Analizar la prevalencia de la enfermedad cardiovascular de los atletas olímpicos es uno de los objetivos de un estudio coordinado por Antonio Pellicia, del Comité Olímpico Italiano,que se publica en British Journal of Sports Medicine. El estudio muestra que aunque la proporción de enfermedad hallada en los deportistas sea pequeña, no debe ser desdeñada puesto que refleja un alto riesgo durante el desempeño deportivo.

El rendimiento y desempeño de los atletas olímpicos eleva el interés clínico y científico para estudiar la atención médica que reciben la prevalencia de alteraciones cardiovasculares.

Un estudio sistemático realizado por el Instituto de Medicina del Deporte del Comité Olímpico Italiano, en Roma, coordinado por Antonio Pellicia, jefe del Servicio de Cardiología, que se publica en British Journal of Sports Medicine, ha analizado la prevalencia y tipo de alteraciones cardiológicas en una cohorte de 2352 atletas con una edad media de 25 años, de los que el 64 por ciento eran hombres, y que habían competido en 31 juegos de verano o 15 invierno -entre los Juegos Olímpicos de 2004 en Atenas (Grecia) y los Juegos de 2014 en Sochi (Rusia)-.

A todos los atletas se les realizó una historia clínica, una examen físico, un electrocardiograma de 12 derivaciones y una ecocardiografía. Asimismo, se realizaron otras pruebas (de resonancia magnética y TC) o evaluaciones electrofisiológica de forma selectiva en algunos deportistas.

Resultados
Un subconjunto de 92 atletas (el 3,9 por ciento) mostró alteraciones cardiovasculares. Las alteraciones estructurales incluyeron 4 pacientes con cardiomiopatías hereditarias, un atleta con enfermedad coronaria, 4 con perimiocarditis, 2 con puentes miocárdicos, 45 conenfermedades congénitas y valvulares y 10 con hipertensión sistémica. Además, 2 deportistas sufrían fibrilación auricular, 14 taquicardia supraventricular reciprocante, 8 con taquiarritimias ventriculares complejas, o trastornos de la conducción, con 1 síndrome de Wolff-Parkinson-White y 2 con síndrome de QT largo.

Además, nueve de los 92 atletas con alteraciones cardiacas fueron descalificados para la competición y 17 tuvieron restricciones temporales hasta que las enfermedades se resolvieron. No obstante, para muchos de los deportistas, las alteraciones son asintomáticas y no alteran el rendimiento.

Los investigadores concluyen que los resultados del trabajo “revelan una prevalencia inesperada de alteraciones cardiovasculares entre los atletas olímpicos, incluyendo una pequeña, pero no desdeñable, proporción deenfermedades de riesgo. Esta observación sugiere que los atletas olímpicos, pese a la ausencia de síntomas y a sus rendimientos, no son inmunes a los trastornos cardiovasculares y podrían estar expuestos a un alto riesgo inesperado durante la práctica de ejercicio”.
enero 25/2017 (diariomedico.com)

enero 26, 2017 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Cardiología, Enfermedades Cardiovasculares, Medicina Deportiva | Etiquetas: , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    enero 2017
    L M X J V S D
    « dic   feb »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración