El brote de fiebre amarilla en Angola causó desde diciembre hasta el domingo 242 muertes de un total de mil 751 casos, informó el Servicio Nacional de Salud Pública, citado  por medios periodísticos.

Según el último boletín semanal de la epidemia, en la semana del 4 a 10 de abril fueron comunicados 119 nuevos casos sospechosos de tener la dolencia, de los cuales se confirmó uno, y siete fallecieron.

Por vacunación fueron inmunizadas desde el inicio de la campaña el 2 de febrero en Luanda 5,8 millones de personas de un total de 6,5 millones. Fuera de esta capital se inocularon 10,1 millones.

En las provincias de Benguela y Huambo está previsto el inicio de la campaña, con más de un millón de dosis disponibles para cada región.

Estas dos provincias, después de Luanda, epicentro de la infección, son las más afectadas por la fiebre amarilla, descubierta hace cinco meses en el capitalino municipio de Viana.

Huambo notificó un total de 281 casos sospechosos, con 40 muertes, y Benguela 51, sin registro de pérdidas humanas.

Las autoridades sanitarias desmintieron rumores que circulan en la población según las cuales la vacuna contra la fiebre amarilla que se aplica causan muertes en esta capital.

“El alto número de fallecidos recientes en Luanda se debe a las lluvias y al surgimiento de focos de mosquitos infectados en el seno de la familia”, declaró la doctora Filomena Wilson, de la Dirección Nacional de Salud Pública.

Explicó que las causas de las pérdidas humanas no se deben a la vacuna, sino al aumento de los casos de paludismo y a las fuertes precipitaciones de los últimos días. “El paludismo mata más que la fiebre amarilla”, subrayó.

Durante una breve visita que cumplió al país, la directora de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Chan, congratuló al gobierno por los esfuerzos que realiza en el combate contra la fiebre.

Nos gustaría felicitar al Ejecutivo por los esfuerzos emprendidos, dijo Margaret tras un encuentro con el presidente angoleño, José Eduardo dos Santos, en el Palacio Presidencial.

Estudios aseguran que la fiebre amarilla es una dolencia viral transmitida por mosquitos infectados y provoca fiebre, dolores musculares, pérdida de apetito, vómitos y náuseas que pueden conducir a la muerte.

abril 13/ 2016 (PL) Tomado del Boletín de Prensa Latina Copyright 2016. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

abril 13, 2016 | Dra. María Elena Reyes González | Filed under: Enfermedades infecciosas, Enfermedades transmisibles, zoonosis | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración