Un estudio reciente muestra que un 34 % de las personas con esta patología cree que sudar excesivamente en público es peor que tener miedo escénico, y un 30 % considera que produce más vergüenza que el acné o la obesidad.

La prevalencia de la hiperhidrosis se cifra en el 2,8 % de la población, y no se sabe por qué afecta a unas personas y a otras no. A este respecto, el jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Fundación Alcorcón, el doctor José Luis López Estebaranz, señala que unos dos tercios de las personas que padecen esta patología tienen antecedentes familiares.

La hiperhidrosis afecta por igual a hombres y a mujeres, y se empieza a manifestar desde la infancia y la adolescencia. “Las personas con hiperhidrosis producen sudor en cantidades mucho más grandes de las necesarias para controlar su temperatura corporal, especialmente en las palmas de las manos, las plantas de los pies y las axilas”, ha señalado el experto.

La sudoración excesiva tiene un gran impacto en la calidad de vida de las personas, incluso llega a condicionar la elección del trabajo, la forma de vestir, y la participación en actividades sociales, lo que puede llegar a afectar la autoestima. De hecho, según un estudio realizado entre personas con esta patología, un 34 % piensa que sudar excesivamente en público es peor que tener miedo escénico, y un 30 % cree que produce más vergüenza que tener acné o sufrir obesidad.

El Dr. López Estebaranz aconseja usar prendas que sean frescas; mantener un ambiente de trabajo fresco y bien ventilado; evitar el consumo de alcohol, café, té, tabaco y alimentos picantes; reducir el estrés, la tensión y la ansiedad, y mantener una buena higiene corporal para evitar el mal olor.

Toxina botulínica

En cuanto al tratamiento para esta patología, la toxina botulínica tipo A es una alternativa que resulta eficaz en el 93 % de los casos. “Es un tratamiento que se realiza de forma ambulatoria y dura entre 15 y 30 minutos. Sus efectos pueden durar en torno a 7 meses y su eficacia es cercana al 100 %”. De hecho, el 89 % está satisfecho con los resultados en la primera semana y hasta el 93 % lo está en la semana 16.

Además, el doctor López Estebaranz ha añadido que en las axilas el tratamiento es prácticamente indoloro, y que dentro de la primera semana de tratamiento ya es notoria la mejoría en la sudoración.

Por último, el experto ha aclarado que un segundo tratamiento es necesario cuando se empieza a notar una vuelta a la sudoración excesiva, que suele ocurrir pasados 4- 9 meses.

junio 21/ 2015 (JANO)

 

junio 22, 2015 | Dra. María Elena Reyes González | Filed under: Cirugía, Dermatología y Venerología, Enfermedades, Enfermedades Dermatológicas, Especialidades | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración