Cada vez hay más pruebas de que la contaminación del aire provocada por los gases contaminantes emitidos por la circulación de algunos vehículos o por el funcionamiento de algunas instalaciones industriales tiene consecuencias negativas directas sobre la salud. Dos investigaciones recientes, aportan pruebas adicionales de ello.

contaminación del aireTeniendo en cuenta que los pulmones de los bebés son especialmente vulnerables porque están creciendo y desarrollándose, unos científicos se propusieron ver si hay efectos negativos a largo plazo para los bebés que están expuestos a la contaminación del aire mientras crecen.

El equipo de Qi Zhao, del Instituto Leibniz de Investigación de Medicina Medioambiental en la ciudad alemana de Düsseldorf, analizó datos reunidos en un seguimiento realizado a 915 niños residentes en dos zonas de Alemania: Múnich y Wesel.

Se sometió a los niños a pruebas para medir su respiración a la edad de 6, 10 o 15 años. Las pruebas registraron cuánto aire podían exhalar después de inspirar la máxima cantidad posible (esto se llama “capacidad vital forzada”) y cuánto aire podían exhalar en un segundo (esto se llama “volumen espiratorio forzado en un segundo”). Cuando los valores en estas mediciones son muy bajos, ello sugiere que la capacidad de respiración está restringida u obstruida y puede indicar la existencia de dolencias como el asma.

Los investigadores compararon estas medidas con las estimaciones de los niveles de contaminación en las zonas donde vivieron los niños en el primer año de vida, teniendo en cuenta otros factores que están relacionados con una función pulmonar más deficiente, como por ejemplo si las madres de los niños fumaban.

Descubrieron que cuanto más altos eran los niveles de contaminación del aire a los que estaban expuestos los bebés, peor era su función pulmonar cuando crecían y se convertían en niños y adolescentes.

“Nuestros resultados sugieren que los bebés que crecen respirando aire contaminado, incluso a niveles inferiores a los de la normativa de la Unión Europea, tienen una respiración más deficiente a medida que crecen y se convierten en niños y adultos, resume Zhao.

En el otro estudio reciente, el equipo de Shuo Liu, de la Universidad de Copenhague en Dinamarca, se valió de datos sobre personal danés de enfermería, concretamente correspondientes a un total aproximado de 23 000 personas. Se comprobó a qué personas se les había prescrito tratamiento contra el asma. Liu y sus colegas compararon esta información con los niveles de dos agentes contaminantes del aire (dióxido de nitrógeno (NO2) y partículas con diámetros de 2,5 micrómetros o menos (PM2.5)), así como los niveles de ruido del tráfico rodado, las tres cosas en los lugares donde vivían estas personas. Los investigadores tuvieron en cuenta otros factores relacionados con el asma, como el tabaquismo y la obesidad.

Descubrieron que, si bien la contaminación acústica no estaba relacionada con los índices de asma, sí existía una relación entre la exposición a largo plazo a la contaminación atmosférica y la probabilidad de que se diagnosticara asma a la persona. Hubo un aumento del 29 % en el riesgo de asma por cada aumento de PM2.5 de 6,3 microgramos por metro cúbico. Y hubo un aumento del 16 % en el riesgo de asma por cada aumento de NO2 de 8,2 microgramos por metro cúbico.

Los niveles de contaminación del aire a los que estaban expuestas las personas estudiadas eran relativamente bajos en comparación con los imperantes en muchas ciudades europeas, con una media de 18,9 microgramos de PM2.5 por metro cúbico, y 12,8 microgramos de NO2 por metro cúbico. Las normas europeas actuales para los límites máximos de PM2.5 y de NO2 son de 25 y 40 microgramos por metro cúbico, respectivamente.

“El hecho de que hayamos encontrado una relación con el asma, incluso a niveles relativamente bajos de exposición, sugiere que no hay un umbral seguro para la contaminación del aire”, advierte Liu. “Esto es una fuerte evidencia de que las regulaciones sobre la contaminación del aire deben ser más estrictas si queremos prevenir casos de asma”.

octubre 12/2020 (NCYT )

Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings. Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. La reproducción está permitida solo si se incluye el crédito de la fuente (NCYT Amazings) y un enlace dofollow hacia la noticia original.

octubre 13, 2020 | Dra. María Elena Reyes González | Filed under: Alergia, Enfermedades Respiratorias, Investigaciones, Medicina Ambiental, Pediatría, Puericultura, Sociología, Tabaquismo | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    octubre 2020
    L M X J V S D
    « sep    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración