La Sociedad Europea de Cardiología (SEC) ha publicado un estudio que revela que aquellas personas que están satisfechas con su vida tienen menos riesgo de enfermedad cardíaca. De hecho, cuanto mayor es la satisfacción más grado de protección adquieren contra estas dolencias.

Aunque la depresión y la ansiedad son dos trastornos que, desde hace mucho tiempo, se consideran factores de riesgo para las dolencias cardíacas, existe menos certidumbre acerca de los efectos beneficiosos de un estado psicológico positivo. Ahora, tras un estudio en el que han participado 8000 funcionarios británicos, los investigadores afirman rotundamente que \”una vida satisfactoria es buena para el corazón\”, según informa en su último número la European Heart Journal (doi: 10.1093/eurheartj/ehr203).

Los participantes fueron elegidos en su totalidad de la cohorte de estudio Whitehall II de Reino Unido, realizado entre 1985 y 1988, y la edad media de los mismos era de 49 años. A todos ellos se les plantearon una serie de preguntas acerca de siete aspectos específicos de sus vidas cotidianas: relaciones amorosas, actividades de ocio, nivel de vida, trabajo, familia, sexo y satisfacción con uno mismo.

Se les pidió que calificaran su satisfacción en cada uno de los campos de acuerdo con una escala del 1 (muy insatisfecho) al 7 (muy satisfecho) y, posteriormente, se combinaron todas las puntuaciones para ofrecer una puntuación media de la satisfacción con sus vidas en general. A continuación, se examinaron los historiales médicos de los participantes en busca de muertes relacionadas con enfermedad coronaria, ataques cardíacos no mortales y angina de pecho confirmada clínicamente a lo largo de un periodo de seguimiento de aproximadamente seis años.

Los resultados de la investigación mostraron que la satisfacción en los aspectos de trabajo, familia, sexo y satisfacción con uno mismo (pero no con relaciones amorosas, actividades de ocio o nivel de vida) comportaba una disminución aproximada del 13% del riesgo de enfermedad cardíaca.

\”Considerada en su conjunto, esta investigación indica que la satisfacción con aspectos específicos de la vida cotidiana, en particular el trabajo, la familia, la vida sexual y la relación con uno mismo, tiene un efecto positivo asociado con la reducción de cardiopatías coronarias, independientemente de los factores de riesgo tradicionales\”, explican los autores.

Una de ellas, la doctora Julia Boehm, de la Escuela de Salud Pública de Harvard en Boston (Estados Unidos), apunta que \”aunque los factores de riesgo tradicionales como la hipertensión arterial, lípidos e índice de masa corporal no explican la relación entre satisfacción vital y enfermedad cardíaca coronaria, no deben descartarse otros mecanismos biológicos y de comportamiento que favorecen la resistencia a la enfermedad\”.

De hecho, sugiere que las intervenciones orientadas a potenciar estados psicológicos positivos, y no solamente a aliviar estados psicológicos negativos, \”pueden surtir un efecto considerable entre individuos de alto riesgo\”.
julio 6/2011 (JANO)

Nota: Los lectores del dominio *sld.cu acceden al texto completo a través de Hinari.

Julia K. Boehm, Christopher Peterson, Mika Kivimaki, Laura D. Kubzansky. Heart health when life is satisfying: evidence from the Whitehall II cohort studyEur Heart J, publicado en la versión preliminar en línea de julio 4/2011.

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración