Cansancio, inconstancia y distracción son manifestaciones del presentismo, que se asocia con la depresión, considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una de las enfermedades que más discapacidad genera en todo el mundo.

 Enrique Chávez León, presidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana (APM), subrayó que la depresión representa un problema serio de salud y sus síntomas afectan todos los aspectos de funcionamiento del paciente, lo que se refleja significativamente en el área laboral o escolar, social, familiar y en las actividades diarias.

 Sus síntomas son tristeza, irritabilidad, ansiedad, pérdida de energía y cansancio, sentimientos de culpa, baja autoestima, insomnio, somnolencia, desinterés, dificultad para concentrarse y pensamientos acerca de morir e impacta negativamente en la vida de las personas.

En ese cuadro se da lo que se conoce como presentismo, que ocurre cuando el empleado, a pesar de presentarse a laborar, debido a cuestiones emocionales no desempeña sus funciones de manera efectiva, lo que se traduce en un bajo rendimiento.

“En la escuela el estudiante no puede seguir las indicaciones de los profesores, tiende a estar aislado y tiene dificultades para concentrarse; el ama de casa no puede realizar sus actividades habituales, está cansada constantemente y tiene dificultades para interactuar en su núcleo familiar.

“En el trabajo, las dificultades para concentrarse, ocasionan que la persona cometa errores constantes y tenga dificultades para cumplir lo que se solicita”, abundó.

Chávez León agregó que aunado a la falta de productividad, algunas de las consecuencias del presentismo, debido a la depresión, son el deterioro en la relación con los equipos de trabajo, quienes suelen cubrir las carencias de la persona deprimida, aumentan sus cargas laborales, desatienden las tareas que les corresponden y manifiestan molestia por esas circunstancias.

“La depresión es un padecimiento mucho más común de lo que se piensa, está presente tanto en hombres como en mujeres, de todos los estratos sociales y puede aparecer a cualquier edad”, mencionó.

Las experiencias estresantes, como por ejemplo una enfermedad, el desempleo o el duelo, pueden desencadenar la enfermedad depresiva en personas susceptibles.

El psiquiatra comentó que debido al desconocimiento de que la depresión es en sí una enfermedad, existen mitos alrededor de ella, sus síntomas y sus consecuencias, por lo que regularmente es considerada como un padecimiento no serio o una afectación de carácter del individuo.

mayo 15 / 2016 (Notimex).-Tomado del Boletín de Prensa Latina Copyright 2016. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

mayo 15, 2016 | Dra. María Elena Reyes González | Filed under: Enferm. Psiquiát. y Psicológicas, Psicología, Psiquiatría | Etiquetas: , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración