El Grupo de Enfermedades Autoinmunes del Instituto de Investigación Sanitaria Biocruces acaba de publicar  Autoimmunity Reviews (doi: 10.1016/j.autrev.2013.10.013.) un nuevo esquema de tratamiento para la nefritis lúpica. Según Guillermo Ruiz Irastorza, responsable del grupo, “este nuevo esquema de tratamiento se caracteriza por la utilización de una cantidad muy inferior de prednisona, que hasta ahora se emplea de forma habitual en dosis altas”. Los resultados muestran que el nuevo protocolo de tratamiento desarrollado por los investigadores de Biocruces iguala, al menos en eficacia, al tratamiento estándar, obteniendo una respuesta más precoz, a la vez que reduce notablemente los efectos adversos relacionados con los glucocorticoides.

“Hasta ahora, el tratamiento de la nefritis lúpica se suele basar en la combinación de dosis altas de glucocorticoides (en general de un miligramo por kilo de peso y día, es decir, 50 ó 60 miligramos diarios) e inmunosupresores, como la ciclofosfamida, la azatioprina o el micofenolato mofetilo”.

El investigador ha recordado que “el impacto de los corticoides orales sobre el daño orgánico irreversible, particularmente osteonecrosis, fracturas osteoporóticas, cataratas y enfermedad cardiovascular, ha sido bien establecido en estudios realizados en las cohortes realizadas en hospitales de Estados Unidos y Canadá.

Sin embargo, a menudo se acepta la morbilidad asociada al uso de prednisona como el precio inevitable a pagar para alcanzar la remisión de la enfermedad”.

Respuesta rápida
La investigación comparó a un grupo de pacientes con nefritis lúpica de la Unidad de Enfermedades Autoinmunes del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de Cruces que fueron tratados con prednisona en dosis medias (en ningún caso superiores a 30 miligramos/día) en pauta rápidamente decreciente y combinada con pulsos de metil-prednisolona, ciclofosfamida e hidroxicloroquina, con otro grupo de control compuesto por pacientes históricos tratados con dosis altas de prednisona y ciclofosfamida.

“Con el nuevo protocolo se obtuvo una respuesta más rápida y más duradera en los pacientes, con una tasa de remisión completa total entre los individuos que recibieron dosis medias de prednisona frente al 70 % de los tratados con dosis altas”. De hecho, la diferencia en la dosis acumulada de prednisona entre ambos grupos fue del 60 %.

Por otro lado, la investigación ha constatado “una incidencia significativamente menor de efectos adversos en el grupo tratado con dosis menores de corticoides, con una total ausencia en estos pacientes de necrosis avasculares, fracturas osteoporóticas o estigmas cushingoides”. La toxicidad por corticoides ha aparecido en el 67 % de los tratados con el protocolo estándar (dosis altas de prednisona). Sólo ha habido efectos indeseados en los tratados con dosis medias de prednisona en un 7 % de los casos.
diciembre 12/2013 (Diario Médico)

Ruiz-Irastorza G, Danza A, Perales I, Villar I, Garcia M, Delgado S, Khamashta M.Prednisone in lupus nephritis: How much is enough?.Autoimmun Rev. 13(2):206-14. 2013 Nov 2.

diciembre 18, 2013 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Enfermedades Autoinmunes, Nefropatías | Etiquetas: , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    diciembre 2013
    L M X J V S D
    « nov   ene »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración