre a largo plazo basados en una prueba de hemoglobina A1C. La prueba muestra los niveles de azúcar en sangre durante los últimos tres meses.

«Es importante ofrecer a las personas con diabetes tipo 2 más de una estrategia para perder peso y disminuir su HbA1C», dijo la investigadora principal Krista Varady, profesora de nutrición en la Universidad de Illinois, Chicago.

«Algunas personas encuentran difícil contar calorías. Otras no tienen apoyo semanal o mensual y necesitan un patrón dietético que sea simple de seguir, como mirar el reloj», agregó Varady.

En los Estados Unidos, aproximadamente 1 de cada 10 residentes tiene diabetes, y ese número está aumentando, dijeron los investigadores. Es crucial encontrar más maneras de controlar el peso y los niveles de azúcar en sangre para estos pacientes.

Aunque el estudio representa una «prueba de concepto» que muestra que el ayuno intermitente es seguro para aquellos con diabetes tipo 2, Varady dijo que las personas con diabetes deberían consultar a su médico antes de comenzar este tipo de dieta.

Además, «algunos medicamentos para la diabetes tipo 2 bajan el azúcar en sangre y necesitan tomarse con alimentos», dijo.

Pero el efecto positivo de la pérdida de peso en la reducción del azúcar en sangre debería permitir a las personas reducir sus medicamentos para la diabetes, dijo Varady.

«Las personas con diabetes tipo 2 generalmente tienen que aumentar su medicación a lo largo de su vida, a menudo tomando tres medicamentos orales a la vez, ya que la mayoría de los medicamentos disminuyen la HbA1C solo un poco», señaló. «Poder mejorar su glucosa solo a través del estilo de vida es muy importante para reducir la carga de medicación».

Para el estudio, Varady y sus colegas dividieron a 75 personas en tres grupos: un grupo siguió una dieta con ayuno intermitente, otro se les dijo que redujeran las calorías en un cuarto y los demás no siguieron ningún plan de dieta. El índice de masa corporal promedio (IMC) fue de 39, lo que se considera obeso. La HbA1C promedio fue del 8.1 % (el rango normal es del 4 % al 5.6 %, según los Institutos Nacionales de Salud).

Después de seis meses, los investigadores encontraron que aquellos en la dieta con restricción de tiempo perdieron alrededor del 4 % de su peso corporal, mientras que aquellos que restringieron las calorías perdieron alrededor del 2 % de su peso corporal. Ambos grupos bajaron su azúcar en sangre en aproximadamente un 1 %.

No se sabe aún si seguir una dieta con restricción de tiempo resultará en una pérdida de peso continua a lo largo de un tiempo más prolongado, dijo Varady, señalando que se necesitan estudios más grandes.

«Este es el primer estudio que compara una dieta de ocho horas con restricción de tiempo con el conteo de calorías en aquellos con diabetes tipo 2″, dijo. «Nuestros hallazgos esperamos den confianza a los médicos y dietistas para implementar la alimentación con restricción de tiempo en individuos con diabetes que necesitan una dieta alternativa para ayudar con la pérdida de peso y el manejo del azúcar en sangre».

Imran Syed, un experto de Nueva York que no formó parte del estudio, piensa que la dieta con restricción de tiempo puede ser más fácil de seguir que contar calorías.

«He tratado con pacientes donde principalmente siempre ha sido restringido calóricamente», dijo Syed, un dietista en el North Shore University Hospital en Manhasset. «La restricción calórica también ha sido de corta duración, porque es un control conductual sobre la alimentación, mientras que la restricción de tiempo es algo más accesible, donde el tiempo puede ser más fácil de controlar», dijo.

Un estilo de dieta que es más fácil de seguir significa que los pacientes tienen más probabilidades de adherirse a ella, dijo.

«La restricción de tiempo parece ser un enfoque mejor. Es algo que aconsejaría mientras se toma en consideración la gestión de la medicación para que el azúcar en sangre no baje demasiado», dijo Syed.

El informe se publicó en línea el 27 de octubre en la revista JAMA Network Open.

Referencia

Pavlou V, Cienfuegos S, Lin S, Ezpeleta M, Ready K, Copari s, et al. Effect of Time-Restricted Eating on Weight Loss in Adults With Type 2 Diabetes: A Randomized Clinical Trial. JAMA Netw Open [Internet]. 2023[citado 2 nov 2023];6(10):e2339337. doi:10.1001/jamanetworkopen.2023.39337.

2 noviembre 2023| Fuente: HealthDay| Tomado de Noticias de Salud

diabetes.tipo-2Hamburgo, DEU. El uso de los niveles de hemoglobina glucosilada (HbA1c) para el diagnóstico de diabetes de tipo 2 en mujeres menores de 50 años puede llevar a un subdiagnóstico, debido a los efectos de la pérdida de sangre menstrual en las lecturas de hemoglobina glucosilada, según muestra el primer estudio de este tipo.[1]

El análisis estima que, de las mujeres menores de 50 años no diagnosticadas, 17% más podrían ser reclasificadas como diabetes de tipo 2, y que las menores de 50 años tenían una distribución de hemoglobina glucosilada notablemente más baja que los hombres menores de 50 años, con una media de 1,6 mmol/mol.

En un estudio que se presentó en el Congreso Anual de la European Association for the Study of Diabetes (EASD) de 2023, los investigadores querían investigar si un factor que contribuye al diagnóstico tardío de diabetes de tipo 2 en mujeres menores de 50 años puede ser la diferencia en niveles de hemoglobina glucosilada debidos al reemplazo de hemoglobina relacionado con la pérdida de sangre menstrual.

El estudio fue publicado en versión electrónica en Diabetes Therapy, donde los investigadores señalaron que «si el umbral para el diagnóstico de diabetes… se redujera en 2 mmol/mol para mujeres menores de 50 años, 17% adicional a estas (el equivalente aproximado a 35.000 mujeres en Inglaterra y Gales) serían diagnosticadas con diabetes…, lo que puede contribuir con hasta 64% de la diferencia en las tasas de mortalidad entre hombres y mujeres con diabetes de tipo 2 entre los 16 y 50 años».[2]

Añadieron que se encontró que los niveles de hemoglobina glucosilada en mujeres menores de 50 años eran consistentemente más bajos que los de los hombres, y que los niveles de hemoglobina glucosilada en las mujeres alcanzan el equivalente a los de los hombres hasta diez años después, lo cual «puede resultar en un retraso en el diagnóstico de la diabetes de tipo 2 en mujeres premenopáusicas».

Al señalar que el estudio fue observacional, el autor principal, Dr. Adrian Heald, endocrinólogo consultor de Salford Royal NHS Foundation Trust, en Salford, Reino Unido, dijo que «puede darse el caso de que la prediabetes y la diabetes de tipo 2 en las mujeres no se detecten porque el punto de corte debe ser ligeramente más bajo, pero además de nuestros hallazgos, se necesita un estudio sistemático que muestree la población de individuos en riesgo».

«También debemos volver a referirnos al uso de la prueba de tolerancia a la glucosa, porque la hemoglobina glucosilada se ha utilizado durante los últimos 15 años, pero no es el estándar de oro», añadió el Dr. Heald. «Los médicos a menudo se han preguntado si a los pacientes se les puede pasar por alto la medición de hemoglobina glucosilada o incluso si se les puede sobrediagnosticar».

Lucy Chambers, Ph. D., de Diabetes UK, reconoció que la investigación fue valiosa, pero agregó que «se necesita indagar más sobre las diferencias de sexo en los umbrales para el diagnóstico de diabetes de tipo 2 antes de hacer cualquier cambio en la práctica clínica. Mientras tanto, alentamos a los médicos a seguir la guía actual respecto a no descartar la diabetes de tipo 2 basándose en un nivel único de hemoglobina glucosilada por debajo del umbral de diagnóstico».

Pero en apoyo de una mayor comprensión sobre las diferencias sexuales en los umbrales del diagnóstico de hemoglobina glucosilada, Chambers añadió que «recibir un diagnóstico preciso y oportuno garantiza que las mujeres reciban el tratamiento y el apoyo necesarios para controlar su diabetes de tipo 2 y evitar complicaciones a largo plazo, incluida la enfermedad cardiaca», donde las desigualdades en la atención basadas en el sexo ya contribuyen a peores desenlaces para las mujeres».

Efecto del rango de referencia de hemoglobina glucosilada sobre el diagnóstico de diabetes de tipo 2 y enfermedad cardiovascular asociada

En comparación con los hombres, las mujeres con diabetes de tipo 2 tienen un peor control glucémico, un mayor riesgo de complicaciones cardiovasculares, esperanza de vida reducida (5,3 años menos frente a 4,5 años menos) y una mayor carga de factores de riesgo, como la obesidad y la hipertensión en el momento del diagnóstico.

Además, la diabetes de tipo 2 es un factor de riesgo más fuerte de enfermedad cardiovascular (ECV) para mujeres que para hombres, y las personas de entre 35 y 59 años que reciben un diagnóstico tienen el mayor riesgo relativo de muerte cardiovascular en todos los grupos de edad y sexo.

Los investigadores indicaron que estudios anteriores observaron diferencias en la hemoglobina glucosilada en relación con la menopausia, y también encontraron que «después de los 50 años, los niveles aumentaban en las mujeres».

Sin embargo, destacaron que la implicación de los diferentes rangos de referencia de hemoglobina glucosilada en el retraso del diagnóstico de diabetes, con un empeoramiento del perfil de riesgo cardiovascular, no se había reconocido previamente y que su estudio «destaca por primera vez que, si bien 1,6 mmol/mol puede parecer solo una pequeña diferencia en términos de mediciones de laboratorio, a nivel poblacional esto tiene implicaciones para un número significativo de mujeres premenopáusicas».

Los investigadores observaron inicialmente la tendencia en los datos locales en Salford, en el noroeste de Inglaterra. «Estos… datos resaltaron que las mujeres parecían ser diagnosticadas con diabetes de tipo 2 a una edad más avanzada, por lo que queríamos examinar cuál podría ser la causa», dijo a Medscape Noticias Médicas el autor del estudio Mike Stedman, B. Sc., director de Res Consortium, en Andover, Reino Unido.

Stedman y sus colaboradores evaluaron las diferencias de sexo y edad de la hemoglobina glucosilada en personas a las que no se les había diagnosticado diabetes (HbA1c ≤48 mmol/mol [≤ 6,5%]). «Analizamos datos de otros laboratorios [además de los de Salford, que suman 938.678 personas] para ver si se trataba de un fenómeno local. Solo pudieron proporcionar datos más recientes, pero también mostraron un patrón similar», añadió.

Finalmente, Stedman, el Dr. Heald y sus colaboradores estimaron el posible impacto nacional extrapolando los hallazgos basados en datos poblacionales de la Office for National Statistics del Reino Unido y en datos de la National Diabetes Audit para la prevalencia de la diabetes de tipo 2 y el exceso de mortalidad relacionado. Esto los llevó a la conclusión de que se diagnosticaría diabetes de tipo 2 en 17% adicional de mujeres si los valores límite se redujeran en 2 mmol/mol, es decir, a 46 mmol/mol para mujeres menores de 50 años.

Una hemoglobina glucosilada más baja en mujeres menores de 50 años puede retrasar el diagnóstico de diabetes de tipo 2 hasta diez años

El análisis encontró que la mediana de hemoglobina glucosilada aumentaba con la edad, pues los valores en mujeres menores de 50 años fueron consistentemente 1 mmol/mol más bajos que los valores en los hombres. Por el contrario, los valores de hemoglobina glucosilada en mujeres mayores de 50 años fueron equivalentes a los de los hombres.

Sin embargo, a la edad de 50 años, en comparación con los hombres, se encontró que la hemoglobina glucosilada en las mujeres tenía un retraso de aproximadamente cinco años. Las mujeres menores de 50 años tenían una distribución de hemoglobina glucosilada menor que la de los hombres en un promedio de 1,6 mmol/mol (4,7 % de la media; p < 0,0001), mientras que esta diferencia en personas de 50 años o más era menos pronunciada (p < 0,0001).

Los autores escribieron que «una medición insuficiente de aproximadamente 1,6 mmol/mol de hemoglobina glucosilada en mujeres puede retrasar el diagnóstico de diabetes hasta diez años».

Un análisis más detallado demostró que con una hemoglobina glucosilada de 48 mmol/mol, 50% menos mujeres que hombres, menores de 50 años, podían ser diagnosticadas con diabetes de tipo 2, mientras que solo 20% menos mujeres que hombres de 50 años o más recibían ese diagnóstico.

La reducción del umbral de hemoglobina glucosilada para el diagnóstico de diabetes de tipo 2 de 48 mmol/mol a 46 mmol/mol en mujeres menores de 50 años llevó a una estimación de que otras 35.345 mujeres no diagnosticadas en Inglaterra podrían ser reclasificadas con diagnóstico de diabetes de tipo 2.

Los autores agregaron que «se sabe que la diferencia de género en los factores de riesgo cardiovascular adversos está presente antes del desarrollo de diabetes [de tipo 2]» y que «una vez diagnosticada, la prevalencia de enfermedad cardiovascular aterosclerótica es dos veces mayor en pacientes con diabetes… en comparación con aquellos sin diagnóstico».

El Dr. Heald añadió que siempre existe la posibilidad de que otros factores estén en juego y que el trabajo plantee preguntas en lugar de presentar respuestas.

Desde una perspectiva pragmática, los investigadores sugirieron que «un enfoque alternativo podría ser ofrecer una evaluación adicional mediante pruebas de glucosa plasmática en ayunas o pruebas de tolerancia a la glucosa oral para aquellos con valores de hemoglobina glucosilada de 46 o 47 mmol/mol».

«Cualquier persona con un diagnóstico temprano de diabetes de tipo 2, además de modificar su dieta, especialmente si hay riesgo cardiovascular, podría iniciar el tratamiento con metformina debido a los beneficios cardiovasculares, así como a los efectos reductores del azúcar», dijo el Dr. Heald, y agregó que «ciertamente no queremos que las mujeres se pierdan la metformina, que podría tener enormes beneficios a largo plazo».

Referencia

Holland D, Fryer AA ,  Stedman  M, Hanna  FW, Duff Ch ,  Green  L, et al.  Is the Current Cut Point for Glycated Haemoglobin (HbA1c) Correct for Diagnosing Diabetes Mellitus in Premenopausal Women? Evidence to Inform Discussion. Diabetes Ther[Internet]. 2023[citado 11 oct 2023].  https://doi.org/10.1007/s13300-023-01482-6

11 de octubre 2023|Fuente: medscape.com| Tomado de Noticias y Perspectivas

Aunque la genética y el estilo de vida también inciden en el riesgo de diabetes tipo 2, el efecto de la obesidad es mucho más dominante, destacando la importancia de su control para la prevención de esta enfermedad.

Cerca de 425 millones de adultos de entre 20 y 79 años vivía con diabetes en 2017, con un incremento esperado para 2045  de más de 600 millones, según los datos de la Federación Internacional de Diabetes. Read more

Se sabe que en la aparición de la diabetes mellitus tipo 2 (DM2) juegan un papel clave factores de riesgo no modificables, como la edad o la genética, y otros que sí pueden modificarse, como los factores ambientales o el estilo de vida. Read more

  • Noticias por fecha

    mayo 2024
    L M X J V S D
    « abr    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración