Un trabajo realizado por investigadores de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), en España, revela que la proteína retinoblastoma (RB), encargada de detener la proliferación celular y, por tanto, de impedir la formación de tumores, se activa en situaciones de estrés celular.

El estudio, liderado por Eulàlia de Nadal y Francesc Posas, jefes del grupo de investigación en Señalización Celular, en colaboración con los grupos de Baldo Oliva (UPF) y Francisco X. Real (UPF / CNIO), aparece en  la revista Molecular Cell

La RB (retinoblastoma) es una proteína supresora de tumores que se encuentra alterada en muchos tipos de cáncer, como el de pulmón, el melanoma, el cáncer de próstata o el cáncer de mama. Originalmente esta alteración se detectó en cáncer de retina, de donde deriva su nombre.

Una de las funciones principales de  la proteína RB es inhibir la progresión del ciclo celular antes de la duplicación del genoma, de modo que la célula no entra en división hasta que no se dan las condiciones adecuadas.

Por lo tanto, la proteína retinoblastoma (RB) impide la proliferación celular en condiciones fisiológicas. Es por ello que la inactivación de la proteína retinoblastoma (RB) puede suponer la aparición de un cáncer, ya que la proliferación celular descontrolada da lugar a la formación de tumores.

La investigación realizada por científicos de la UPF ha descubierto que la proteína  retinoblastoma también es importante para detener la progresión celular en respuesta a estrés celular. En estas condiciones, el freno es esencial para la supervivencia de la célula. Un hecho muy destacable es que este nuevo mecanismo predomina a los demás que regulan normalmente la actividad de la  proteína retinoblastoma. Por lo tanto, la activación de forma externa de este mecanismo podría servir para bloquear la división celular.

Tal y como comenta el colíder del estudio, Francesc Posas, “este hallazgo puede ser relevante en la biología del cáncer porque la proteína retinoblastoma (RB) es una proteína clave en la proliferación de las células y muchos tipos de tumor confluyen su acción sobre esta proteína inactivándola. Si conseguimos revertir esta inhibición, podríamos detener la proliferación”.

De hecho, la expresión de una proteína RB mutada que imita el efecto activador de proteína retinoblastoma (RB) es capaz de detener la proliferación celular en células cancerosas. “Para llevar a cabo nuestro estudio, hemos expresado una forma mutante de RB que se comporta como un súperrepresor y bloquea la actividad proliferativa de las células. Ahora el reto es expresar este súperrepresor en las células malignas y que así no se alteren las otras células del organismo”, comenta Eulalia de Nadal, colíder del artículo.

Este descubrimiento permite reconsiderar la proteína retinoblastoma (RB) como una diana para el descubrimiento de nuevos fármacos. Aquellas moléculas capaces de mimetizar esta regulación podrían ser de gran interés para bloquear la proliferación celular de los procesos cancerosos y, por tanto, se podrían usar como posibles agentes terapéuticos.

Uno de los aspectos más interesantes de este descubrimiento es el potencial de la  proteína retinoblastoma  como diana para el tratamiento de varios tipos de cánceres. “Los estudios iniciales realizados en células de diferentes tipos de cánceres parecen indicar que, en la mayoría de ellos, se puede bloquear su proliferación a través de este mecanismo”, afirman los autores.

septiembre 19/ 2016 (DCEXS-UPF)

septiembre 20, 2016 | Dra. María Elena Reyes González | Filed under: Investigaciones, Neoplasias, Oncología | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    septiembre 2016
    L M X J V S D
    « ago   oct »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración