Los niños que son acosados en la escuela primaria tienen casi cinco veces más probabilidades de autolesionarse para cuando están en la adolescencia, según un estudio reciente.

Según los hallazgos, los investigadores británicos responsables del estudio concluyeron que ninguna forma de acoso (desde los motes hasta el abuso físico) se debe considerar como un rito de paso inocuo.

Los médicos deben preguntar rutinariamente a los niños si han sido víctimas de un acosador, aconsejaron los investigadores.

“La importancia de esta intervención temprana no se debe subestimar”, enfatizó en un comunicado de prensa de la Universidad de Warwick el coautor del estudio, Dieter Wolke, profesor de la universidad. “Si pudiéramos eliminar el acoso, al mismo tiempo que otras exposiciones permanecen constantes, habría el potencial de prevenir el 20 %  de todos los casos de autolesión”.

Los investigadores examinaron información sobre casi 5000 niños que participaron en un estudio basado en la Universidad de Bristol. Los niños fueron evaluados para determinar si habían sido acosados entre los 7 y los 10 años de edad. Años más tarde, cuando los niños tenían 16 o 17 años, se les preguntó si se habían autolesionado.

El estudio halló que el 16.5 % de los adolescentes se habían autolesionado en el año anterior. Aunque los niños que se autolesionaron a propósito podrían estar intentando aliviar la tensión o internalizando el distrés, el estudio halló que casi el 27 %  de los que se autolesionaban sentían que “deseaban morir”.

Tras tomar en cuenta otros factores, como la violencia doméstica, los estilos de crianza o una vida familiar floja, los hallazgos seguían demostrando un vínculo claro entre ser acosado a una edad temprana y las autolesiones en la adolescencia. Los investigadores señalaron que el acoso podría aumentar el riesgo de depresión de los niños, o empeorar los efectos negativos de tener una situación familiar negativa.

Las chicas eran más propensas a desarrollar síntomas de depresión y a autolesionarse.

Aunque el estudio vinculó ser acosado a una edad temprana con un mayor riesgo de autolesiones en la adolescencia, no estableció causalidad.

“Muchos niños sufren en silencio y nunca cuenta que son acosados”, advirtió Wolke. “Aunque el acoso también aumenta el riesgo de depresión, muchos adolescentes en nuestro estudio se autolesionaban sin estar deprimidos, así que es importante que cuando los niños o los adolescentes muestren señales de autolesión o indicaciones de síntomas no específicos (como dolores de cabeza o de estómago recurrentes y negarse a ir a la escuela), consideremos el acoso como una causa posible y les demos respaldo”.

El estudio aparece en la revista Journal of the American Academy of Child & Adolescent Psychiatry (doi: 10.1016/j.jaac.2013.03.012).
mayo 31/2013 (HealthDay News) –

Lereya ST, Winsper C, Heron J, Lewis G, Gunnell D,  Wolke D. Being bullied during childhood and the prospective pathways to self-harm in late adolescence. J Am Acad Child Adolesc Psychiatry. 2013 Jun;52(6):608-618.e2. 2013 May 3.

junio 5, 2013 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Pediatría, Psicología | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    junio 2013
    L M X J V S D
    « may   jul »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración