La incontinencia urinaria es un problema de salud frecuente entre la población masculina y que, en la mayoría de las ocasiones, se vive en silencio o incluso con vergüenza. En España, 1 de cada 4 hombres a partir de los 40 años reconoce padecer esta dolencia. Para concienciar sobre la incontinencia urinaria en el mes de la salud masculina, TENA Men se ha propuesto divulgar información veraz y romper tabús y falsas creencias alrededor de esta afección.

A partir de los 40 años, los hombres son más propensos a sufrir incontinencia urinariaEn la mayoría de las ocasiones, la incontinencia es una afección transitoria pero a veces se puede convertir en una enfermedad crónica. Aunque su aparición puede darse por múltiples factores, esta dolencia suele estar vinculada con las intervenciones quirúrgicas para extirpar los tumores de próstata, el cáncer más frecuente en la población masculina. Según los datos, entre un 20 % y un 10 % de los pacientes que se han sometido a este tipo de cirugía sufre pérdidas de orina en algún grado.

Y es que convivir con esta afección repercute en la calidad de vida y conlleva una gran carga psicológica. El 50 % descansa peor por tener que levantarse durante la noche, el 45 % señala que la IU interfiere en su vida sexual y al 20 % le entorpece en su trabajo. A esto se suma que, la mayor parte de los afectados admite que les produce vergüenza y lo oculta o incluso evita hablar sobre ello con su propio médico, por lo que la incontinencia tarda en diagnosticarse y, por tanto, en ser tratada.

Adicionalmente, y con la finalidad de contribuir a divulgar información veraz en torno a la incontinencia urinaria, los expertos de TENA Men han elaborado un argumentario donde derriban las principales falsas creencias sobre esta afección:

1.           Solo tienen incontinencia urinaria las personas mayores. El envejecimiento es un factor de riesgo como la obesidad y la diabetes pero la pérdida del control en la emisión de orina es un problema común que puede presentarse a cualquier edad.

2.           Es una enfermedad exclusiva de mujeres. Hay mayor prevalencia en mujeres como consecuencia de procesos asociados a la población femenina como el parto o la menopausia. Sin embargo, uno de cada cuatro hombres españoles a partir de los 40 años reconoce padecer esta dolencia.

3.           No hay que hacer seguimiento de la IU. Al igual que las mujeres acuden todos los años a revisiones ginecológicas, los hombres también deberían acudir al especialista para prevenir y tratar la incontinencia. El urólogo es el mejor aliado de los hombres para realizarse revisiones periódicas y hablar sobre esta afección.

4.           Ningún ejercicio físico mejora la incontinencia urinaria. Uno de los métodos más efectivos para controlar la incontinencia de orina sin cirugías ni medicamentos son los ejercicios de Kegel puesto que ayudan a fortalecer los músculos de la pelvis. Además, existen dispositivos que ayudan a identificar estos músculos y retroalimentan la efectividad de contracción muscular.

5.           Los hombres no tienen suelo pélvico. El suelo pélvico de los hombres existe pero es más estable que el de las mujeres porque tienen un orificio menos, además, la uretra es más larga y una parte va a través del pene.

6.           El único tratamiento exitoso es la cirugía. La cirugía es una de los tratamientos que se contempla para la incontinencia urinaria por estrés o esfuerzo pero también existen varios tipos de tratamiento no invasivo que incluyen modificaciones en el estilo de vida como pérdida de peso y evitar el tabaco, la alimentación, etc.

7.           Es mejor evitar beber líquidos. Existe la falsa creencia de que con beber menos líquidos se producirá menos orina y el escape será menor. Sin embargo, limitar los líquidos puede concentrar la orina y producirse mayor irritación en la vejiga. Sí que se recomienda evitar mucha cafeína, refrescos gaseosos, etc.

8.           El escape de orina se produce solamente al levantar peso. Depende del tipo de IU que se dé. la fuga puede producirse por un motivo u otro. La IU por estrés se produce al toser, reír, saltar, agacharse, estornudar o levantar peso. La de urgencia es el escape de orina asociado a la sensación apremiante de ir a orinar y generalmente no llegar “a tiempo” al baño.

9.           Contener las ganas de orinar hace a una persona incontinente. De hecho al contrario, para la gestión de la incontinencia, se recomienda el entrenamiento vesical para orinar en tramos regulados.

10.         No existen productos específicos para hombres. Los productos absorbentes para la incontinencia están especialmente diseñados para ofrecer protección frente a las pérdidas de orina y evitar la aparición del olor. TENA Men ofrece una serie de productos diseñados específicamente para combatir la IU masculina y que se ajustan las necesidades de este público para ayudarles a seguir con su rutina diaria.
noviembre 22/2017 (immedicohospitalario.es)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    noviembre 2017
    L M X J V S D
    « oct   dic »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración