DenguePor primera vez, las autoridades de salud pública identifican un caso de transmisión local de dengue en París, en la región conocida como Isla de Francia. El paciente diagnosticado no había realizado viajes internacionales en los 15 días anteriores al inicio de los síntomas.

El episodio tuvo lugar en Limeil-Brévannes, a 15 kilómetros de la capital francesa, y desencadenó una operación para contener al arbovirus.

Aunque ya hubo récords de contagio en otras zonas de Francia, los casos se concentraron principalmente en el sur, donde las temperaturas suelen ser más altas. Las autoridades sanitarias nunca habían identificado casos de transmisión local en el norte del país.

Influencia del calentamiento global

En los últimos años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) viene advirtiendo sobre los riesgos de que los arbovirus se propaguen a regiones tradicionalmente frías como consecuencia del cambio climático.

«El cambio climático jugó un papel fundamental al facilitar la propagación de los mosquitos vectores», destacó Raman Velayudhan, Ph. D., responsable en la OMS de coordinar el control del dengue y otros arbovirus, en una conferencia sobre la situación celebrada en abril.

La entidad expresó preocupación por la propagación de mosquitos en Europa, donde 24 países ya tienen establecido el vector del dengue.

Lucha contra los vectores

Conocido popularmente como mosquito tigre, Aedes albopictus es el responsable de la transmisión del dengue en Europa, y es pariente del Aedes aegypti, presente en Brasil. El mosquito también se adapta fácilmente al entorno urbano y pone sus huevos incluso en pequeñas bolsas de agua estancada. Además del dengue, el Aedes albopictus puede transmitir otros arbovirus, como el zika y el chikungunya.

Las estrategias adoptadas contra el dengue, familiares para los latinoamericanos, resultaron nuevas para los parisinos, entre ellas se encontraba la fumigación, que libera una «nube» de sustancias tóxicas para exterminar a los insectos adultos.

El tratamiento insecticida se concentró «en un radio de 150 metros alrededor de la casa del paciente [infectado localmente]», destacó en un comunicado la Agencia Regional de Salud responsable de la zona. La entidad también señaló que ha reforzado las acciones de concientización de la población sobre los síntomas de la enfermedad y las formas de prevenir el contagio.

Incluso antes de que se confirmara el caso, las autoridades sanitarias francesas ya estaban en alerta por la propagación de la enfermedad en el país.

El contagio suele producirse durante los viajes

La propagación de Aedes albopictus, junto con el aumento mundial de los casos de dengue, incluso en muchos destinos turísticos tradicionales de Francia, es una combinación potencialmente peligrosa.

Por ello, desde septiembre se venían emprendiendo acciones específicas con insecticidas, centrándose siempre en las proximidades de las viviendas de las personas infectadas.

Según la agencia de salud pública francesa, el país registró, entre el 1 de mayo y el 27 de octubre de 2023, 1.414 casos de dengue, y la mayoría de las infecciones se produjeron fuera del país.

La mayoría de las personas se infectaron en Martinica (550) y Guadalupe (369), dos territorios franceses en el Caribe; otra buena parte de las infecciones se produjeron en Tailandia (83). El sondeo señaló también a más de una decena de naciones como origen de los contagios, incluidos 11 casos de contagio ocurridos en Brasil.

Las infecciones locales en Francia hasta ahora se han concentrado en el sur del país. En 2023 ya se han confirmado más de 30 casos autóctonos.

Las cifras de dengue en Francia son todavía inferiores a las de 2022, cuando hubo 60 casos, pero ya muestran un crecimiento en comparación con la serie histórica. Entre 2010 y 2021, solo hubo 48 contagios locales.

Ver más información:

Santé Publique France. Lutte anti-vectorielle : l’ARS confirme un 1er cas autochtone de dengue en Île-de-France et engage deux actions de démoustication à Limeil-Brévannes (94). https://www.iledefrance.ars.sante.fr/lutte-anti-vectorielle-lars-confirme-un-1er-cas-autochtone-de-dengue-en-ile-de-france-et-engage

28 noviembre 2023 | Fuente: Medscape| Tomado de | Noticias y Perspectivas

noviembre 29, 2023 | gleidishurtado | Filed under: Dengue, Enfermedades transmisibles | Etiquetas: , , |

DengueEn el mundo hay cada año 100 millones de casos y 22.000 muertes por dengue. Científicos en Colombia pueden haber encontrado la fórmula para reducir el impacto de este mal.

Los mosquitos infectados en laboratorio con la bacteria Wolbachia pueden estar relacionados con un descenso del 97 % de las infecciones por dengue  en tres ciudades del Valle de Aburrá, en Colombia.

Investigadores de la organización sin ánimo de lucro World Mosquito Program dieron a conocer los resultados en la reunión anual de la Sociedad Americana de Medicina Tropical e Higiene celebrada a finales de octubre. Dicho proyecto busca detener la propagación de una serie de enfermedades de transmisión vectorial potencialmente mortales -entre ellas el dengue, el virus del Zika y la fiebre amarilla- dispersando millones de mosquitos infectados con la bacteria Wolbachia en lugares donde estas enfermedades son frecuentes.

¿Cómo previene el dengue la bacteria Wolbachia?

El mosquito Aedes aegypti es uno de los mayores propagadores de graves enfermedades transmitidas por vectores. Tras una liberación piloto en 2015 en la ciudad colombiana de Bello, los investigadores ampliaron sus operaciones a las ciudades cercanas de Medellín e Itagüí.

En abril de 2022, los científicos establecieron que, gracias a diferentes cruces, alrededor del 80 % de todos los mosquitos de Bello e Itagüí habían sido infectados por la Wolbachia, y alrededor del 60 % en Medellín.

Los científicos establecieron que la introducción de los mosquitos infectados en las poblaciones locales de mosquitos estaba «asociada a una reducción significativa» del dengue de hasta el 97 % en cada ciudad en comparación con los diez años anteriores al inicio del experimento. También realizaron un estudio de casos y controles en Medellín. Allí, dijeron que los resultados mostraban un descenso del 47 % del dengue en los barrios donde se habían liberado los mosquitos.

Los resultados positivos «ponen de relieve la viabilidad operativa y la eficacia en el mundo real de la liberación de mosquitos en grandes entornos urbanos, y la reproducibilidad del beneficio para la salud pública en diferentes entornos ecológicos.»

¿Uno y listo?

Aunque las liberaciones de mosquitos en Colombia son las mayores realizadas hasta la fecha, los investigadores del World Mosquito Program han facilitado experimentos similares en todo el mundo. Estudios anteriores descubrieron que en Yogyakarta (Indonesia), por ejemplo, los casos de dengue se redujeron gracias al método del programa en un 77 %, mientras que en Brasil la carga de la enfermedad se redujo en un 38 % (hasta ahora).

«Una vez que se introducen los mosquitos con Wolbachia en las poblaciones de mosquitos autóctonos, se quedan allí. No tienes que liberar más mosquitos», dijo a DW en abril de 2023 el biólogo Rafael Maciel de Freitas, que trabaja en la Fundación brasileña Oswaldo Cruz y en el Instituto Bernhard Nocht de Medicina Tropical.

Sin embargo, agregó Freitas a DW, existe la preocupación de que el método no funcione para siempre, dada la alta posibilidad de que el patógeno del dengue encuentre una manera de adaptarse a -o eludir- la bacteria Wolbachia. «Es probable que el virus encuentre una forma de superar el efecto Wolbachia«, dijo Freitas, quien añade: «Yo no diría que el método Wolbachia es la solución al dengue, pero creo que así tenemos una mejor respuesta a la enfermedad».

Más trabajo por hacer

Y por el momento no está claro si la disminución del dengue detectada en Colombia y otros países puede atribuirse únicamente a los mosquitos infectados por Wolbachia. El dengue aparece en oleadas: a veces, una ciudad de una zona propensa al dengue pasa años sin sufrir un brote.

El World Mosquito Program pretende ampliar sus actividades en la próxima década: a principios de este año anunció planes para construir una fábrica en Brasil que infectaría anualmente a unos 5 000 millones de mosquitos con Wolbachia.

Referencia

World Mosquito Program[citado 6 nov 2023, actualizado junio 2023]. Colombia.

7 noviembre 2023|Fuente: DW.com| Tomado de Ciencia |global

DengueLa notable interacción entre los anticuerpos dirigidos contra las glicoproteínas RBD y de la espícula (S) del SARS-CoV-2 y la proteína E del virus dengue serotipo 2 (DENV) podría potenciar y agravar el cuadro clínico del dengue.

El trabajo publicado en Europe PMC destaca el hallazgo de una reacción de potenciación de la infección por dengue para el desarrollo de las estrategias de inmunización contra el SARS-CoV-2, en especial en regiones donde el dengue es endémico.

Particularidades del dengue

La infección primaria por el virus dengue confiere inmunidad permanente contra la infección secundaria homotípica, pero parcial ante una provocación heterotípica. Esta última se correlaciona con síntomas severos como consecuencia de una mayor viremia por el mecanismo denominado potenciación dependiente de anticuerpos (PDA), que se produce cuando anticuerpos en concentraciones subneutralizantes de una infección previa se unen al virión del DENV en casos de reinfecciones con un serotipo diferente y promueven el ingreso del virus a células que posean el receptor Fc.

La enfermedad por dengue registra una elevada prevalencia en zonas tropicales y subtropicales del mundo.

El estudio de Translational Health Science and Technology Institute (Faridabad, Haryana, India) evalúa el impacto de los anticuerpos anti-SARS-CoV-2 sobre la infección por DENV-2 provocado por el aumento reciente de los casos de dengue y los informes de reactividad cruzada potencial con anticuerpos anti-SARS-CoV-2.

Los autores recogieron muestras de plasma humano de la etapa de convalecencia recogidas durante las diferentes olas de la pandemia de COVID-19.

Con la intención de evaluar su capacidad para producir una PDA en cultivos celulares en caso de infección por DENV-2, utilizaron células de líneas mieloides humanas K562 y U937, junto con un panel de anticuerpos desarrollados contra SARS-Cov-2.

Para identificar los anticuerpos que indujeran más reacciones cruzadas al formar complejos con la proteína E de DENV-2, los investigadores realizaron análisis cualitativos y cuantitativos con diversos programas de acoplamiento con el fin de elegir los que desencadenaran la mejor respuesta.

Analizaron además la cinética de la unión de dos anticuerpos anti-SARS-CoV-2 con la envoltura del virus dengue y la proteína S del coronavirus y analizaron la reactividad cruzada mediante ensayos de inmunofluorescencia en células infectadas con DENV2 teñidas con anticuerpos y sueros animales dirigidos contra SARS-Cov-2.

El artículo explica que los anticuerpos anti-SARS-CoV-2 desarrollados en respuesta a una infección natural en seres humanos o por inmunización experimental en animales reaccionaron en forma cruzada con DENV-2 y tuvieron la capacidad de potenciar la infección por este virus en células K562 y U937.

Una prueba de reacción en cadena de polimerasa cuantitativa que detectaba ARN genómico de DENV demostró que 7 de 10 muestras de plasma humano de convaleciente de COVID-19 produjeron mayores tasas de replicación viral en las células K562 que las correspondientes a control.

Estos datos se correlacionaron con un aumento de las células positivas para DENV observadas en la citometría de flujo.

Resultados del trabajo

Uno de los anticuerpos contra el SARS-CoV-2, el CR3022, mostró una reactividad cruzada estadísticamente significativa (con mayor intensidad media de fluorescencia) que otros anticuerpos examinados en las imágenes de microscopia confocal, caracterizada por usar un punto de escaneo o puntos de luz que iluminan la muestra.

De manera similar, los estudios de simulación computarizada e in vitro indicaron una fuerte interacción entre los anticuerpos anti-SARS-CoV-2 y la proteína E del DENV-2.

La investigación da cuenta de una reactividad cruzada entre plasma de convaleciente y anticuerpos anti-SARS-CoV-2 y el DENV2 y asimismo observaron una afinidad de unión muy potente de los anticuerpos dirigidos contra las proteínas RBD y S del coronavirus con dímeros de proteína E estabilizados de DENV-2.

Los autores atribuyen la interacción a dos mecanismos posibles:

1) una vía extrínseca, que implicaría una mayor entrada del virus en las células de la huésped mediada por el receptor Fc, lo que conduciría a un aumento de la cantidad de células infectadas y

2) otra intrínseca, con una supresión de la respuesta inmunitaria antiviral del huésped y aumentos de la replicación y producción de virus por las células infectadas.

El aumento del porcentaje de células infectadas por DENV-2 también detectado indicaría una mayor internalización del virus y, posiblemente, la presencia de al menos una vía extrínseca para la PDA.

Diversas investigaciones sugieren que las coinfecciones con dengue y SARS-CoV-2 que con mayor frecuencia presentan síntomas típicos de dengue y mayores tasas de mortalidad, posiblemente se deban a una potenciación de la infección por DENV por los anticuerpos contra el coronavirus.

Algunos estudios también plantearon la necesidad de investigar si los anticuerpos inducidos en respuesta a las diversas vacunas contra el SARS-CoV-2 podrían potenciar infecciones por DENV.

Puesto que los virus del dengue y de la COVID-19 circulan simultáneamente en varios países, los autores opinan que es necesario profundizar las investigaciones y tal vez, considerar nuevas estrategias de inmunización que tengan en cuenta la estacionalidad del dengue cuando se analizan las políticas de aplicación de vacunas contra SARS-CoV-2, en particular en aquellos países donde el dengue es endémico.

Referencia

Jakhar K, Sonar S, Singh G, Sarkar T, Tiwari M, Kaur J, et al. SARS-CoV-2 antibodies cross-react and enhance dengue infection. bioRxiv[Internet]. 2023[citado 4 nov 2023].  DOI: 10.1101/2023.10.09.557914.

6 noviembre 2023 | Fuente: SIICSALUD| Tomado de Noticias biomédicas

noviembre 6, 2023 | gleidishurtado | Filed under: COVID-19, Dengue, infecciones, Riesgo a la Salud, Virus SARS-CoV-2 | Etiquetas: , , , |

DengueLa mayoría de los pacientes cursaron la fiebre dengue de manera leve; solo uno de los descritos por el artículo requirió ingreso a la unidad de terapia intensiva pediátrica.

El exantema, los vómitos y la irritabilidad, además de la fiebre, constituyen las manifestaciones habituales de la fiebre dengue en lactantes. La investigación destaca que no ocurrieron fallecimientos.

El ensayo Características de la Fiebre Dengue en niños menores de 6 meses… que publica la revista Pediatría (Asunción) evalúa las características clínicas y epidemiológicas de los lactantes menores de 6 meses con diagnóstico de fiebre dengue.

La Nación / Hospital Acosta Ñu inaugura importantes mejoras con G. 34 mil  millones de inversión.

Las autoras informan que  la institución recibe aproximadamente 110 000 pacientes al año.

Descripción de la enfermedad

El dengue aparece en picos epidémicos cada 3 o 4 años debido a los nuevos serotipos que reinstalan la infección. Después de la pandemia recobró a su prevalencia anterior con más de 2 millones y medio de casos reportados en América, con un millón de fallecidos y una cifra de graves que superó los cuatro mil.

La enfermedad causada por un arbovirus, el virus del dengue, presenta cuatro serotipos DENV-1, DENV-2, DENV-3 y DENV-4. Es transmitido por la picadura del mosquito hembra Aedes aegypti.

El dengue puede cursar con formas subclínicas o leves, o presentarse con formas graves hasta llegar al shock o falla multiorgánica.

Si bien la presentación asintomática puede darse en un 50 a 80% de los casos, en el algoritmo de manejo se distinguen formas clínicas del dengue:

la clásica, o fiebre dengue, sin signos de alarma, caracterizada por fiebre brusca, escalofríos, mialgias, artralgias, anorexia, cefalea y dolor retro orbitario;

dengue con signos de alarma como dolor abdominal intenso y sostenido, vómitos persistentes, ascitis, derrames serosos, sangrado de mucosas, letargo, irritabilidad, hepatomegalia, hipotensión postural, hematocrito aumentado y

dengue grave que implica shock o dificultad respiratoria, sangrado y daño orgánico grave.

La gran mayoría de los casos de dengue se registran en niños menores de 15 años. Las diferencias clínicas de su manisfestación en niños y en adultos indican que en los primeros se presenta con más vómitos y rash cutáneo, mientras en los adultos predominan artralgias, dolor retro orbital y mialgias.

Los datos de laboratorio encuentran más casos de trombocitopenia, hemoconcentración y elevada ALT (alanina aminotransferasa).

Experiencias descritas

Las características del dengue también fueron cambiando en las últimas décadas, tanto en la forma de presentación, como en la severidad y el riesgo vital.

De acuerdo a un informe nicaragüense publicado en 2005, un mayor porcentaje de dengue grave se vio en lactantes de 4 a 9 meses.

Un estudio de Brasil fechado en 2018 reportó que en los mayores de 5 años el dolor abdominal y la hepatoesplenomegalia fueron factores asociados a la severidad del dengue. Otro trabajo -en este caso de Paraguay- con un grupo pequeño de lactantes, mostró que presentaban menos leucopenia que los demás grupos etarios sin observarse incrementos de la gravedad.

Diseño y población del estudio

Ensayo observacional, descriptivo, de corte transversal, retrospectivo comprendido entre enero de 2017 y diciembre del 2021.

De los 48 869 pacientes menores de 6 meses que consultaron el servicio de urgencias del Hospital General Pediátrico Niños de Acosta Ñu, el estudio incluyó 172 lactantes con diagnóstico de fiebre dengue, equivalentes al 0,35 % de la población consultante total.

Las autoras consideran como posible que la baja cantidad esté relacionada con la situación epidemiológica de la infección, ya que tanto en las epidemias periódicas de dengue, como en los periodos de endemia, la afectación de mujeres embarazadas en ocasiones conduce a la infección del feto, por transmisión vertical o al neonato. En este último caso, los anticuerpos maternos pueden tener efectos protectores para el lactante durante un periodo de 6 a 12 meses.

Consecuencias de la investigación

Un escaso porcentaje de la población estudiada presentó signos de alarma, siendo los más frecuentes, vómitos e irritabilidad. Según el artículo, estos hallazgos difieren de manera notable con los registrados por el estudio del 2013 a 60 pacientes del mismo hospital que encontró signos de alarma en el 56,6 % de los lactantes. La diferencia, aclaran, podría deberse al escaso número de participantes del anterior estudio, es decir a un error aleatorio.

Con relación a los métodos auxiliares de diagnóstico, la mayoría de los pacientes presentaron una prueba positiva, ya sea NS1 o serología, datos similares a una investigación de 156 pacientes realizada en la Argentina, en que el 52,5 % fue diagnosticado por virología.

Estos reactivos para antígeno viral NS1 pueden arrojar resultados rápidos, con baja sensibilidad, pero con elevado valor predictivo positivo. Por tanto, un resultado negativo, no descarta la enfermedad, sin embargo, si es positivo, prácticamente la confirma, en atención a la elevada prevalencia del dengue en el país.

En lactantes con 5 meses de edad media, los síntomas predominantes de la fiebre dengue, además de la fiebre misma, fueron exantema, vómitos e irritabilidad. El estudio no observó marcada leucopenia ni plaquetopenia. La mayoría curso levemente la enfermedad y solo un paciente requirió ingreso a la unidad de terapia intensiva pediátrica. No se registraron fallecidos.

Referencia

Casartelli Vall D, Godoy Sánchez L, Mesquita Ramírez M. Características de la Fiebre Dengue en niños menores de 6 meses, un estudio retrospectivo. Pediatría (Asunción), 50(1), 20 – 26.  https://doi.org/10.31698/ped.50012023005

https://www.revistaspp.org/index.php/pediatria/article/view/743

 

01/09/2023(Siic Salud) Tomado- Noticias biomédicas Pediatría 

septiembre 4, 2023 | gleidishurtado | Filed under: Dengue, Fiebre, Pediatría, Problemas de Salud, Riesgo a la Salud | Etiquetas: , , , |

zika-dengue-chikunguñaEste trabajo, para el que se requiere una importante potencia informática, podría ayudar contra otras enfermedades causadas por virus similares, como el zika y la fiebre amarilla.

Los flavivirus (dengue, zika, virus del Nilo Occidental, fiebre amarilla…) infectan las células humanas por un proceso llamado endocitosis (fusionan su membrana con la pared celular en función de la acidez que detectan). Conocer este mecanismo es clave para obtener fármacos antivirales que eviten la infección y, dado que la interacción entre los virus y las células sanas se produce a través de proteínas muy complejas, para entender el proceso es necesario simular por ordenador cómo se produce la interacción química entre sus moléculas.

Con este enfoque, un estudio de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, publicado en la revista Biochimica Biophysica Acta Biomembranes, ha revelado la secuencia específica de la proteína E del virus del dengue donde se produce la interacción con las células humanas y, por tanto, hacia dónde deberían dirigirse los fármacos para prevenir la infección, según destaca José Villalaín, líder del estudio y profesor de Bioquímica y Biología Molecular de la UMH.

¿Cuál es el punto de partida del proyecto? El virus del dengue ya es endémico en nuestro país, al detectarse casos autóctonos. Según Villalaín, investigador del Instituto de Desarrollo, Investigación e Innovación en Biotecnologías Sanitaria de la Universidad Miguel Hernández (IdiBE), es de esperar que se produzcan cada vez más casos debido a las altas temperaturas y a las inundaciones periódicas que favorecen la extensión y propagación de los mosquitos Aedes aegypti o Aedes albopictus, cuya picadura puede transmitir la enfermedad.

Anteriores publicaciones de Villalaín demostraron que la proteína E del virus del dengue, responsable de la entrada del virus en la célula huésped, tiene tres puntos de unión a las membranas biológicas. A partir de ese conocimiento, ya que la fusión de las membranas es el primer y más importante paso en la infección del virus del dengue, era necesario «afinar» aún más dónde podía producirse el proceso.

Primera vacuna que protege contra el dengue con independencia de infecciones previas

‘Luz verde’ de la EMA a la vacuna tetravalente contra el dengue de Takeda

Cataluña confirma un nuevo caso de dengue no importado en España

Este estudio se ha realizado mediante dinámica molecular, un proceso de «simulación virtual» de la interacción entre proteínas que requiere tanta potencia informática que resulta necesario un conjunto de ordenadores para llevar a cabo el experimento. En estas simulaciones, se puede ver cómo se comporta cada átomo que compone las proteínas del virus y, por tanto, estudiar en detalle tanto la interacción entre moléculas como lo que ocurre dentro de las mismas.

Para este tipo de investigaciones, la UMH cuenta con un clúster de computación científica, un grupo de ordenadores unidos mediante una red de alta velocidad, gestionada por el Servicio de Innovación y Planificación Tecnológica. Según Villalaín, «se analizaron diversas conformaciones proteicas del sensor de pH y su interacción con diferentes lípidos de la membrana. Debido a la complejidad de los sistemas la toma de datos duró unos seis meses».

Gracias a esa labor, se ha demostrado que existe una secuencia específica de la proteína E del virus del dengue que es responsable tanto de la interacción proteína-proteína como proteína-membrana, fundamental en el proceso de activación proteica y en la consecuente fusión de las membranas viral y celular. Ese segmento, además de funcionar como sensor de pH, es decir, ser capaz de detectar la entrada del virus dentro del endosoma tardía, se une a la biomembrana de la célula con una alta afinidad y gran especificidad, lo que lo convierte en una diana terapéutica fundamental con la cual atacar al virus. Respecto al resultado, Villalaín destaca que «no se sabía si solo funcionaba como sensor de pH y/o además interaccionaba con la membrana de un modo específico, como así se ha demostrado».

Aplicación a otros virus similares

La importancia adicional del trabajo radica en que este segmento, encontrado también en otros tipos similares de virus, podría ayudar a encontrar moléculas antivirales que también serían efectivas contra las infecciones de virus similares al dengue, como el zika o la fiebre amarilla. Ese hallazgo, en definitiva, «nos descubre una nueva diana para poder inhibir la entrada del virus del dengue y, posiblemente, la de otros flavivirus». En todas estas patologías, recuerda, «no existen vacunas, son ineficientes o incluso producen efectos secundarios a determinados tipos de paciente». Todo ello podría ayudar a «conseguir un antiviral de efecto genérico contra los flavivirus», además de «estar preparados para nuevos tipos de virus emergentes de la misma familia que, posiblemente, a medio y largo plazo puedan ser generadores de nuevas enfermedades».

Fuente: Diario Médico

 

DehydrationLa hidratación adecuada reduce la gravedad del dengue en la atención primaria puesto que beber al menos 5 vasos de líquido disminuye en forma significativa las manifestaciones clínicas de la enfermedad.

El estudio enfocado en la atención primaria del dengue que publica la revista Infectious Diseases Now se propuso estimar el volumen y tipo de hidratación oral de los pacientes adultos con dengue con el fin de evaluar su efecto en la aparición de probables signos de alarma y posteriores hospitalizaciones. Read more

  • Noticias por fecha

    diciembre 2023
    L M X J V S D
    « nov    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración