Las personas que pasaron más tiempo al sol y aquellas con mayores niveles de vitamina D serían menos propensas a desarrollar esclerosis múltiple, según reveló un estudio realizado en Australia.
Investigaciones previas demostraron que las personas que viven cerca del Ecuador son menos proclives a tener esclerosis múltiple (EM) que aquellas que viven a mayores latitudes, una diferencia que se explicaría por una mayor exposición al sol y más niveles de vitamina D.
Según un informe publicado en la revista Neurology (doi: 10.1212/WNL.0b013e31820af93d), del 8 de febrero, el equipo de Robyn Lucas, de la Universidad Nacional de Australia, estudió a 216 adultos que recién comenzaban a presentar los primeros síntomas de EM entre el 2003 y 2006. Los investigadores analizaron también a un grupo de comparación de 400 personas de las mismas regiones de Australia, que coincidían en edad y género pero que no tenían signos o síntomas de EM.
Participantes de ambos grupos fueron consultados sobre cuánto tiempo habían pasado al sol y dónde habían vivido en diferentes momentos de sus vidas. También se revisó el daño cutáneo por el sol y el nivel de vitamina D en la sangre. Como promedio, las personas con los primeros signos de EM habían estado expuestos a menores dosis de rayos ultravioletas (UV) -en base a cuánto tiempo habían pasado al sol y cuán cerca del Ecuador habían vivido- en el transcurso de sus vidas.
\”Nuestro estudio es el primero en poder observar tanto la exposición solar como el nivel de vitamina D ante los primeros síntomas que podrían preceder al desarrollo de la EM\”, dijo Lucas a Reuters Health. El nuevo estudio no prueba que estar expuesto a muy poca luz solar o tener bajos niveles de vitamina D cause EM, y aunque los autores trataron de demostrar que ambos factores influyen en el riesgo de esclerosis, algunos expertos dudan de que eso sea posible.
\”Tendrían papeles independientes, pero la realidad es que es extremadamente difícil separarlos\”, dijo Alberto Ascherio, que estudia la relación entre la vitamina D y la EM en la Escuela de Salud Pública de Harvard y que no participó del presente estudio.
Dado que la exposición solar está vinculada con un mayor riesgo de cáncer de piel, más tiempo al sol no siempre es mejor. Tampoco debería suponerse que los resultados implican que todos deberían aumentar sus niveles de vitamina D, señalaron expertos. El principal mensaje del estudio, dijo Lucas, es que \”pequeñas cantidades de exposición solar (…) son probablemente óptimas para mantener los niveles de vitamina D y también para otros beneficios de salud\”.
Nueva York, febrero 8/2011 (Reuters)

Nota: El texto completo de este artículo está disponible accediendo a la revista a través de Hinari.

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    febrero 2011
    L M X J V S D
    « ene   mar »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración