Cirujanos del Hospital Henry Ford y del Hospital Medanta de India en colaboración trasplantaron satisfactoriamente riñones en 50 receptores utilizando un procedimiento robótico innovador en el cual se enfría el órgano con hielo estéril durante la operación.

El proyecto de investigación – publicado en European Urology (doi:10.1016/j.eururo.2013.12.006.),de la revista de la European Association of Urology – representa un avance de la cirugía robótica mínimamente cruenta como una alternativa segura a la operación abierta tradicional.

“Los procedimientos de cirugía mínimamente cruentos reducen el dolor postoperatorio y minimizan las complicaciones en comparación con los de la cirugía habitual”, dice el Dr. Mani Menon, jefe del Instituto de Urología Vattikuti del Hospital Henry Ford y coautor del estudio.

“Las ventajas de las operaciones mínimamente cruentas para extirpar riñones donados se ha establecido bien en estudios previos, pero la utilización de procedimientos quirúrgicos robóticos para trasplante de su riñones es relativamente una frontera”, añade el Dr. Menon.

Los investigadores del hospital Henry Ford y sus colegas en Gurgaon, India, postularon que puesto que las operaciones robóticas mínimamente cruentas han resultado muy útiles para los donadores de riñones sanos, también podrían ser muy útiles para los receptores de trasplantes debilitados y enfermos que tienen más riesgo de complicaciones. Sin embargo, hacen referencia a una investigación británica realizada en 1971 que demostró que la función renal se alteraba parcialmente en los receptores si el flujo sanguíneo se interrumpía durante más de 30 minutos durante el trasplante.

Así que decidieron enfriar tanto el riñón donado como la zona de trasplante con aguanieve estéril con la esperanza de aumentar el período durante el cual podían aprender y perfeccionar sin riesgo los procedimientos de cirugía con asistencia robótica.

“A nuestro entender, el nuestro es el primer estudio en utilizar el enfriamiento renal durante trasplante renal robótico”, dice el Dr. Menon. “Ya ha resultado útil durante los procedimientos de prostatectomía mínimamente cruentos”.

Después de tres años de planeación y operaciones simuladas en el Hospital Henry Ford, 50 pacientes de trasplante consecutivos que se habían ofrecido como voluntarios para el procedimiento mínimamente cruento fueron sometidos a trasplante renal robótico en el Hospital Medanta entre enero y octubre de 2013.

En total, en el Hospital Medanta se han llevado a cabo 54 operaciones y en el Centro Internacional de Enfermedades Renales en Ahmedabad, India, se han llevado a cabo 56 operaciones, para un total de 110 trasplantes en un año. Los cirujanos a cargo de los dos programas son el Dr. Rajesh Ahlawat y el Dr. Pranjal Modi.

En cada caso, los cirujanos llenaron la fosa renal de aguanieve a través de una vía de acceso especialmente diseñada en la pared abdominal del paciente antes del trasplante del riñón donado, el cual también se enfrió con aguanieve conservada en su lugar mediante envoltura con compresas.

Los vasos sanguíneos se anastomosaron a los del riñón trasplantado utilizando técnicas de sutura refinadas en otros tipos de procedimientos mínimamente cruentos. Inmediatamente después del trasplante, todos los riñones injertados funcionaron normalmente y las concentraciones de creatinina de los pacientes -utilizadas para medir la función renal- se hallaron dentro del rango normal.

Ninguno de los pacientes presentó filtraciones de sangre o de orina, infecciones u otras complicaciones de sus heridas quirúrgicas. Ninguno necesitó diálisis después de la intervención quirúrgica.

Al efectuarse les exámenes de seguimiento seis meses después de la operación, casi todos los primeros 25 pacientes que se sometieron al procedimiento no presentaron complicaciones, aunque dos precisaron una operación exploradora y uno murió por insuficiencia cardiaca congestiva aguda.

El Dr. Menon atribuyó el éxito del estudio en parte a la “colaboración eficiente” entre cirujanos experimentados en trasplantes renales con “procedimientos de cirugía abierta” y cirujanos diestros en el empleo de técnicas robóticas.

Para el tiempo en que comenzaron el estudio, los equipos de los hospitales Henry Ford y Medanta habían realizado más de 10 000 procedimientos robóticos y 2500 trasplantes renales habituales.

“Los cirujanos individuales que participaron habían creado una atmósfera de confianza y respeto mutuo durante 30 años de trabajo en colaboración”, dice el Dr. Menon. “Aunque no se puede medir con precisión este beneficio, claramente contribuyó al éxito de esta iniciativa”.

Los investigadores observaron que se necesitarán más estudios antes que el trasplante renal robótico sea ampliamente aceptado como una alternativa «aceptable» al trasplante habitual.
enero 27/2014 (Medcenter)

Menon M, Abaza R, Sood A, Ahlawat R, Ghani KR, Jeong W.Robotic Kidney Transplantation with Regional Hypothermia: Evolution of a Novel Procedure Utilizing the IDEAL Guidelines (IDEAL Phase 0 and 1).Eur Urol. 2013 Nov 20. doi:10.1016/j.eururo.2013.11.011.

Menon M, Sood A, Bhandari M, Kher V, Ghosh P, Abaza R.Robotic Kidney Transplantation with Regional Hypothermia: A Step-by-step Description of the Vattikuti Urology Institute-Medanta Technique (IDEAL Phase 2a).Eur Urol. 2013 Dic 19.

febrero 12, 2014 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Nefrología, Trasplantología | Etiquetas: , , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    febrero 2014
    L M X J V S D
    « ene   mar »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    2425262728  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración