Un estudio revela que las embarazadas que toman fluoxetina o paroxetina presentan un mayor riesgo de tener bebés con ciertos defectos congénitos.

El uso de los antidepresivos fluoxetina y paroxetina puede elevar levemente el riesgo de que los bebés desarrollen defectos congénitos, según estudio realizado en Finlandia y que publica Obstetrics & Gynecology (doi: 10.1097/AOG.0b013e318220edcc).

Un equipo halló que las usuarias de fluoxetina y paroxetina eran algo más propensas a tener bebés con ciertos defectos congénitos. Pero esto no significa que los fármacos no sean seguros en el embarazo, aclaró el autor del estudio, Heli Malm, del Servicio de Información Teratológica, del Hospital Distric of Helsinki and Uusimaa (Finlandia).

La investigación revela que cualquier riesgo, si existe, sería bajo: afectaría a 105 de cada 10 000 bebés de usuarias de fluoxetina y a 31 de cada 10 000 hijos de usuarias de paroxetina. Aun así, los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS) \”se deberían utilizar durante el embarazo sólo cuando está indicado\”, dijo Malm. \”En ese caso, son relativamente seguros\”, agregó el experto.

Entre el 3% y el 6% de las mujeres toman ISRS en el embarazo; por lo tanto, existe la preocupación de si esos fármacos suponen un riesgo para los bebés. Hasta ahora, los resultados de las investigaciones habían sido algo contradictorios.

Un estudio sobre casi 500 000 de niños daneses reveló un elevado riesgo de malformaciones congénitas en los bebés de usuarias de ISRS, como fluoxetina, sertralina y citalopram. El año pasado, un estudio sobre 12 700 bebés de Estados Unidos reveló que los hijos de usuarias de bupropion al inicio del embarazo tenían el doble de riesgo de desarrollar malformaciones cardíacas conocidas como defectos del tracto de salida del ventrículo izquierdo.

En el nuevo trabajo, el equipo de Malm revisó datos nacionales de 635 583 nacimientos entre 1996 y el 2006 y halló que las usuarias de fluoxetina al inicio del embarazo eran más propensas a tener bebés con defectos septales ventriculares aislados, es decir, un orificio entre el lado izquierdo y derecho del corazón.

Los hijos de las usuarias de paroxetina al inicio del embarazo eran más propensos a nacer con defectos del tracto de salida del ventrículo derecho, que altera la circulación de la sangre entre las cámaras del lado derecho del corazón y el resto del cuerpo.

Así, siete de cada 10 000 bebés del grupo de mujeres que no habían tomado ISRS desarrollaron una malformación del tracto de salida del ventrículo derecho, comparado con 31 de cada 10 000 del grupo de usuarias de paroxetina. Y 105 de cada 10 000 bebés de usuarias de fluoxetina desarrollaron defectos septales ventriculares aislados, comparado con 49 de cada 10 000 en el grupo de control. También se registró un leve aumento del riesgo de aparición de defectos del tubo neural en los hijos de usuarias de ISRS: 22 de cada 10 000 bebés expuestos por nueve de cada 10 000 bebés no expuestos.

Además, los bebés de las usuarias de antidepresivos eran significativamente más propensos a desarrollar trastornos asociados con el alcohol. \”La única explicación es que el consumo de alcohol sea más común en las usuarias de ISRS. Y eso se debería a los trastornos psiquiátricos\”, dijo Malm.
Julio 4/2011 (JANO)

Malm Heli MD, PhD; Artama, Miia MSc, PhD; Gissler, Mika MSocSc, PhD; Ritvanen, Annukka MD.Selective Serotonin Reuptake Inhibitors and Risk for Major Congenital Anomalies. Publicado en Obstetrics & Gynecology (2011) Julio;118 (1):111-120

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración