Una nueva técnica de investigadores estadounidenses permite transformar las células madre de los embriones humanos en neuronas capaces de reemplazar aquellas destruidas por el mal de Parkinson.

Una vez trasplantadas en animales, estas neuronas son  capaces de sobrevivir largo tiempo integrándose bien con otras células nerviosas, según demostró un estudio cofinanciado por el consorcio europeo de investigación NeuroStemCell, publicado en la revista Nature (doi:10.1038/nature10648).

Desde hace más de una década se usan las células madre para producir en laboratorio las neuronas dopaminérgicas, células del cerebro que producen una molécula-señal llamada dopamina, escasa en los enfermos de párkinson. Pero las neuronas así regeneradas eran incapaces hasta ahora de sobrevivir e integrarse en el cerebro después del trasplante, y mostraban una peligrosa tendencia a crecer de modo descontrolado, con el riesgo de generar tumores.

Investigadores liderados por Lorenz Studer, del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de  Nueva York, aprovecharon el nuevo saber sobre el desarrollo del sistema nervioso guiando el programa genético de las células madre hacia la transformación en auténticas células dopaminérgicas, prácticamente imposibles de distinguir de aquellas presentes en el cerebro humano.

Una vez trasplantadas en tres modelos animales afectados por el mal de Parkinson (ratones, ratas y monos), las neuronas demostraron poder sobrevivir a largo plazo e integrarse con las demás células nerviosas creando nuevas redes de comunicación.

Además no proliferan de modo descontrolado ni existe el riesgo de desarrollar tumores. En ratones y ratas afectados por párkinson el trasplante consiguió contrastar algunos síntomas de la enfermedad.

La disponibilidad de estas nuevas células constituye un importante avance para la investigación y abre nuevos caminos en la lucha contra las enfermedades neurodegenerativas.

Sin embargo, el camino por delante todavía es largo y difícil: “Estamos trabajando para producir estas células en condiciones adecuadas para los estudios clínicos”, precisó Studer.

“Es un proceso que requiere adaptaciones complejas, los primeros estudios en pacientes no podrán comenzar hasta dentro de tres o cuatro años”, agregó .

“Este trabajo representa un importante paso hacia las aplicaciones clínicas de las células madre embrionarias humanas”, comentó por su parte Elena Cattaneo, directora del centro de investigación de células madre de la Universidad de Milán.

Los resultados del equipo de Studer “plantean un desafío a Europa sobre la legislación futura y la competitividad en este campo”, concluyó la experta, que participó en la coordinación del estudio, refiriéndose a los límites a la investigación con células madre y la reciente sentencia de la Corte de Justicia europea que prohibió patentar estas investigaciones.
noviembre 8/2011 (ANSA)

Tomado del boletín de selección temática de Prensa Latina: Copyright 2011 “Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.”

Sonja Kriks, Jae-Won Shim, Jinghua Piao, Yosif M. Ganat, Dustin R. Wakeman, Zhong Xie, et. al.. Dopamine neurons derived from human ES cells efficiently engraft in animal models of Parkinson’s disease. Nature, publicado noviembre 6/2011.

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    noviembre 2011
    L M X J V S D
    « oct   dic »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración