Los viajes largos al espacio, como por ejemplo una misión a Marte, podrían exponer a los astronautas a niveles de  radiación cósmica perjudicial para el cerebro y acelerar la enfermedad de Alzheimer, indicó una investigación estadounidense.

El estudio financiado por la NASA implicó someter a ratones a variadas  dosis de radiación, incluyendo niveles comparables a los que los astronautas experimentarían durante una misión a Marte.

Los ratones expuestos a radiación fueron mucho más propensos a no lograr recordar objetos o lugares, lo cual sugiere un deterioro neurológico precoz.

“La radiación cósmica galáctica representa una amenaza importante para los futuros astronautas”, dijo Michael O’Banion, profesor de la Universidad de Rochester y autor principal del estudio publicado en la revista científica PLoS  ONE.

“Este estudio demuestra por primera vez que la exposición a niveles de radiación equivalentes a una misión a Marte podría producir problemas cognitivos y acelerar los cambios en el cerebro que están asociados con la enfermedad de Alzheimer”.

La NASA planea misiones tripuladas a un asteroide lejano en 2021 y a Marte en 2035. Un viaje de ida y vuelta al planeta rojo podría llevar hasta tres años.

Mientras que el espacio está lleno de radiación, el campo magnético de la Tierra protege en general al planeta y a los seres humanos ubicados en una órbita baja de la Tierra de esas partículas. Pero una vez que los astronautas salen de la órbita terrestre están expuestos a una lluvia de diferente radiación.

En los últimos 25 años, la NASA ha financiado investigaciones para  determinar los riesgos potenciales de los viajes espaciales para la salud  humana, con el objetivo de desarrollar contramedidas y determinar si estos  riesgos pueden poner en peligro las misiones tripuladas prolongadas al espacio  profundo.

Varios estudios anteriores han demostrado el potencial de desarrollar  cáncer, enfermedades cardiovasculares y trastornos musculoesqueléticos por el  impacto de la radiación cósmica galáctica.

Pero el estudio de la Universidad de Rochester examinó el impacto potencial  de la radiación espacial en la neurodegeneración, y, en particular, en los  procesos biológicos en el cerebro que contribuyen al desarrollo de la  enfermedad de Alzheimer.

Los cerebros de los ratones también mostraron signos de alteraciones  vasculares y una mayor acumulación de lo normal de beta amiloide, la proteína  “placa” que se acumula en el cerebro y es una de las características de la  enfermedad.

“Estos hallazgos sugieren claramente que la exposición a la radiación en el  espacio tiene el potencial de acelerar el desarrollo de la enfermedad de  Alzheimer”, dijo O’Banion.

“Este es otro de los factores que la NASA, que está claramente preocupada  por los riesgos para la salud de los astronautas, tendrá que tener en cuenta al  planear futuras misiones”.
enero 6/2013 (AFP)

Tomado del Boletín de Prensa Latina: Copyright 2012 “Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.”

Jonathan D. Cherry, Bin Liu, Jeffrey L. Frost, Cynthia A. Lemere, Jacqueline P. Williams, John A. Olschowka, et. al. Galactic Cosmic Radiation Leads to Cognitive Impairment and Increased Aß Plaque Accumulation in a Mouse Model of Alzheimer’s Disease. PLOS ONE 2012. Doi: 10.1371/journal.pone.0053275.

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    enero 2013
    L M X J V S D
    « nov   feb »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración