El experto Francisco de Asís Ibarra Hernández dijo que derivado de que la leche materna es de fácil digestión, los bebés que son amamantados tienen menos posibilidades de presentar reflujo y en caso de que lo padezcan los síntomas son menos severos que en niños alimentados por medio de fórmula láctea.

El pediatra neonatólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, dijo que muchas mamás “abandonan la lactancia materna y cuando alimentan al bebé con biberón este traga mucho más aire y tiene mayor necesidad de regurgitar, además la leche de la mamá es de mayor y mejor digestión”.

El también especialista adscrito al Hospital General Regional 46 añadió que el simple reflejo de succión del pecho de la madre puede contribuir a aliviar las molestias del reflujo en el recién nacido debido a la onda peristáltica (contracción del tubo digestivo).

Expresó que el reflujo gastroesofágico es una condición frecuente en el recién nacido, de hecho puede estar presente hasta en 80 % de los bebés, sin embargo, no todos requieren tratamiento.

Comentó que en muchos casos, el problema se remite tras los seis meses de vida, cuando el pequeño puede mantener una posición más erguida por sí solo y a su dieta se incorporan poco a poco los alimentos sólidos conocida como ablactación.

Manifestó que existen casos en que el reflujo simple puede complicarse con afectación respiratoria, por lo tanto requerirán de la intervención de un especialista.

Indicó que los síntomas del reflujo gastroesofágico infantil son vómito y probable tos después de tomar el seno materno o el biberón, “llanto, irritabilidad, dificultad para conciliar el sueño, y en casos extremos problemas respiratorios y sibilancias en el pecho”. Precisó que en casos complicados, se requerirá del suministro de algún medicamento antiácido pediátrico, el cual debe tomarse única y exclusivamente bajo la prescripción de un médico.

“Además de algunas medidas como el hecho de hacer eructar varias veces al bebé durante y después de las tomas de leche y ponerlo en postura erguida durante varios minutos después de comer”.

Recomendó elevar su cabeza al acostarlo en la cuna o cama de los padres para que duerma ligeramente incorporado y mantenerlo en posición vertical también durante el día.
enero 6/2013  (Notimex).-

Tomado del boletín de selección temática de Prensa Latina: Copyright 2013 “Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.”

enero 8, 2014 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Neonatología | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    enero 2014
    L M X J V S D
    « dic   feb »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración