Los estudios demuestran que cuando una persona padece artritis reumatoide, el riesgo de desarrollar alguna enfermedad cardiaca es el doble o el triple de quienes no sufren ese trastorno, afirmó la doctora Rekha Mankad.

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria que hincha y afecta a las articulaciones pequeñas de las manos y los pies, tornándolas sensibles, dolorosas y rígidas, explica la doctora de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota, Estados Unidos.

Sin embargo, la encargada de Enfermedades Cardiovasculares añade que el trastorno puede también afectar otras articulaciones, y eso es parte de su relación con la enfermedad cardiaca.

La inflamación de la artritis reumatoide puede provocar cambios en las paredes arteriales, estrechándolas y provocando disminución en el flujo sanguíneo, lo que eleva la presión arterial. Además, podría acumularse placa en las arterias, afección conocida como ateroesclerosis.

La doctora Mankad señala que la ateroesclerosis se relaciona con los factores de riesgo normales para desarrollar la enfermedad cardiaca, que son la hipertensión, colesterol alto, diabetes y tabaquismo.

También los tratamientos de la artritis reumatoide pueden elevar el riesgo de una enfermedad cardiaca, pues los esteroides eficaces en disminuir la inflamación elevan la presión arterial, contribuyen a subir de peso y elevan los niveles de colesterol.

La especialista subraya que es importante mantenerse atento a los factores de riesgo normales para enfermedad cardiaca, tales como la presión arterial y los niveles de colesterol.

“Cuando estos se encuentran elevados, el paciente probablemente requiera tratamiento para mantenerlos controlados con el objetivo de reducir la posibilidad de que deriven en problemas cardiacos”, menciona.

“Cuando los esteroides forman parte del plan de tratamiento, lo mejor es administrarlos durante el menor tiempo posible y en dosis pequeñas”, agrega.

Por ello, indica que tanto las revisiones regulares, como los análisis para revisar problemas cardiacos, los cambios en el estilo de vida y la capacidad de reconocer los síntomas de la enfermedad cardiaca, pueden ayudar a controlar dicho riesgo.

La experta recomienda tener una alimentación sana para el corazón, mantener un peso ideal, reducir el estrés, dormir lo suficiente y realizar ejercicio con regularidad, pata reducir los riesgos en el corazón.

mayo 10/ 2015  (Notimex).-  Tomado del Boletín de Prensa Latina Copyright 2015 Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

 

mayo 11, 2015 | Dra. María Elena Reyes González | Filed under: Reumatología | Etiquetas: , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración