Antes de los 3 años, el 90 % de los niños ha sufrido algún episodio de otitis media aguda, enfermedad favorecida por el tabaquismo en el entorno familiar o un sistema inmunológico deficiente

La otitis media aguda es una de las enfermedades infantiles más frecuentes, cuyo tratamiento requiere la administración de antibióticos.

Como consecuencia, este problema pediátrico supone una importante carga médica, además de económica, debido a que actualmente es la patología que mayor gasto genera en antibióticos. Los últimos avances sobre el tratamiento de la otitis media aguda, así como las medidas más eficaces para disminuir su incidencia y, por lo tanto, reducir el coste que supone, temas centro de los trabajos de la Comisión de Otorrinolaringología (ORL) Pediátrica, en el marco del LIX Congreso Nacional de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Patología (SEORL PCF).

Los especialistas explican que la otitis media aguda es una infección que suele iniciarse cuando los gérmenes responsables de los resfriados o el dolor de garganta (infecciones bacterianas o virales) se propagan hasta el oído medio. Una vez allí, la infección puede dar lugar a la acumulación de pus o líquido detrás del tímpano. En algunos niños, la presión ejercida sobre éste puede provocar un dolor considerable. Normalmente, esta infección se presenta después de un proceso catarral.

Aunque también puede afectar a los adultos, es una enfermedad eminentemente infantil, que se manifiesta, sobre todo, entre los 0 y los 3 años.

El Dr. Javier Cervera, de la Comisión de ORL Pediátrica de la SEORL PCF, señaló que “la principal causa que hace que afecte a este grupo de población es que, hasta los 4 años, el sistema inmunológico no está totalmente desarrollado”. Se estima que antes de cumplir 1 año, el 20 % de los niños habrá sufrido al menos un episodio de otitis media aguda, porcentaje que se eleva hasta el 50 %, antes de los 2 años, y hasta el 90 %, antes de los 3 años.

Aunque actualmente existen vacunas bacterianas para prevenir la otitis media aguda, tienen el problema de que sólo son eficaces contra un 6 % de espectros de serotipos. Por ello, a falta de vacunas más efectivas, la Comisión de ORL Pediátrica ha puesto de manifiesto que lo más eficaz es la prevención.

Según el Dr. Cervera, “existen medidas muy sencillas para no favorecer la aparición de la otitis media aguda. En este aspecto, el papel de los padres es fundamental, ya que una de las principales causas que benefician este tipo de infección en los niños es que frecuenten lugares en los que se fuma habitualmente”. Sin embargo, existen otros mucho más factores que no pueden controlarse, tales como un sistema inmunológico deficiente o antecedentes familiares de problemas de otitis.

La aparición de la otitis media aguda también es consecuencia de situaciones cada vez más comunes que están relacionados con el ritmo de vida actual. En este sentido, el Dr. Cervera define la otitis como “la enfermedad del siglo XXI”. “Hoy en día, rara es la pareja en la que ambos cónyuges no trabajen; esto ha aumentado el porcentaje de niños menores de 3 años que acude a guarderías, lo que genera un mayor riesgo de contagio, al entrar en contacto diario con otros niños”. Asimismo, la plena integración de la mujer al ámbito laboral en las últimas décadas ha provocado que se haya reducido la lactancia materna, que favorece la generación de anticuerpos en el niño y, por lo tanto, le protege frente a las infecciones.

Cuando aparece la otitis media aguda en el niño, y se realiza el diagnóstico por parte del pediatra, el tratamiento habitual es la administración de antibióticos. Deben administrarse en una o dos tomas diarias, con ciclos de corta duración y debidamente controlados. Sin embargo, la resistencia a los antibióticos es una situación creciente y que afecta cada vez más tanto a niños como a adultos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en los últimos años se han desarrollado resistencias a muchos de los antibióticos en todo el mundo.

Aparte de la resistencia a los antibióticos, la principal complicación que puede aparecer en casos de otitis media aguda es el defecto auditivo.

Tal y como afirmó el Dr. Francisco González, vocal de la Comisión de Otología de la SEORL PCF, “un diagnóstico tardío o complicaciones durante el tratamiento pueden generar pérdida auditiva e incluso dejar secuelas permanentes en el niño. Lo fundamental es tomar medidas para su prevención”.

Marzo 2/ 2015. (JANO)

 

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración