Una medición exacta podría acelerar el conocimiento acerca de la posibilidad de contribución de los microbios intestinales.

Se estima que los microbios en el cuerpo humano superan en número a las células humanas por 10 a 1 según un artículo publicado en “Trends in Biotechnology“. Las conclusiones presentan la evidencia de que los microbios intestinales producen gases que pueden contribuir a las enfermedades gastrointestinales. Así estos gases podrían emplearse como biomarcadores para el estado de salud.

Para medir los biomarcadores potenciales sugieren los ingenieros del RMIT de la Universidad de Melbourne, Australia, dos nuevos sistemas: uno sería un sensor electrónico de gas en forma de una píldora que se puede tragar. Podría ofrecer una manera fiable y económica de comprender el impacto de los gases intestinales en la salud humana. Esto facilitaría el camino para desarrollar nuevas técnicas de diagnóstico y sus terapias.

Diferentes tipos de microbios que se encuentran en el intestino producen gases únicos como un subproducto de su metabolismo; y al estar relacionados con enfermedades como el síndrome del intestino irritable, la enfermedad inflamatoria intestinal y el cáncer de colon, una medición exacta de los gases intestinales podrían acelerar el conocimiento acerca de la posibilidad de contribución de los microbios intestinales específicos a diversos estados de salud gastrointestinales. A pesar del uso de métodos actuales como el análisis del aliento, aún no se reflejan con exactitud la composición de los gases del intestino. Esto hace necesario encontrar maneras más fiables.

El equipo de investigadores ha encontrado los sistemas de fermentación “In vitro” y cápsulas ingeribles de gas como las mejores alternativas. La fermentación implica obtener muestras de heces de humanos y cultivos en un ambiente húmedo libre de oxígeno que se asemeje al tracto gastrointestinal.

Para lograr enfocar de una manera directa los sensores de gas encapsulados puedan tragarse y mostrar los gases dentro del intestino. Estas “pastillas” electrónicas detectoras de gas están formadas por una carcasa protectora, una ventana de membrana permeable a los gases, un sensor de gas, un microprocesador y un transmisor inalámbrico para procesar y transferir los datos y una batería en miniatura.

Una investigación más profunda podría conducir a dispositivos de diagnóstico más fiables y económicos, según estos expertos.
marzo 19/2015 (Diario Médico)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración