Un estudio señala que los síntomas depresivos y el estado de ánimo podrían pronosticar el dolor momentáneo entre pacientes con artritis.
Los síntomas depresivos y el estado de ánimo podrían pronosticar el dolor momentáneo entre pacientes con artritis, según investigadores de la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos que presentaron su estudio en la revista “Annals of Behavioral Medicine“, disponible en línea.

“Los resultados de este estudio asocian el humor positivo o negativo con dolor momentáneo en la vida diaria”, explica Jennifer E. Graham-Engeland, profesora asociada de salud bioconductal. “Hemos encontrado una evidencia consistente, pero que en gran parte aún no se ha probado, con una afirmación común de que el estado de ánimo que tenemos en el momento está asociado con fluctuaciones en el dolor y restricciones relacionadas con éste”. Este vínculo fue examinado entre individuos con artritis reumatoide, pero se podría extender al resto de la población.

Un mayor estado de ánimo positivo se relacionó con menos dolor y restricciones a causa de la artritis, mientras que un humor negativo, con más restricciones. Los sujetos que presentaron síntomas depresivos en general también registraron más dolor y restricciones en la vida diaria.

Calificar el dolor y el ánimo
A los participantes del estudio se les proporcionó un móvil que les impulsaba a calificar su propio estado de ánimo y dolor cinco veces al día durante una semana. Las calificaciones del dolor, hinchazón, rigidez y restricciones relacionadas con la artritis en rutinas y actividades se obtuvieron de manera similar cinco veces al día durante el mismo periodo de tiempo.

“Aunque es relativamente común oír a la gente en su día a día admitir que su humor puede empeorar su dolor físico, muchas evidencias sobre esta opinión se derivan de comparaciones transversales, asociaciones longitudinales sobre periodos de tiempo bastante largos, como meses o años, o estudios de laboratorios donde el humor y el dolor se manipularon, al contrario de lo que ocurre en la vida diaria”, apunta Graham-Engeland.

Según los investigadores, estudios recientes han usado evaluaciones del estado de ánimo y el dolor al final del día. Sin embargo, en su enfoque se utilizaron múltiples evaluaciones por día, para examinar la relación entre el humor y el dolor entre los sujetos.

Los investigadores especulan que una intervención muliticomponente destinada a ambos estados de ánimo y depresión, en la cual añadir intervenciones no tradicionales junto con terapias farmacéuticas serían necesarias para mejorar óptimamente el dolor y la calidad de vida en muchas personas con artritis reumatoide.

Aunque los investigadores consideran que las preguntas importantes son sobre la casualidad y direccionalidad de los efectos, estudios recientes apuntan que las intervenciones dirigidas a la depresión así como las orientadas a los estados de ánimo momentáneos justifican la investigación en sujetos con artritis reumatoide e, incluso, dolo crónico en general.
julio 31/2015 (Diario Médico)

agosto 1, 2015 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Psiquiatría, Reumatología | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración