Cada vez más pacientes se benefician de la revascularización, cuya puesta al día aborda desde la incorporación de nuevas opciones terapéuticas (balón farmacoactivo) al seguimiento específico en primaria.

La revascularización coronaria y arterial periférica permite el tratamiento de las lesiones arteriales obstructivas. Las técnicas percutáneas o endovasculares se han consolidado como opciones óptimas de revascularización para un número creciente de pacientes. A la angioplastia convencional con balón pronto se unieron técnicas de aterectomía y, más recientemente, se ha impuesto la implantación de stent con el objeto de garantizar el mejor resultado inmediato tras la intervención. Los stent metálicos se emplean ahora en la inmensa mayoría de las intervenciones coronarias. Más recientemente, se dispone de endoprótesis farmacoactivas.

Desde hace poco, también se puede acceder a los balones farmacoactivos. Estos nuevos balones tienen un mecanismo de dilatación similar al de un balón de angioplastia convencional, sin embargo, al estar recubiertos en su superficie externa por un fármaco antiproliferativo, que se incorpora a la pared del vaso durante la dilatación, evitan la proliferación neointimal y, por tanto, reducen la aparición de reestenosis. Hasta ahora, solo se podía administrar medicación en la pared arterial mediante stent; esta estrategia tiene el inconveniente de que su estructura metálica queda alojada en la pared vascular de forma indefinida y eso, ocasionalmente, puede dar lugar a complicaciones tardías. Ahora, los balones farmacoactivos, tras dilatar la lesión, también liberan la medicación antiproliferativa para conseguir que la luz vascular se mantenga estable a largo plazo sin dejar ninguna estructura en su interior.

Respaldo científico
Como recuerda Fernando Alfonso, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario de La Princesa (Madrid), “en la última década se han publicado muchos estudios observacionales y ensayos clínicos controlados que avalan la eficacia y seguridad de estos nuevos balones farmacoactivos, tanto a nivel coronario como en el lecho arterial vascular periférico. A nivel coronario, los balones farmacoactivos son muy eficaces en la reestenosis de un stent previamente implantado. También hay datos que avalan su uso en lesiones complejas, especialmente en aquéllas en que un stent metálico farmacoactivo puede no ser la opción más atractiva (vasos pequeños, bifurcaciones, lesiones ostiales o muy distales, o infarto agudo de miocardio). En esas circunstancias, los balones farmacoactivos han demostrado ser al menos tan eficaces como las endoprótesis farmacoactivas de primera generación. A nivel no coronario el uso de los stent farmacoactivos no está tan extendido, y los balones farmacoactivos constituyen una nueva y atractiva opción terapéutica”.

Alfonso ha dirigido el simposio internacional Angioplastia con Balón Farmacoactivo: de la Evidencia a la Práctica, celebrado en La Princesa, donde este tema se ha abordado, por expertos de todo el mundo, tanto en patología coronaria como en la localizada en territorio vascular periférico, y al que se inscribieron cerca de 200 especialistas en patología cardiovascular avanzada. Una de las mesas, moderada por Rosa Moreno, jefa de Angiología y Cirugía Vascular del referido hospital madrileño, se centró en la patología arterial periférica.

Alfonso ha abundado en que la principal indicación, de momento, es la reestenosis intrastent, al margen de determinadas lesiones que contraindican el stent, pero la prescripción podría ampliarse, por ejemplo, al paciente con bifurcaciones en vasos pequeños o infarto de miocardio, “aunque aquí hay disparidad de criterios”, matiza.

Con todo, concluye, “la investigación en este campo ha despertado gran interés y se estudia el uso de los balones farmacoactivos en otros grupos de pacientes y de lesiones coronarias más complejas, y se comparan con los stent farmacoactivos de última generación. De hecho, un número creciente de empresas de biotecnología está apostando por el desarrollo de los balones farmacoactivos”.
marzo 3/2014 (Diario Médico)

Alfonso F, Benedicto A, Bastante T, Diego G, Rivero F.”A multicenter randomized comparison of paclitaxel-coated balloon catheter with conventional balloon angioplasty in patients with bare-metal stent restenosis and drug-eluting stent restenosis”.Am Heart J ;167(3):e9. 2014 Mar.doi: 10.1016/j.ahj.2013.11.007.

marzo 11, 2014 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Cardiología | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    marzo 2014
    L M X J V S D
    « feb   abr »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración