Expertos en enfermedad de alzhéimer proponen nuevos criterios para diagnosticar esta forma de demencia y así poder detectarla en estadio temprano, lo que colocaría a más pacientes en tratamiento o se desarrollarían ensayos clínicos de nuevos medicamentos.
Un grupo internacional de expertos indicó que las nuevas guías revisarían la definición de la enfermedad para tener en cuenta los desarrollos científicos recientes, incluido el uso de biomarcadores o señales biológicas, que pueden mostrar si una persona corre riesgo antes de experimentar síntomas. Esta etapa preclínica, que puede desarrollarse diez años antes de que aparezca la demencia, es ampliamente considerada como el mejor momento para intervenir.
Estudios recientes demostraron que los controles cerebrales, los análisis del líquido cefalorraquídeo y otras pruebas pueden ayudar a predecir quién desarrollará la afección lo que es crucial para los investigadores y los laboratorios que intentan generar nuevos tratamientos. \”Es muy importante para nosotros pasar de la vieja forma de ver la afección a una nueva que incorpore la importancia de los biomarcadores\”, precisó Bruno Dubois, del Hospital Salpetriere de Francia.
\”No hay más motivos para esperar hasta que los pacientes hayan desarrollado completamente la demencia\”, añadió Dubois, quien dirige el Grupo Internacional de Trabajo para la Investigación de Nuevos Criterios de Diagnóstico de la Enfermedad de Alzhéimer.
La condición, que es la forma más común de demencia, es una enfermedad cerebral letal que provoca que las personas pierdan gradualmente la memoria y la capacidad de razonar y cuidarse por sí mismas. La enfermedad afecta a más de 26 millones de personas en todo el mundo y por el momento no existe cura.
Un informe -del mes pasado- reveló que los costos mundiales para lidiar con la demencia alcanzarán los 604 000 millones de dólares en el 2010, más del 1% del Producto Interno Bruto global. Esta cifra aumentará a medida que la cantidad de pacientes con la condición se triplique para el 2050.
Actualmente, solo un examen pos-mortem puede confirmar fehacientemente que una persona padecía la enfermedad. En un artículo publicado en la revista The Lancet, el equipo de Dubois destacó que la afección debería definirse como un síndrome clínico-biológico para permitir que el diagnóstico se haga a partir de biomarcadores en pacientes vivos y en estadios más tempranos.
Londres, octubre 13/2010 (Reuters)

octubre 14, 2010 | Lic. Sandra Rodríguez García | Filed under: Enfermedades neurodegenerativas, Genética, Neurología | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración