Los problemas con el sueño podrían incrementarse a medida que aumentan los síntomas del trastorno por estrés, afirma un estudio

Las personas que experimentan un trastorno por estrés postraumático (TEPT) tras un infarto cardiaco podrían tener dificultades para dormir bien por la noche, indica un estudio reciente.

Los investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia señalaron que dormir mal es algo típico en los pacientes con TEPT, lo que podría explicar la asociación entre el TEPT originado tras un infarto cardiaco y una mala calidad del sueño.

El autor principal del estudio, Jonathan Shaffer, y colegas del Centro de Salud Cardiovascular Conductual del Centro Médico de la Universidad de Columbia examinaron la conexión entre el TEPT y el sueño en casi 200 pacientes que habían sufrido un infarto cardiaco. Hallaron que cuantos más síntomas de TEPT tenían las personas tras el infarto cardiaco, peor era la calidad del sueño, según lo que ellas mismas afirmaban en el mes posterior al ataque.

Los síntomas del TEPT incluyen la ansiedad, las conductas evitativas y los recuerdos vívidos de acontecimientos pasados desagradables.

Unos peores síntomas de TEPT también se relacionaron con una peor calidad del sueño, un periodo más corto de sueño, con interrupciones durante el sueño, con el uso de pastillas para dormir y con somnolencia durante el día, hallaron los investigadores.

El sexo de la persona también pareció jugar un papel. La investigación, publicada en la revista Annals of Behavioral Medicine (DOI:10.1007/s12160-013-9512-8), reveló que las mujeres eran más propensas a ser afectadas por un sueño de mala calidad tras un infarto cardiaco.

Las personas que no dormían bien tras un infarto cardiaco también eran más propensas a tener síntomas de depresión y un mayor índice de masa corporal (una medida que tiene en cuenta la estatura y el peso), según el informe. Los hispanos tenían menos probabilidades de esto último, mostró el estudio.

Los autores del estudio indicaron que los problemas funcionales del “sistema nervioso autónomo” (la parte del sistema nervioso que regula las funciones corporales involuntarias, como la respiración) se asocian tanto con el TEPT como con la interrupción del sueño. Los investigadores sugirieron que la disfunción del sistema nervioso podría ser una causa común de ambos problemas.

Se necesitan más estudios que investiguen el vínculo entre el TEPT originado tras un infarto cardiaco y una mala calidad del sueño, además del riesgo de infartoscardiacos en el futuro, sugirió el equipo en el comunicado de prensa. Aunque los hallazgos del estudio revelaron una asociación entre ambas cosas, no probaron que existiera causalidad.
mayo 30/2013 (HealthDay News) –

Shaffer JA, Kronish IM, Burg M, Clemow L, Edmondson D. Association of Acute Coronary Syndrome-Induced Posttraumatic Stress Disorder Symptoms with Self-Reported Sleep. Ann Behav Med. 2013 May 30

junio 5, 2013 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Cardiología, Psiquiatría | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    junio 2013
    L M X J V S D
    « may   jul »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración