Las personas mayores de 65 años que comen  pescado pueden vivir unos dos años más que quienes no consuman los ácidos  grasos omega-3 que se encuentran principalmente en pescados y mariscos, indicó  un estudio realizado en Estados Unidos.

Las personas con altos niveles de ácidos grasos omega-3 en la sangre  también parecen tener un riesgo 27% menor de muerte de cualquier tipo, y un  riesgo 35% menor de muerte por enfermedades cardíacas que aquellos con niveles  más bajos de omega-3 en la sangre, indicó el estudio.

La investigación fue dirigida por científicos de la Escuela de Salud  Pública de la Universidad de Harvard y fue publicada en la revista Annals of  Internal Medicine.

Otros estudios ya demostraron una relación entre los ácidos grasos omega-3  y un menor riesgo de enfermedades cardíacas, pero esta investigación examinó  las historias médicas de personas mayores de 65 años para determinar cualquier  vínculo entre el consumo de pescado y el riesgo de muerte.

Los investigadores revisaron datos médicos de 2700 estadounidenses mayores  de 65 años a lo largo de 16 años. Los considerados para el estudio no estaban  tomando suplementos de aceite de pescado, para eliminar cualquier confusión  sobre el uso de suplementos o diferencias dietéticas.

Los que tenían los niveles más altos en sangre de ácidos grasos omega-3,  presentes principalmente en pescados como salmón, atún, sardina, arenque y  caballa, tenían menor riesgo de morir por cualquier causa, y vivieron un  promedio de 2,2 años más que los que tenían niveles bajos.

Los investigadores identificaron el ácido docosahexaenoico (DHA) como el  más estrechamente relacionado con un menor riesgo de muerte por cardiopatía  coronaria.

El ácido eicosapentaenoico (EPA) estaba fuertemente vinculado con un menor  riesgo de infarto de miocardio no fatal y el docosapentaenoico (DPA) fue más  fuertemente asociado con un menor riesgo de muerte por derrame cerebral.

Los resultados persistieron después de que los investigadores hicieron  ajustes por estilo de vida, factores demográficos y de dieta.

“Nuestros resultados destacan la importancia de tener niveles adecuados de  ácidos omega-3 en la sangre para la salud cardiovascular, y sugieren que en el  futuro estos beneficios realmente podrían extender la expectativa de vida”,  dijo el autor principal del estudio, Dariush Mozaffarian, profesor asociado en  el Departamento de Epidemiología de la Escuela de Salud Pública de la  Universidad de Harvard.

Mozaffarian aconsejó pasar de la no ingesta de este tipo de ácidos grasos a  una ingesta moderada, “o cerca de dos porciones de pescado graso a la semana”.
abril 1/2013  (AFP) –

Tomado del boletín de selección temática de Prensa Latina: Copyright 2013 “Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.”

Dariush Mozaffarian, Rozenn N. Lemaitre,Irena B. King, Xiaoling Song,Hongyan Huang, Frank M. Sacks.Plasma Phospholipid Long-Chain ω-3 Fatty Acids and Total and Cause-Specific Mortality in Older Adults: A Cohort Study.Ann Intern Med. 2 April 2013;158(7):515-525

abril 3, 2013 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Bienestar y Calidad de Vida, Geriatría, Nutrición | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    abril 2013
    L M X J V S D
    « mar   may »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración