Un estudio realizado por científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts (UMMS, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, plantea la posibilidad de que incluso pequeñas cantidades de comida insalubre puedan producir cambios significativos en los genes que afecten negativamente a la fisiología y la salud.

Dos artículos publicados en Cell (doi: 10.1016/j.cell.2013.02.049.) por A.J. Marian Walhout, codirector del Programa de Biología de Sistemas y profesor de Medicina Molecular en UMMS, describen cómo el metabolismo y la fisiología se relacionan con la dieta. A partir del C. elegans, un gusano redondo transparente que se utiliza a menudo como organismo modelo en estudios genéticos, Walhout y sus colegas observaron que las dietas modifican la expresión de genes, lo que, en determinados casos, determina cambios fisiológicos.

“En resumen, se encontró que cuando los C. elegans son alimentados con dietas de diferentes tipos de bacterias, responden cambiando radicalmente su programa de expresión génica, dando lugar a importantes cambios en la fisiología”, dijo Walhout. “Los gusanos que se alimentaron con una dieta natural de bacterias Comamonas tuvieron menos hijos, vivieron menos y se desarrollaron más rápido en comparación con los alimentados con la dieta estándar de laboratorio de la bacteria E. coli“, añade.

Walhout y sus colegas identificaron al menos 87 diferencias en la expresión génica de C. elegans entre una y otra dieta. Estos cambios fueron independientes de los términos de referencia y las vías de señalización de la insulina, esto es, de los programas de expresión génica típicamente activos en el control nutricional. En lugar de ello, los cambios se producen, al menos en parte, en un regulador que controla el cambio, un gen que determina el desarrollo y el crecimiento del gusano.

Ritmo circadiano

“Es importante destacar que estos mismos reguladores que están influidos por la dieta en los gusanos controlan el ritmo circadiano en humanos”, indica, por su parte, Lesley MacNeil, estudiante postdoctoral en el laboratorio de Walhout y primer autor del artículo. “Ya sabemos que los ritmos circadianos están afectados por la dieta. Esto apunta a la posibilidad real de que ahora podemos utilizar C. elegans para estudiar las complejas conexiones entre la expresión génica de la dieta y la fisiología y su relación con las enfermedades humanas”, agrega.

Sorprendentemente, Walhout y colegas constataron que incluso cuando se añade una pequeña cantidad de las bacterias Comamonas a una dieta compuesta de bacterias E. coli, C. elegans muestran cambios cruciales en la expresión genética y la fisiología. Estos resultados sugieren que determinadas cantidades de ciertos alimentos pueden ser óptimas bajo diferentes condiciones.
marzo 28/2013 (JANO)

Emma Watson, Lesley T. MacNeil, H. Efsun Arda, Lihua Julie Zhu, Albertha J.M. Walhout.Diet-Induced Developmental Acceleration Independent of TOR and Insulin in C. elegans.Cell 153(1) pp. 240 – 252 .28 Mar 2013

Watson E, Macneil LT, Arda HE, Zhu LJ, Walhout AJ.Integration of Metabolic and Gene Regulatory Networks Modulates the C. elegans Dietary Response.Cell. 2013 Mar 28;153(1):253-66. doi: 10.1016/j.cell.2013.02.050.

abril 8, 2013 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Genética | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    abril 2013
    L M X J V S D
    « mar   may »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración