Se sabe que tener un padre con enfermedad de Alzheimer aumenta el riesgo de una persona de desarrollar la enfermedad, pero una nueva investigación sugiere que tener parientes de segundo y tercer grado que hayan padecido alzhéimer también puede elevar las probabilidades. El trabajo se detalla en la edición digital de Neurology, la revista médica de la Academia Americana de Neurología.

alzheimer-k0XC--620x349@abcLos familiares de primer grado incluyen padres y hermanos que comparten ambos padres. Los familiares de segundo grado incluyen abuelos, tías y tíos relacionados con la sangre y hermanos que comparten un padre. Los parientes de tercer grado incluyen bisabuelos, tíos abuelos, tías abuelas y primos hermanos.

‘La historia familiar es un indicador importante del riesgo de enfermedad de Alzheimer, pero la mayoría de las investigaciones se centran en la demencia en los familiares inmediatos, por lo que nuestro estudio trató de analizar el panorama familiar más amplio’, afirma la autora del estudio, Lisa A. Cannon-Albright, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Utah en Salt Lake City, en Estados Unidos.

‘Descubrimos que tener una visión más amplia de los antecedentes familiares puede ayudar a predecir mejor el riesgo. Estos resultados podrían conducir a mejores diagnósticos y ayudar a los pacientes y sus familias a tomar decisiones relacionadas con la salud’, apunta.

Para el estudio, los científicos analizaron la Base de Datos de la población de Utah, que incluye la genealogía de los pioneros de Utah desde el siglo XIX y sus descendientes hasta la actualidad. La base de datos está vinculada con los certificados de defunción de Utah, que muestran las causas de la muerte y, en la mayoría de los casos, los contribuyentes a las causas de la muerte.

En esa base de datos, los investigadores analizaron datos de más de 270 800 personas que tenían al menos tres generaciones de genealogías conectadas a los pioneros originales de Utah, incluidos datos de genealogía de ambos padres, los cuatro abuelos y al menos seis de los ocho bisabuelos. De ellos, 4436 tienen un certificado de defunción que indica que la enfermedad de Alzheimer es una causa de muerte.

Valorar el historial familiar completo

Los científicos descubrieron que las personas con un pariente de primer grado con la enfermedad de Alzheimer presentaban un riesgo un 73 por ciento mayor de desarrollar la enfermedad. Había 18 494 personas en este grupo; de ellos, 590 tenían enfermedad de Alzheimer cuando el número esperado de casos entre el grupo hubiera sido 341.

Las personas con dos familiares de primer grado registraban cuatro veces más probabilidades de desarrollar la enfermedad; aquellos con tres eran dos veces y media más probables; y aquellos con cuatro eran casi 15 veces más propensos a desarrollar la enfermedad de Alzheimer. De las 21 personas en el estudio con cuatro familiares de primer grado con alzhéimer, seis padecían la enfermedad; mientras que los investigadores habrían esperado que solo 0,4 personas desarrollaran la dolencia.

Aquellos con un pariente de primer grado y un pariente de segundo grado tenían un riesgo 21 veces mayor. Ejemplos de esto serían un padre y un abuelo con la enfermedad, o un padre y una tía o tío. Había 25 personas en esta categoría en el estudio; cuatro de ellos tenían la enfermedad cuando los investigadores hubieran esperado 0,2 casos.

Aquellos que solo tenían parientes de tercer grado, y tres de esos parientes, con enfermedad de Alzheimer presentaban un 43 por ciento más de riesgo de desarrollar la enfermedad. Un ejemplo de esto serían dos bisabuelos con la afección, junto con un tío abuelo, pero no padres o abuelos con la enfermedad. De las 5320 personas en esta categoría, 148 personas padecían la enfermedad cuando los investigadores esperaban que fueran 103.

‘Cada vez más, las personas buscan más una estimación de su propio riesgo genético para la enfermedad de Alzheimer -apunta Cannon-Albright-. Nuestros hallazgos indican la importancia de que los clínicos tengan en cuenta el historial familiar completo de una persona que se extienda más allá de los miembros de su familia inmediata’. Cannon-Albright destaca que, entre todos los participantes del estudio, el 3 por ciento tenía antecedentes familiares que duplicaban su riesgo de enfermedad de Alzheimer.
marzo 20/2019 (Europa Press)

marzo 21, 2019 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Enfermedad de Alzheimer, Enfermedades neurodegene., Genética, Neurología | Etiquetas: |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    marzo 2019
    L M X J V S D
    « feb   abr »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración