Las estatinas, fármacos usados para disminuir el colesterol en la sangre, no provocan dolores musculares, al contrario de lo que muchos pacientes creen y que les lleva a evitar este tratamiento, aseguraron varios investigadores.

ESTATINALas estatinas se usan para prevenir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Sus efectos secundarios graves son poco frecuentes, pero el miedo al dolor, a los calambres y a la debilidad muscular lleva a los pacientes a interrumpir el tratamiento, lo cual los expone a un mayor riesgo de problemas cardíacos graves.

Para hacer frente a esta incertidumbre, unos investigadores británicos estudiaron a unas 200 personas (de 69,5 años en promedio) en Inglaterra y Gales que recientemente suspendieron la medicación o se lo estaban planteando debido a síntomas musculares.

Cada participante fue asignado al azar a seis períodos de tratamiento de dos meses, durante los cuales recibieron estatinas o un placebo. Ni el paciente ni el médico sabían qué pastilla tomaban.

Los participantes evaluaron los síntomas musculares y su intensidad (dolor, debilidad, sensibilidad, rigidez o calambres) en una escala del uno al diez al final de cada período de tratamiento. También observaban la ausencia de síntomas.

Dieciocho participantes (9 %) abandonaron debido a síntomas musculares insufribles durante un período de estatinas y 13 (7 %) durante un período de placebo.

Los dos tercios de los participantes que terminaron el ensayo prevén reanudar el tratamiento a largo plazo con estatinas.

Los investigadores, cuyo estudio se publicó en el British Medical Journal (BMJ), no encontraron diferencias en las puntuaciones de los síntomas musculares entre los períodos de estatinas y placebo.

Solo evaluaron un tipo de estatina (atorvastatina 20 mg) y sugieren que se hagan estudios similares con otras estatinas y con dosis más altas.

Los dolores musculares son frecuentes en el grupo de edad que toma estatinas, lo que puede llevar a pensar que se debe a los medicamentos cuando no es así, señalan.

“Este estudio proporciona pruebas adicionales a través de la experiencia de los individuos de que los dolores musculares que se suelen atribuir a las estatinas no se deben al medicamento”, añade el profesor Sir Nilesh Samani, director médico de la British Heart Foundation, citado por Science Media Center.

Sin embargo, el prospecto del medicamento enumera, entre sus efectos secundarios, las molestias articulares y musculares y el dolor de espalda.

También se aconseja informar de “cualquier dolor muscular inexplicable, calambre o debilidad muscular, especialmente si se acompaña de malestar o fiebre”, porque pueden ser efectos raros pero graves.

febrero 26/2021 (AFP) – Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

febrero 27, 2021 | Dra. María Elena Reyes González | Filed under: Bioquímica, Cardiología, Farmacología, Investigaciones, Medicina, Medicina Interna, Patología Clínica, Reumatología | Etiquetas: , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración