La cirugía bariátrica, un procedimiento para perder peso, se ha convertido en la segunda operación abdominal más común en Estados Unidos pero, todavía, es difícil evaluar sus riesgos, según un artículo que publica Journal of the American Medical Association (JAMA).
Al subir las tasas de cirugía y dado que persistían las dudas acerca de la seguridad del procedimiento, el Colegio Estadounidense de Cirujanos y la Sociedad Estadounidense de Cirujanos Metabólicos y Bariátricos crearon programas de centros de excelencia que ayudaran a evaluar la calidad entre los hospitales.
Pero el estudio, encabezado por el Sistema de Salud de la Universidad de Michigan (UM), encontró que la designación como \”Centro de Excelencia\”, poco tiene que ver con las tasas de complicaciones post operatorias que se registran en los hospitales y con los cirujanos que llevan a cabo el procedimiento.
En términos generales, los hospitales de alto volumen tuvieron menos complicaciones, pero una acreditación del “Centro de Excelencia” por parte de una organización profesional no fue indicador de los hospitales más seguros para la cirugía bariátrica,
La buena noticia es que las complicaciones graves fueron relativamente bajas, un 7,3%, y en su mayoría se trata de las heridas y otros problemas menores, entre los 15 275 pacientes de Michigan que tuvieron cirugía bariátrica en uno de los 25 hospitales del Colaborativo de Cirugía Bariátrica de Michigan.
\”Dado que no hay datos confiables sobre los resultados, los pacientes deberían buscar cirujanos y hospitales de alto volumen cuando consideren dónde se arán el proceder quirúrgico\”, dijo la autora principal del estudio Nancy Birkmeyer, profesora de la UM.
\”No tiene importancia si los hospitales están designados como un centro bariátrico de excelencia\”, agregó.
El número de procedimientos para la pérdida de peso, recomendados habitualmente para quienes tienen que perder 45 kilogramos o más, ha subido de unos 16 000 a comienzos de la década de 1990 a más de 180 000 en 2005.
Las tasas de complicaciones graves son del 2,7% en los hospitales designados como centros de excelencia comparadas con una del 2% para los hospitales que no tienen tal designación.
Hay numerosas razones por las cuales esta designación no identifica, necesariamente, a los hospitales más seguros.
Aunque las solicitudes del centro de excelencia a menudo preguntan a los hospitales sus tasas de resultados específicos, tales como coágulos sanguíneos post quirúrgicos, los datos en general no se someten a auditoría.
El status de “Centro de Excelencia”, puede no ser el mejor indicador de los resultados porque la acreditación se sustenta, en datos de resultados que informan las mismas instituciones y otras variables menos importantes\”, dijo Birkmeyer.
Las complicaciones graves fueron casi dos veces tan altas como un 4,3% para los cirujanos de bajo volumen en los hospitales de bajo volumen comparada con un 1,9% para los cirujanos de alto volumen en los hospitales de alto volumen de Michigan.
Se considera como hospital de alto volumen al que haya realizado más de 300 cirugías bariátricas por año.
Los datos del estudio provienen del Colectivo de Cirugía Bariátrica de Michigan (MBSC), un consorcio de hospitales y cirujanos regionales que llevan a cabo la cirugía en Michigan.
El MBSC enrola cada año en su registro a 6 000 pacientes de los 25 hospitales participantes.
Washington, julio 31 (EFE)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración