Parece haber algo de verdad en la frase “medicina extraordinaria es una manzana diaria”.

Un nuevo estudio realizado en la población china señaló que las personas que consumen fruta fresca casi a diario tienen un menor riesgo de sufrir un ataque cardiaco o una apoplejía que las personas que rara vez comen fruta fresca.

Las conclusiones, publicadas en la New England Journal of Medicine, se derivan de un estudio de siete años de medio millón de adultos en China en donde el consumo de fruta fresca es mucho menor que en países como Reino Unido o Estados Unidos.

Investigadores de la Universidad de Oxford y de la Academia de Ciencias Médicas de China realizaron un amplio estudio nacional de 500 000 adultos de 10 localidades urbanas y rurales de China y dieron seguimiento a su salud durante siete años a través de registros de fallecimientos y registros electrónicos de enfermedades de los hospitales. Los participantes no tenían antecedentes de enfermedades cardiovasculares o de tratamientos contra la hipertensión al momento de ingresar al estudio.

El estudio encontró que consumir frutas, sobre todo manzanas y naranjas, se asoció de manera firme con muchos otros factores como educación, presión arterial más baja, nivel de glucosa en sangre más bajo y no ser fumador. Teniendo en cuenta lo que se sabía de estos y otros factores, una porción de 100 gramos de fruta diarios se asoció con cerca de un tercio menos de mortalidad cardiovascular y la asociación fue similar en diferentes áreas de estudio y tanto en hombres como en mujeres. “La relación entre consumo de fruta y riesgo cardiovascular parece ser más fuerte en China, en donde muchos aún consumen poca fruta, que en los países de altos ingresos en donde el consumo diario de fruta es más común”, dijo el autor del estudio Huaidong Du de la Universidad de Oxford. Además, la fruta en China se consume casi exclusivamente cruda mientras que gran parte de la fruta en los países de altos ingresos es procesada. Muchos estudios previos combinaron fruta fresca y procesada, dijo Du.

Zhengming Chen, profesor de la Universidad de Oxford, dijo que es difícil saber si un riesgo menor en la gente que consume más fruta se debe a un efecto protector real. “Si es así, entonces el consumo generalizado de fruta fresca en China podría evitar cerca de medio millón de muertes cardiovasculares al año, incluyendo 200 000 antes de los 70 y un número aún mayor de apoplejías y ataques cardiacos no mortales”, dijo Chen.
abril 21/2016 (Xinhua)

abril 22, 2016 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Enfermedades Cardiovasculares, Enfermedades Neurológicas | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración