Tener un padre con antecedentes de enfermedad cardíaca casi duplica el riesgo de una persona de desarrollar la misma dolencia, más allá de la etnia o el país, según señaló un estudio internacional.La investigación, que involucró a pacientes de 52 países y fue publicada en la Journal of the American College of Cardiology (doi:10.1016/j.jacc.2010.07.054), también sugirió que si sus padres padecieron un ataque al corazón, aunque cambiar a patrones de conducta más saludables sería útil, no garantiza una protección total.
Estudios anteriores confirmaron la relación entre una historia familiar de enfermedad cardíaca y el riesgo coronario de una persona en ciertas poblaciones, y el nuevo trabajo sugiere que ese efecto de los antecedentes cardíacos familiares es igual en todas las culturas del mundo.
\”Este estudio refuerza el papel importante de la historia familiar como uno de los factores de riesgo más importantes, además de otros factores conocidos y modificables\”, dijo a Reuters Health, Christopher O\’Donnell, de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de Estados Unidos. \”Refuerza la necesidad de integrar los antecedentes familiares a la práctica diaria de prevención y tratamiento de la enfermedad cardíaca\”, agregó el experto, quien no participó de la investigación.
Los resultados provienen del estudio INTERHEART dirigido por Salim Yusuf, de la Universidad McMaster en Ontario, Canadá, e incluyen a 12 000 pacientes de todos los continentes -excepto la Antártida- que estaban siendo tratados por un primer infarto entre 1999 y el 2003. El estudio también incluyó a alrededor de 15 000 personas de la misma edad y sexo que actuaron como grupo de control.
Alrededor del 18% de los pacientes que había padecido un ataque cardíaco tenía además padres con antecedentes de infarto, comparado con el 12% de los participantes sin enfermedad cardíaca.
Cuando los investigadores tuvieron en cuenta la edad, el sexo y la región de residencia de los pacientes, aquellos con al menos un padre con antecedentes coronarios aún eran 1,8 veces más propensos a tener enfermedad cardíaca, una cifra que permaneció estable en todas las etnias y regiones del mundo.
El riesgo era el mismo si los antecedentes de infarto provenían del padre o la madre, pero eran mayores si ambos padres estaban afectados o si los dos habían tenido un ataque cardíaco antes de los 50 años.
Nueva York, enero 27/2011 (Reuters)
El artículo está disponible a través de Hinari para los lectores del dominio *.sld.cu
Journal of the American College of Cardiology 57( 5):619-627, 1 February 2011

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración