Expertos norteamericanos establecieron un método altamente eficiente para producir estructuras renales a partir de células madre de la piel de los pacientes.

Según el más reciente número de la revista “Amazings”, dichas formaciones podrían utilizarse para estudiar anomalías en el desarrollo del riñón, enfermedades crónicas en ese órgano y los efectos de sustancias tóxicas.

“Este avance puede incorporarse en dispositivos biogenéticos para tratar pacientes con daños renales agudos; y a largo plazo, estos métodos podrían acelerar el reemplazo de un riñón enfermo con tejido derivado de las propias células del paciente” explicó Ryuji Morizane, al frente del equipo.

La publicación recalca que el grupo, también compuesto por científicos del Instituto de Células Madre de la Universidad Harvard, tiene la esperanza de que este hallazgo allane el camino hacia la futura creación de tejidos que podrían hacer el trabajo de un riñón en un paciente y eliminar la necesidad de trasplantes.

Estadísticas de instituciones especializadas resalta que los traumas renales afectan, solo en Estados Unidos, a entre el nueve y el 11 % de la población adulta.

“Los riñones son los órganos más habitualmente trasplantados, pero la demanda supera de largo a la oferta”, señaló Morizane, quien trabaja en el Brigham and Women’s Hospital, en Boston, Estados Unidos.

Por su otro lado, la enfermedad renal crónica es catalogada actualmente como una epidemia mundial que afecta a más del diez por ciento de la población en países de altos ingresos.
octubre 29/2015 (PL)

Tomado del Boletín de Prensa Latina Copyright 2015 ?Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

octubre 30, 2015 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Medicina Regenerativa, Nefrología | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración