La combinación de la tomografía computarizada de haz cónico (CBCT) con sensores semiconductores complementarios de óxido metálico (CMOS) podrían detectar la osteoartritis (OA) en etapa temprana.

 Desarrollado por investigadores de la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos, el sistema portátil, CBCT/CMOS podría ser utilizado en los consultorios médicos, ayudando a detectar la osteoartritis con una dosis de radiación menor que la de la tomografía computarizada (TC) estándar. Y, puesto que el sensor CMOS proporciona resolución espacial muy alta, permite la detección de detalles más finos que la TC estándar, mejorando enormemente la capacidad de los médicos para evaluar el hueso trabecular. Según los investigadores, el sistema de imagenología también podría ayudar con la identificación precoz de la osteoporosis.

 Los investigadores utilizaron el sistema CBCT/CMOS para tomar imágenes de la mano de un cadáver humano, así como de muestras de biopsia ósea de la pelvis de 25 mujeres vivas. Determinaron que el sistema proporciona resultados que se correlacionan con el micro-Tc con un detector de pantalla plana (FPD) de silicio amorfo (aSI), que es el estándar de oro para evaluar el hueso trabecular. Los resultados preliminares fueron presentados en el 58° congreso anual de la Asociación Americana de Físicos en Medicina (AAPM), realizado en julio-agosto de 2016, Washington, Estdos Unidos.

 “La tecnología que estamos desarrollando nos permite ver detalles muy finos en la microestructura similar a una malla de hueso – conocida como hueso trabecular – que en la actualidad no se puede evaluar en los pacientes”, dijo el autor principal, el físico médico, Wojciech Zbijewski, del departamento de ingeniería biomédica de la Universidad Johns Hopkins. “Hay una creciente evidencia de que las primeras etapas de la osteoartritis implican cambios en el hueso trabecular, por lo que si podemos detectar dicho cambio, un paciente podría potencialmente evitar la cirugía dolorosa de reemplazo de rodilla recibiendo un tratamiento antes de que el cartílago se dañe de forma irreversible”.

 En la actualidad, las articulaciones, son evaluadas por rayos X o imágenes por resonancia magnética (RM), que muestran si el cartílago que recubre la articulación se ha dañado. En la mayoría de los casos, para el momento en que un paciente tiene dolor, el daño a la articulación es irreversible, y la única solución es reemplazar quirúrgicamente esa articulación. Por lo tanto, el reemplazo de articulaciones es un procedimiento común, con 719 000 reemplazos de rodilla y 332 000 reemplazos de cadera, realizadas cada año sólo en los Estados Unidos, según los Centros para Enfermedades y Prevención Atlanta, Estados Unidos (CDC)

 septiembre 02/ 2016 (Medimaging)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    septiembre 2016
    L M X J V S D
    « ago   oct »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración