Diseñar moléculas que eliminen los anticuerpos facilitadores de la infección es una terapia explorada en el MERS-CoV y que ahora se indagan frente al nuevo coronavirus.

coronavirus BDentro de las diversas estrategias sobre las que se experimenta para eliminar el SARS-CoV-2, quizá una de las más originales sea en la que trabaja el grupo de científicos dirigido por Rafael Mañez, del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL).

Todo parte de sus investigaciones previas, iniciadas hace 20 años, para desarrollar moléculas que eliminen determinados anticuerpos como vía terapéutica. Sobre ese concepto, este equipo trabaja en una nueva familia farmacológica que combatiría las enfermedades bacterianas resistentes como una alternativa a los antibióticos.

El equipo de investigadores cuenta con una empresa constituida, RemAb Therapeutics, y está a punto de incluir a pacientes para su primer ensayo clínico.

En él, analizarán la molécula RA01, que elimina selectivamente estos anticuerpos y permite la destrucción de las bacterias gram negativas, incluidas las resistentes a los antibióticos.

Esa línea de investigación, de hecho, ha sido seleccionada por CaixaImpulse Consolidate como uno de los proyectos punteros para dar el salto al mercado, por su potencial utilidad en enfermedades infecciosas causadas por bacterias resistentes a los antibióticos.

El RA01 elimina anticuerpos que actúan como facilitadores de las infecciones. Estos anticuerpos bloqueantes son utilizados por los patógenos como una especie de escudo.

Este fenómeno se describió inicialmente en las infecciones víricas, y afecta a prácticamente todas ellas, incluyendo las causadas por coronavirus.

Facilitadores de la infección

Además Máñez, curtido en la investigación en trasplante y xenotrasplante, es buen conocedor del papel de los anticuerpos en el rechazo de aloinjerto y xenoinjerto, y el desarrollo de infecciones. De hecho, sus investigaciones se iniciaron con el objetivo de eliminar los anticuerpos responsables del rechazo en el xenotrasplante.

Ahora, en plena pandemia por el SARS-CoV-2, el equipo de Máñez en el IDIBELL, ya trabaja en la identificación y eliminación de los anticuerpos que probablemente facilitan la infección causante de la COVID-19, lo que constituye un potencial tratamiento de la enfermedad causada por este virus.

Debido a toda la investigación previa ya realizada, Máñez expone a DM que “una vez hallados los anticuerpos facilitadores de la infección, en pocos meses tendríamos las moléculas para eliminarlos selectivamente”.

En la vacuna contra el MERS-CoV

Este potencial tratamiento dirigido selectivamente a anticuerpos específicos puede administrarse tanto por vía subcutánea como endovenosa; elimina de forma inocua y específica los anticuerpos circulantes y evita la producción de nuevos anticuerpos al unirse también a los linfocitos B que los producen.

Los científicos colaboran en la actualidad con la Universidad AlImam Mohammad Ibn Saud de Riad, en Arabia Saudí, para identificar y eliminar los anticuerpos que empeoran la infección causada por MERS-CoV.

En experimentos con candidatas vacunales para el MERS-CoV se está viendo que, en lugar de proteger la infección en los animales, esta empeora. Una de nuestras líneas de investigación es encontrar esos anticuerpos que producen las vacunas y que acaban empeorando la infección por el MERS-CoV”, comenta el especialista.

También recuerda que, en determinadas regiones del mundo, la presencia del MERS-CoV es endémica, con el camello como principal reservorio de este coronavirus. “Aunque la mortalidad es del 50 %, por fortuna la transmisión entre humanos es muchísimo más baja que la que estamos viendo con el SARS-CoV-2”.

abril 03/2020 (Diario Médico)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración