Los potenciales tratamientos antidepresivos dirigidos a aumentar la actividad de GABA deberán centrarse en un subtipo concreto de interneuronas.

Existe una evidencia creciente de que la disfunción de GABA está implicada en la depresión mayor. Un equipo de investigadores estadounidenses ha demostrado en ratones que el incremento de la actividad de este neurotransmisor tiene efectos antidepresivos.

La investigación dirigida por Bernhard Lüscher, de la Universidad Penn State, en Pensilvania, demuestra que el incremento de la actividad de las interneuronas GABAérgicas que expresan somatostatina (SST+) tiene efectos similares a los de los fármacos antidepresivos en ratones deprimidos. Los autores del trabajo, publicado en Molecular Psychiatry, consideran que sus hallazgos reafirman la idea de que el desarrollo de fármacos potenciadores de GABA podría ayudar a combatir la depresión de forma más rápida y efectiva que los actuales medicamentos.

Los investigadores incrementaron la señalización de GABA, el principal neurotransmisor inhibidor del sistema nervioso central, inactivando de forma selectiva uno de sus receptores en las interneuronas SST+. De este modo, las células dejaron de recibir la señal de reducir la liberación de GABA, lo que se produjo no solo en el aumento de este neurotransmisor, sino incluso en una reducción de la actividad de las neuronas glutamatérgicas.

Cambios bioquímicos cerebrales
Como resultado, los ratones que recibieron este tratamiento actuaron en los test de comportamiento como si se les hubiesen administrado fármacos antidepresivos. Además, se apreciaron cambios bioquímicos en el tejido cerebral de estos animales genéticamente modificados que eran equivalentes a la transformación bioquímica observada previamente en roedores sometidos a tratamiento farmacológico con diferentes tipos de antidepresivos.

Lüscher explica que sus resultados pueden ayudar a explicar por qué las benzodiacepinas, que incrementan la función de GABA, no son eficaces como antidepresivos: “Las neuronas productoras de GABA que hemos manipulado en esta investigación se caracterizan por la expresión de un neuropéptido conocido como somatostatina y representan en torno al 30 por ciento de todas las células productoras de GABA del prosencéfalo”. El investigador añade que estas células se han relacionado recientemente con la depresión mayor “basándose en cambios de expresión génica descritos postmortem en tejido cerebral de pacientes deprimidos”.

Estas interneuronas se diferencian de otras células productoras de GABA en que “innervan de forma selectiva los árboles dendríticos de neuronas que liberan glutamato. El subtipo de células GABAérgicas que expresan somatostatina parecen, por lo tanto, diseñadas especialmente para limitar la sobreexcitación de las redes neurales que se produce durante las situaciones generadoras de estrés crónico que se consideran uno de los principales culpables de los trastornos depresivos”.
noviembre 11/2016 (diariomedico.com)

noviembre 14, 2016 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Bioquímica, Farmacología, Psiquiatría | Etiquetas: , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    noviembre 2016
    L M X J V S D
    « oct   dic »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración