Las pocas evidencias de las dietas bajas en hidratos de carbono necesitarían estudios a largo plazo para determinar con exactitud los beneficios sobre el colon irritable.

Un grupo de investigadores ha publicado, en la Drug an Therapeutics Bulletin,  un estudio en el que determinan que hay pocas evidencias en la ciencia que confirmen que una dieta pobre en hidratos de carbono podría aliviar síntomas del colon irritable.

Con poco conocimiento sobre los desencadenante de los síntomas, los expertos solo recomiendan seguir una dieta con bajo contenido en fibra y fruta fresca, mantener un horario habitual sin prisa y seguir un estilo de vida saludable. En Australia surgió una tendencia conocida como Fodmap, basada en no ingerir determinados hidratos de carbono de cadena corta que podrían ser mal absorbidos, para evitar un empeoramiento de los síntomas.

Estos hidratos de carbono los podemos encontrar en cereales como el trigo y en otros alimentos como la leche o la miel, incluso en algunos productos utilizados en repostería como el sorbitol, y su consumo estaría relacionado con los síntomas al provocar aumento de los gases y del agua en la luz intestinal.

Por determinar

Con el estudio, los investigadores han observado que esta dieta produce beneficios cuando pretendes reducir la sintomatología pero solo se han llevado a cabo estudios a corto plazo, por lo que advierten de que aquellos que sigan esta dieta deben estar controlados por dietistas.

Así pues, los científicos consideran que “la duración ideal no se ha evaluado en ningún ensayo clínico y su papel en el abordaje del colon irritable todavía no está plenamente establecido”.

agosto 11 / 2015 (Diario Médico)

 

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración