El picor y el rascado se cree que es un mismo círculo vicioso. La investigación, publicada en la revista “Neuron“, proporciona nuevas pistas que pueden ayudar a romper ese ciclo, sobre todo en personas que experimentan picazón crónica.

Los científicos han sabido durante décadas que el picor crea una cantidad leve de dolor en la piel, dijo el investigador principal, Zhou-Feng Chen, director del Centro para el Estudio del picor de la Universidad de Washington. Ese dolor puede interferir, al menos temporalmente, por implicar células nerviosas de la médula espinal para transmitir las señales de dolor al cerebro en lugar de las señales de picazón.

Esta es la primera vez que la liberación de neurotransmisores cerebrales se han relacionado con el picor, dijo Chen.

Como parte del estudio, los científicos criaron una cepa de ratones que carecen de los genes para producir serotonina. Cuando estos ratones modificados genéticamente fueron inyectados con una sustancia que normalmente produce el picor en la piel, los ratones no se rascaban tanto como sus compañeros de camada normales. Pero cuando los ratones alterados genéticamente fueron inyectados con la serotonina, se rascaban como se esperaba en respuesta a compuestos diseñados para inducir el picor.

Aunque la interferencia con la serotonina produce menos sensibilidad al picor, Chen dijo que no es práctico intentar tratar la picazón bloqueando la liberación de serotonina.
octubre 30/2014 (Diario Médico)

octubre 31, 2014 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Neurología | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    octubre 2014
    L M X J V S D
    « sep   nov »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración