Un estudio revela que las mujeres con síntomas menopáusicos de moderados a graves tienen menor densidad de masa ósea en el cuello y la columna vertebral que las asintomáticas.

Las mujeres que padecen sofocos y sudores nocturnos entre moderados y graves durante la menopausia tienden a una menor densidad mineral ósea y mayores tasas de fractura de cadera que aquellas que no padecen estos síntomas menopáusicos, según revela un estudio publicado en Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism (doi.org/10.1210/jc.2014-3062).

Las mujeres posmenopáusicas se enfrentan a un mayor riesgo de desarrollar osteoporosis, una enfermedad en la cual los huesos se vuelven estructuralmente débiles y más propensos a romperse que los de las mujeres o los hombres más jóvenes. El riesgo de este grupo es mayor debido a que la transición a la menopausia acelera el proceso normal de pérdida ósea.

“Nuestros hallazgos sugieren que las mujeres que presentan síntomas menopáusicos moderados o graves son más propensas a padecer problemas con la salud de los huesos”, afirma la doctora Carolyn J. Crandall, de la Escuela David Geffen de Medicina en la Universidad de California, Los Ángeles, Estados Unidos, y autora del estudio.

En el estudio participaron 23 573 mujeres de 50 a 79 años, a las que en la visita inicial se preguntó acerca de sus síntomas menopáusicos, incluidos sofocos y sudores nocturnos, y a continuación, se monitorizaron las fracturas durante el periodo de seguimiento, de 8 años de promedio. Entre las involucradas en el estudio, 4867 tenían medida su densidad mineral ósea como parte de un subestudio.

El análisis reveló que las mujeres que dijeron haber tenido sofocos moderados o severos al inicio del estudio tenían más probabilidades de fracturarse una cadera durante el tiempo de seguimiento que las no padecían síntomas de la menopausia. Tras ajustar los datos por edad, índice de masa corporal y factores demográficos, las mujeres con síntomas de moderados a graves tenían menor densidad de masa ósea en el cuello y la columna vertebral que las asintomáticas.

“Se necesita más investigación para determinar la conexión entre la salud ósea y los síntomas de la menopausia como los sofocos –señala Crandall–. Entender mejor esto ayudaría a los médicos a aconsejar a las mujeres sobre cómo prevenir mejor la osteoporosis y otras enfermedades óseas. Las mujeres que tienen sofocos y quieren proteger sus huesos pueden beneficiarse de hábitos de vida saludables como evitar el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol, hacer ejercicio y tomar suficiente calcio y vitamina D”.
diciembre 19/2014 (JANO.es)

Carolyn J. Crandall, Aaron Aragaki, Jane A. Cauley, JoAnn E. Manson, Erin LeBlanc, Nelson B. Watts.Associations of Menopausal Vasomotor Symptoms with Fracture Incidence.Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism.Dic 18, 2014

diciembre 24, 2014 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Endocrinología, Ortopedia y Traumatología | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    diciembre 2014
    L M X J V S D
    « nov   ene »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración