Un equipo del Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn) ha realizado un estudio prospectivo desde el momento del nacimiento hasta los primeros cinco años de vida, que refuerza la idea de que la evolución en el peso en el periodo posnatal es crucial, ya que las alteraciones sutiles detectadas en el metabolismo de los niños a los cinco años pueden ser interpretadas como indicadores del futuro desarrollo de factores de riesgo cardiometabólico en la edad adulta.

Así, las condiciones de la vida intrauterina, como el crecimiento intrauterino retardado y el patrón de crecimiento en los primeros meses de vida, se revelan factores determinantes en el desarrollo posterior de enfermedades propias de adultos. Ello abre nuevas vías de intervención que apuntan a la teoría de la programación fetal y al control del aumento de peso desequilibrado en la infancia como método de prevención de los factores de riesgo cardiometabólico en etapas posteriores de la vida. Los datos del estudio, publicado en la revista “Hypertension”, destacan que este es uno de los pocos trabajos prospectivos realizados, dedicándole un editorial.

Diferencias iniciales
Efectuado en colaboración con Pediatría del Hospital General Universitario de Valencia, el trabajo ha evaluado a 139 niños sanos, 76 niños y 63 niñas, que nacieron a término después de un embarazo sin complicaciones. Según Empar Lurbe, del CIBERobn, para ello se dividieron en tres grupos según su tamaño al nacer: pequeño, apropiado y grande para su edad gestacional.

Los bebés fueron seguidos a los seis meses, dos años y cinco años. En cada revisión se les midió la presión arterial y los parámetros antropométricos (peso, talla e índice de masa corporal). Al cumplir los cinco años, se les realizó un test metabólico. Durante el estudio se observó que las diferencias de peso y altura en los tres grupos establecidos se mantenían a los 6 meses de vida. Sin embargo, a los 2 años, los pequeños ya habían igualado a los medianos y a los 5 años, el 27 % de los niños incluidos en este estudio eran obesos.

Los niños pequeños presentaron los valores más altos de insulina en ayunas, índice HOMA, que cuantifica la resistencia a la insulina y lipoproteínas de alta densidad. “Los más pequeños al nacer que ganan más peso tienen más riesgo de alteraciones metabólicas. Este no es el caso para los valores de presión arterial que, si bien al nacer se relaciona positivamente con el peso, a partir de entonces y hasta los 5 años de edad el impacto del peso al nacer fue mucho menor.
junio 1/2014 (Diario Médico)

Maternal Parity, Fetal and Childhood Growth, and Cardiometabolic Risk Factors

Associations of Birth Weight and Postnatal Weight Gain With Cardiometabolic Risk Parameters at 5 Years of Age

Childhood Cardiometabolic Outcomes of Maternal Obesity During Pregnancy

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    junio 2014
    L M X J V S D
    « may   jul »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración