La colocación de un estent o cánula y la cirugía, son igual de eficaces para reducir el riesgo de sufrir en el largo plazo un accidente cerebrovascular a causa del estrechamiento de la arteria carótida, reveló un estudio.

La investigación realizada por Mayo Clinic evidenció que el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular después de la colocación del estent o de la cirugía (endarterectomía), fue de alrededor de siete por ciento.

La comparación en 10 años de la reaparición de la estenosis (que vuelva a estrecharse la arteria carótida) fue baja, tanto con la colocación de estent como con la cirugía, y de alrededor de uno por ciento al año.

Además se descubrió que los beneficios son iguales, tanto para adultos mayores como para más jóvenes, para hombres y mujeres, así como para pacientes que sufrieron un accidente cerebrovascular anterior y para quienes no lo tuvieron, señala el estudio dado a conocer a través de un comunicado.

“Esta tasa tan baja revela que ambos procedimientos son seguros y muy durables para prevenir un accidente cerebrovascular”, comentó Thomas Brott, neurólogo de Mayo Clinic en Florida e investigador principal del estudio.

Explicó que las arterias carótidas se ubican a cada lado del cuello, y cuando hay acumulación de placa, las arterias pueden estrecharse y endurecerse, afección conocida como ateroesclerosis, lo que puede reducir el flujo sanguíneo y ocasionar la formación de un coágulo que puede conducir a un accidente cerebrovascular.

El especialista agregó que la endarterectomía consiste en la extracción quirúrgica del segmento estrechado de la arteria, mientras que el estent introduce una prótesis endovascular a través de un catéter para expandir la arteria apretada.

Refirió que en el año 2010, la fase uno del estudio descubrió que la colocación de un estent y la cirugía eran procedimientos igual de seguros, con menos accidentes cerebrovasculares entre los sometidos a cirugía y menos ataques cardiacos entre los sometidos a la colocación de estent.

“Esta segunda fase completa el asunto y los resultados son muy esperanzadores. Tenemos dos procedimientos seguros que sabemos son muy eficaces a largo plazo. Ahora el paciente y el médico tienen la alternativa de elegir entre la cirugía y la colocación de un estent, con base en la enfermedad particular y preferencias del paciente”, añadió Brott.

Mencionó que debido a que los pacientes en edad de recibir beneficios de Medicare que presentan estrechamiento de la arteria carótida ahora viven más tiempo, la durabilidad del estent y de la cirugía tranquiliza a pacientes y familiares.

El estudio de Mayo Clinic fue realizado a dos mil 502 pacientes de Estado Unidos y Canadá, con una edad promedio de 69 años.

marzo 24/ 2016 (Notimex).-Tomado del Boletín de Prensa Latina Copyright 2016. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración